Compartir

Planta de brezo: cuidados

 
Por Enrique Arriols. Actualizado: 1 marzo 2019
Planta de brezo: cuidados

El brezo (algunas especies concretas son del género Calluna y del género Erica, como Calluna vulgaris o Erica arborea) es una de las plantas decorativas más comunes en multitud de jardines, aunque de hecho es un arbusto perenne. Se puede encontrar plantado directamente en el suelo o en maceta y, según sea el caso, será necesario aplicarle unos cuidados u otros. Por lo general, podemos considerar que se trata de una planta fácil de cuidar, que no requiere atenciones especiales o diferentes a la mayoría de las plantas decorativas y que, por ello, resulta sencillo de conseguir que luzca fuerte y sano. No obstante, si quieres estar completamente seguro de que el brezo tiene todo lo que necesita para desarrollarse correctamente, sigue leyendo EcologíaVerde y te contamos los cuidados del brezo más importantes y específicos que tienes que tener en cuenta.

También te puede interesar: Cuidados del jazmín de Madagascar

Cuidados del brezo en invierno en exterior

Cuando este arbusto perenne esté en el exterior en época de frío, habrá que tener en cuenta una serie de factores importantes del cuidado del brezo en invierno en exterior:

Ubicación

En primer lugar, hay que tener en presente que el brezo o Erica es una planta que necesita de abundante sol. Por ello, siempre deberá estar ubicado en zonas donde reciba abundante luz, al menos 8 horas de luz al día. Esto puede ser algo más complicado en invierno, cuando las hora de sol al día son más cortas. Por ello, es importante que lo posicionemos en un lugar donde reciba abundante luz.

Temperatura

El brezo es una planta que necesita una temperatura cálida. Por lo general, lo perfecto será que se encuentre entre los 14ºC y los 25ºC. En cualquier caso, no tolerará correctamente las heladas, por lo que los inviernos muy duros pueden poner en riesgo su supervivencia. Si se da el caso, lo más aconsejable es protegerlo con una manta de plástico trasparente durante los meses más fríos.

Riego

Así mismo, otro de los aspectos que habrá que tener en cuenta respecto a los cuidados del brezo en invierno será que no tolera bien el exceso de agua en las raíces, lo que no significa que el suelo tenga que estar seco. De hecho, es importante asegurarse de que el suelo está húmedo, pero siempre evitando encharcar en exceso la tierra. Si esto sucede, lo más probable es que pueda sufrir el ataque de hongos en las raíces, especialmente en invierno, por lo que habrá que estar atentos a su buen estado y regular correctamente el riego acorde a esto. Además, no estaría de más aplicar un antifúngico en el suelo durante los meses de otoño e invierno. Preferiblemente un antifúngico ecológico, formulado a partir de minerales naturales que repelan la acción de los hongos sin llegar a dañar ni modificar el suelo.

Si te gusta tener flores en el exterior incluso en invierno, entonces la variedad de esta planta arbustiva que te recomendamos es la Erica herbacea, conocida como brezo de invierno, brezo de floración invernal o brezo de primavera. Conoce más Plantas de invierno con flores para exterior en este otro artículo de EcologíaVerde.

Planta de brezo: cuidados - Cuidados del brezo en invierno en exterior

Cuidados del brezo en verano en exterior

Por el contrario, cuando llegue el verano, los cuidados más importantes de este arbusto van a girar en torno a la posible falta de agua. Estos son los cuidados principales del brezo en verano:

Ubicación

Como hemos comentado, el brezo es una planta que necesita abundante luz, por lo que el verano va a ser una época apropiada para esta planta. Sin embargo, también es necesario que el suelo permanezca húmedo en todo momento, y es aquí donde tendremos que centrar nuestra atención a la hora de cuidar el brezo o Erica en verano en exterior.

Riego

Aunque no suponga el mismo riesgo que durante los meses de invierno, es importante evitar encharcar el suelo del brezo para que no se pudran las raíces y que tampoco puedan aparecer hongos. Sin embargo, dado que en verano la evaporación de la humedad del suelo será considerablemente mayor, es fundamental que los riegos se lleven a cabo siempre que sea necesario, y siempre evitando que el suelo llegue a secarse. En este sentido, el riego más recomendable será el riego por goteo, ya que evita depositar demasiada agua en la tierra al mismo tiempo que permite aplicarla justo en la cantidad y la zona donde es necesaria.

Abono y floración

A finales del verano, es recomendable aplicar una pequeña cantidad de abono rico en fósforo. Esto permitirá que al año siguiente la floración del brezo sea más potente y que el desarrollo de la planta se lleve a cabo de forma más sana y fuerte.

Planta de brezo: cuidados - Cuidados del brezo en verano en exterior

Cuidados del brezo en maceta en interior

Aunque el brezo sea una planta preeminentemente de exterior, también se puede criar en maceta y tenerla en interiores. Si decides tener esta planta así en tu hogar, sigue estos consejos sobre el cuidado del brezo en maceta en interior:

Ubicación

Como se ha comentado, el brezo es una planta que requiere de abundante luz. Por ello, salvo que se trate de una variedad concreta que tolere mejor entornos interiores, cuando se tenga brezo en una maceta en interiores es muy importante que se coloque cerca de una ventana o fuente de luz lo más abundante posible.

Sustrato o tierra

Así mismo, otro de los factores que habrá que tener en cuenta a la hora de tener una planta de brezo en maceta y en interior es que el sustrato que se utilice tendrá que ser el más adecuado para la planta, ya que la capacidad que tiene de extender sus raíces se verá más limitada que si estuviera plantada directamente en el suelo. En el caso del brezo, se recomiendan sustratos ligeramente ácidos. En todos los casos, que cuenten con un pH inferior a 7. Para ello, bastará con pedir este tipo de sustratos en las tiendas de jardinería.

Riego

Finalmente, otro de los cuidados del brezo en maceta en interior que no podemos descuidar es el riego. Aquí sucederá lo mismo que sucedía con los brezos o Ericas plantadas en el suelo. Mucha agua hará que se pudran las raíces, mientras que demasiada poca podrá hacer que el brezo se seque. Por ello, es fundamental estar muy pendiente de la humedad del sustrato en todo momento. Además, también es fundamental que se evite que se acumule agua en el plato inferior de la maceta, ya que será la principal forma de hacer que las raíces se pudran en el caso de un brezo en maceta. En su lugar, será mejor regarlo poco a poco de forma bastante habitual y, siempre que se haga, retirar el exceso de agua que se drene por los agujeros inferiores de la maceta y queden en el plato.

Significado del brezo o Ericas

La palabra brezo tiene su origen en la palabra celta “Vroikos”, la cual significa “adornar, limpiar o embellecer”.

Las flores de los brezos tienen un significado ligado a la belleza y a la buena suerte. Además, también simbolizan la protección, la admiración y la soledad. Este es significado general, pero según el color de la flor puede variar el significado. Por un lado, las flores de brezo púrpura se relacionan más con la belleza, la admiración y la soledad y, por otro lado, las flores de brezo rosas son más asociadas con la buena suerte y las blancas y las amarillas con la protección.

Dónde comprar la planta de brezo

Si te ha gustado esta planta y ahora quieres adquirirla para sumarla a tu balcón, terraza, jardín o terreno, puedes acudir a distintos sitios.

Para comprar la planta de brezo puedes ir a floristerías, viveros, tiendas especializadas en jardinería (incluso grandes sitios dedicados a los exteriores, tanto para las plantas como para los muebles y la decoración), así como a tiendas online.

Si deseas leer más artículos parecidos a Planta de brezo: cuidados, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Cultivo y cuidados de las plantas.

Escribir comentario sobre Planta de brezo: cuidados

¿Qué te ha parecido el artículo?

Planta de brezo: cuidados
1 de 3
Planta de brezo: cuidados

Volver arriba