Compartir

Planta rayito de sol o Lampranthus: cuidados

 
Por Mª Belén Acosta, Técnica en jardinería y recursos naturales y paisajísticos. 26 septiembre 2019
Planta rayito de sol o Lampranthus: cuidados

El Lampranthus, también conocido como rayito de sol, mesen o uña de gato, es una planta muy utilizada en jardinería y decoración por sus bonitas flores. Además, algunas partes de la planta se consumen como parte de la medicina natural para prevenir y tratar algunas dolencias. Por todo ello, muchas personas quieren tener en su hogar una de estas hermosas plantas.

Si quieres aprender más de los cuidados de la planta rayito de sol o Lampranthus, acompáñanos en este artículo de EcologíaVerde.

También te puede interesar: Plantas ornamentales de sol

Cómo es la planta rayito de sol o Lampranthus

El Lampranthus se trata en realidad de todo un género de la familia Aizoaceae, con unas 250 especies, y son plantas suculentas. Además, son plantas tapizantes que tienen su origen en Sudáfrica, que forman bonitas alfombras con sus coloridas y llamativas flores. Sus hojas, cilíndricas o triangulares y carnosas, también son vistosas y ayudan a que las grandes corolas de las flores de la planta rayito de sol destaquen aún más. Son plantas de rápido crecimiento, que llegan a alcanzar alturas de unos 45 cm. Las flores de Lampranthus, además, se abren y cierran según se alternan el día y la noche, y duran aproximadamente una semana. El florecimiento se da habitualmente en primavera, entre los meses de abril y mayo. Dependiendo de la especie, produce flores de distintas tonalidades, que van del rojo y el naranja al violeta o el blanco.

Algunas de sus especies más conocidas son:

  • Lampranthus spectabilis
  • Lampranthus roseus
  • Lampranthus aurantiacus
  • Lampranthus aureus
  • Lampranthus glaucus
  • Lampranthus multiradiatus
Planta rayito de sol o Lampranthus: cuidados - Cómo es la planta rayito de sol o Lampranthus

Planta rayito de sol o Lampranthus: cuidados básicos

Toma nota de los cuidados básicos de la planta rayito de sol o Lampranthus para tenerla sana en casa:

Clima, ubicación y luz

Esta planta soporta bastante bien las condiciones de calor y sequía, pero en cambio, no lleva bien los climas fríos. Así, a la hora de cuidar tu planta Lampranthus lo primero que debes tener en cuenta es que debes buscarle una ubicación en que la temperatura no decaiga por debajo de los 10ºC, ni siquiera en invierno. Algunas de ellas pueden soportar heladas esporádicas y aisladas, pero si te arriesgas podrías llevarte una desagradable sorpresa.

Respecto a la luz, soportan sin problemas la influencia de la luz solar directa, incluso en zonas de clima cálido. De hecho, es mejor buscarles siempre una ubicación donde reciban una gran cantidad de luz a lo largo del día.

Sustrato para la planta rayito de sol

A parte de esto, es una planta suculenta que no necesita de excesivos cuidados. Se adapta sin problemas a suelos pobres en nutrientes, aunque si la plantas en maceta, lo ideal es que uses sustrato especial para cactus o suculentas. Sí es importante, en cambio, que el suelo o sustrato cuente con un buen drenaje.

Riego y abono para la planta Lampranthus

Como la mayoría de plantas de este tipo, precisan de muy poca agua, así que debes asegurarte de que los riegos son lo bastante espaciados. Riega tu planta rayito de sol sólo cuando la capa superior del sustrato esté completamente seca, y siempre sin encharcarla. Esto debería ser, aproximadamente, cada dos semanas en invierno y dos veces por semana en verano. Ten en cuenta que si la riegas en exceso la planta corre un importante riesgo de sufrir putrefacción en las raíces o de verse atacada por hongos.

No requiere de mucho abonado, con lo que basta con aplicarle abono específico para plantas crasas cada tres semanas en los meses cálidos.

Mantenimiento, plagas y enfermedades

También es importante retirar las flores marchitas cuando llega su temporada de floración en primavera. Haciendo esto, estimulamos en el Lampranthus la producción de nuevas flores, que tapizarán el jardín, maceta o parterre en el que estén con sus bonitos y vivos colores.

Por último, en lo que a plagas y enfermedades se refiere, no es muy habitual que sea atacada por nada, siendo el exceso de humedad su peor enemigo, como ocurre con muchas suculentas. Como mucho, si ves manchas en el envés de las hojas, puede que haya presencia de cochinilla algodonosa, un insecto blanquecino que produce secreciones de tipo ceroso. Si son pocas, es fácil retirarlas manualmente con un algodón mojado en alcohol, o pulverizar agua con jabón neutro sobre la planta, asegurándose después de aclararla bien.

Planta rayito de sol: reproducción

Reproducir esta planta por esquejes es más fácil y práctico que por semillas, aunque estas pueden plantarse en primavera sin complicaciones. Para reproducir una planta Lampranthus por esquejes sigue estos pasos:

  1. Corta una rama de en torno a 10 cm de largo en el inicio de la primavera.
  2. Déjala secar unos 3 días en una zona soleada o de semisombra y después, tras ayudar al extremo inferior con enraizante (recomendamos cualquiera de los enraizantes ecológicos que tú mismo puedes preparar en casa), plántala en una maceta con sustrato específico.
  3. Los primeros días mantenla a la sombra para que tenga tiempo de reponerse, en una zona con temperaturas templadas, y riégala un poco más de lo habitual para mantener el sustrato un tanto húmedo.
  4. Una vez veas brotes nuevos, quiere decir que se ha adaptado por completo y ya es una planta nueva a todos los efectos.

En este otro artículo de EcologíaVerde te contamos más sobre Cómo hacer esquejes.

Planta rayito de sol o Lampranthus: cuidados - Planta rayito de sol: reproducción

Si deseas leer más artículos parecidos a Planta rayito de sol o Lampranthus: cuidados, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Cultivo y cuidados de las plantas.

Escribir comentario sobre Planta rayito de sol o Lampranthus: cuidados

¿Qué te ha parecido el artículo?

Planta rayito de sol o Lampranthus: cuidados
1 de 3
Planta rayito de sol o Lampranthus: cuidados

Volver arriba