Planta rosario: cuidados

Planta rosario: cuidados

La Senecio rowleyanus, habitualmente llamada planta rosario o planta bolitas colgantes, se trata de una planta colgante de la familia de las asteráceas muy popular en jardinería y decoración debido a su peculiar aspecto.

Si te animas a embellecer tu terraza o salón con una de estas bonitas suculentas, sigue leyéndonos en este artículo de EcologíaVerde en que te enseñamos los cuidados de la planta rosario para tenerla en casa y disfrutar de su original aspecto en tu decoración. Descubre que no resulta tan difícil de cuidar.

Planta rosario – características

Estas son las principales características de la planta rosario, una suculenta colgante muy vistosa:

  • Es una suculenta originaria de Sudáfrica.
  • Sus hojas, de forma esférica o redondeada, son un vivo color verde claro que las hace parecidas a pequeñas uvas.
  • Sus flores son menudas y blancas, aunque produce pocas y con escasa frecuencia, solo cuando las condiciones son óptimas para ella.
  • Aunque aguanta los climas templados en exterior, se cultiva habitualmente como planta de interior.
  • Recibe su nombre del aspecto que sus tallos adoptan una vez las hojas esféricas se han desarrollado y llenado de agua.
  • Es tóxica si se ingiere.

Si te gustan este tipo de plantas ornamentales o decorativas, te recomendamos consultar este otro artículo sobre Suculentas colgantes: tipos, cuidados y cómo reproducirlas.

Planta rosario: cuidados - guía práctica

Como resumen rápido, estos son los cuidados más básicos que la planta rosario necesita:

  • La planta rosario necesita de mucha luz, aunque indirecta o de soles con poca intensidad.
  • Precisa de temperaturas templadas, de entre 16 ºC y 25 ºC.
  • Aguanta bien en interiores iluminados, pero exteriores de clima templado le harán más bien.
  • Requiere riegos espaciados y poco abundantes, como suculenta que es.

Luz y ubicación

Este es uno de los puntos más importantes en el cuidado de la planta rosario, y también el culpable de que algunas veces haya quien contradiga el hecho de que sea una planta fácil de cultivar.

La Senecio rowleyanus es una planta que, aunque puede cultivarse en interiores, requiere de grandes cantidades de luz para desarrollarse adecuadamente. Esto quiere decir que, si la ubicas en una habitación con mucha luz natural o cerca de una ventana la planta crecerá adecuadamente, pero en estancias sombrías corres el riesgo de que se marchite.

Si notas que la planta pierde viveza en el tono de sus hojas o que se ablanda o se oscurece, trasládala a una ubicación más luminosa, a ser posible una terraza o balcón, o al menos a una ventana que reciba más luz del sol.

Clima

Como decimos arriba en el resumen, su temperatura ideal es de entre los 16 ºC y 25 ºC, aunque esta planta puede soportar temperaturas bastante más altas sin excesivos problemas, siempre y cuando la mantengas a cubierto de la luz directa del sol muy intenso.

En cambio, no es tan flexible con las temperaturas bajas. Si sometes tu planta rosario a temperaturas por debajo de los 10 ºC de forma prolongada, es muy probable que su salud y vitalidad se vean afectadas muy negativamente e, incluso, que muera.

Riego de la planta rosario

Como casi todas las suculentas, la planta rosario no tolera los excesos de humedad, que pueden provocar que sus raíces se pudran y la planta muera. Por eso, riégala siempre procurando que el sustrato no se encharque, y no tengas la tierra húmeda constantemente.

Sin embargo, tampoco hay que caer en el extremo contrario. No dejes que el sustrato se seque por completo antes de cada riego. Si ves que las hojas de tu Senecio rowleyanus pierden su forma esférica y empiezan a “desinflarse”, es que la planta necesita más humedad y está usando la que almacena en sus hojas.

Comprueba en cada caso la humedad del sustrato, y ajusta los riegos según el clima local. En principio, un riego cada 10-15 días debería ser suficiente, aunque en verano puedes aumentarlo a uno semanal. También puedes probar el riego por inmersión, en cuyo caso sí es mejor dejar que el sustrato se seque por completo en cada ocasión. Lo bueno de este método es que te aseguras de que el agua sobrante es drenada, y de que no queda acumulada en la maceta.

Aquí puedes aprender más sobre Cuándo regar las plantas.

Más consejos para cuidar la planta del rosario

Para terminar, te ofrecemos más consejos sobre los cuidados de la planta del rosario y aspectos a tener en cuenta si la tienes en casa:

  • Como hemos dicho, es una planta cuya ingesta es tóxica, así que mantenla fuera del alcance de mascotas y niños pequeños.
  • Si sus hojas se caen fácilmente en cuanto las tocas, probablemente se deba a un exceso de riego. Si, en cambio, están arrugadas y alargadas, necesitas regarla más.
  • Es una suculenta muy fácil de propagar, incluso con tallos cuyas raíces se han podrido por exceso de humedad. En este otro post te explicamos Cómo reproducir las plantas suculentas.

Si deseas leer más artículos parecidos a Planta rosario: cuidados, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Cultivo y cuidados de las plantas.