Compartir

Podar un cerezo: cuándo y cómo hacerlo

 
Por Mª Belén Acosta. 9 mayo 2019
Podar un cerezo: cuándo y cómo hacerlo

Los Cerasus, llamados comúnmente cerezos o guindos, son todo un subgénero de árboles frutales pertenecientes al género Prunus. Estos árboles son muy apreciados tanto por sus sabrosas frutas, las cerezas, como por sus bonitas flores de tonos rosados o blancos. Tanto es así, que en Japón, el sakura, que es como llaman a sus cerezos en flor, es todo un símbolo nacional que disfruta de un festival propio.

En este artículo de EcologíaVerde vamos a ver cuándo y cómo podar un cerezo para sacarle el máximo partido a sus frutos y a su belleza.

También te puede interesar: Podar un limonero: cómo y cuándo hacerlo

Cuándo podar un cerezo

Como la gran mayoría de árboles, el cerezo no debe podarse en invierno. La escasa actividad de la planta en esta época provoca que la savia circule menos y, por tanto, que los cortes tarden más en cicatrizar, haciendo el árbol más susceptible a los ataques de hongos o infecciones. Teniendo esto en cuenta, hay que diferenciar dos tipos de poda en el cerezo.

  • La poda de formación se debe hacer entre febrero y marzo para darle al cerezo una estructura adecuada, y esta se lleva a cabo especialmente durante los primeros 4 años de vida del árbol.
  • La poda de producción se lleva a cabo en árboles que tienen al menos unos 3 o 4 años de edad, a los que ya hemos dado la estructura deseada y en los que se busca estimular una mayor producción de frutos. El mejor momento para llevar a cabo la poda de producción es a principios de otoño, cuando el árbol ya ha dado todas sus cerezas.
Podar un cerezo: cuándo y cómo hacerlo - Cuándo podar un cerezo

Cómo podar un cerezo según su forma

A la hora de realizar la poda de formación de un cerezo hay muchos patrones posibles a seguir, aunque las formas más comunes son la de pirámide y la de volumen.

Cómo podar un cerezo en pirámide

Para la forma de pirámide deja unos 80 cm de tronco principal en la primera poda, y estructura las ramas laterales en pisos, dejando entre 3 y 4 pisos con alrededor de 5 ramas secundarias por piso. Se aconseja dejar una diferencia de altura de en torno a los 80 cm entre pisos. Esta estructura es muy popular porque forma árboles de no más de unos 3 metros de altura con muchos frutos, que resultan fáciles de recolectar.

Cómo podar un cerezo para darle volumen

La forma de volumen diferencia a su vez dos técnicas diferentes. La técnica de vaso reducido produce troncos muy pequeños de no más de 25 cm, pero con hasta 20 ramas ascendentes que se dejan crecer con una longitud de hasta 1,5 metros, provocando así una gran capacidad de fructificación. La técnica de vaso regular, en cambio, produce tallos principales más largos de hasta 60 cm, con ramas ascendentes que no se despuntan hasta los 60 cm.

Cómo podar un cerezo para producción

La poda de producción es muy sencilla, y con ella simplemente buscamos mantener el árbol en la mejor salud y estado de producción posibles. Sólo tienes que despuntar las ramas que crezcan excesivamente altas para no dificultar la recolección, además de eliminar los chupones que aparezcan en el tronco. Como siempre, poda también las ramas que entorpezcan el crecimiento de las principales, además de las que parezcan débiles o enfermas.

Podar un cerezo: cuándo y cómo hacerlo - Cómo podar un cerezo según su forma

Consejos para la poda del cerezo

Hay algunos consejos generales que seguir a la hora de podar tu cerezo:

  • Sin importar la opción que hayas elegido para dar forma a tu cerezo, las ramas ascendentes que te interesa desarrollar son aquellas que crecen con una inclinación de unos 60 grados. Las ramas de esta inclinación permiten una estructura adecuada que no tapa en exceso la luz a las inferiores.
  • Si quieres que tu cerezo dé frutas más grandes, puedes eliminar algunas ramas laterales con yemas en flor. Esto hará que tu cerezo dé un menor número de frutos, pero que éstos sean mayores.
  • Por último, recuerda que es muy importante esterilizar tus tijeras o tenazas de poda, o el árbol corre el riesgo de sufrir infecciones por las heridas sufridas.

Cómo hacer esquejes de cerezo y plantarlos

Es posible propagar los cerezos mediante esquejes. Para hacer esquejes de cerezo y plantarlos, sigue estas instrucciones:

  1. Los esquejes de cerezo deben cortarse en invierno, cuando el árbol mantiene una actividad más baja, pero hay que cuidar la cicatrización de la lesión, por ejemplo aplicando un antifúngico natural como la canela. Aquí puedes conocer más Fungicidas caseros para árboles frutales.
  2. Corta los esquejes en secciones de unos 20 cm o 25 cm, con unas tijeras de poda o un cuchillo afilado debidamente desinfectado.
  3. Empapa los esquejes en enraizante durante unos 10 o 15 minutos. Puedes adquirirlo en cualquier tienda de jardinería o fabricar uno tú mismo.
  4. Prepara un recipiente lo bastante grande con un sustrato de tierra y turba. Haz agujeros de unos 6 cm de profundidad y planta en ellos los esquejes. Asegúrate de que el recipiente ofrece un buen drenaje y riégalo para que quede húmedo, siempre sin llegar a encharcarse.
  5. Mantén la maceta o recipiente en una zona luminosa pero en que no reciba el sol directamente, y mantén la humedad mientras los esquejes se desarrollan.

En este otro post de EcologíaVerde te contamos más sobre Cómo hacer esquejes.

Si deseas leer más artículos parecidos a Podar un cerezo: cuándo y cómo hacerlo, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Plantas de exterior.

Escribir comentario sobre Podar un cerezo: cuándo y cómo hacerlo

¿Qué te ha parecido el artículo?

Podar un cerezo: cuándo y cómo hacerlo
1 de 3
Podar un cerezo: cuándo y cómo hacerlo

Volver arriba