Compartir

Semillas: qué son y tipos

 
Por Mª Belén Acosta, Técnica en jardinería y recursos naturales y paisajísticos. 6 febrero 2020
Semillas: qué son y tipos

Por lo general, todos sabemos qué es una semilla: esa parte dura en la mayoría de frutos que, si se siembra en las condiciones adecuadas, puede dar lugar a una nueva planta. Y aunque una definición tan básica y sencilla como esta es correcta en la gran mayoría de casos, lo cierto es que estos pequeños tesoros de la evolución tienen una importancia enorme en una parte muy grande del reino vegetal, por lo que vale la pena pararse a observarlas y conocerlas en profundidad.

Si quieres aprender más acerca de qué son las semillas, cuál es su función, sus partes y los tipos que hay, acompáñanos en este artículo de EcologíaVerde.

Qué son las semillas – definición

Si buscamos dar una definición más exacta, una semilla es una parte de las plantas con flores (o fanerógamas), que habitualmente se encuentra en el interior del fruto y que tiene en su interior el embrión que, bajo circunstancias favorables, puede dar lugar a una nueva planta.

Además, la semilla es el resultado de la reproducción sexual de la planta, por lo que el nuevo espécimen que crezca será ligeramente distinto de las plantas de las que ha surgido. La semilla contiene, además del embrión, nutrientes para este, como veremos más adelante.

Semillas: qué son y tipos - Qué son las semillas – definición

Función de las semillas

Las semillas cumplen en las plantas espermatofitas o fanerógamas exactamente la misma función que los huevos en los animales ovíparos. Son su forma de propagarse y de hacer crecer su población. La principal diferencia con este sistema en los animales, las plantas no cuentan con su libertad de desplazamiento ni muchas de sus capacidades. Debido a esto, han tenido que desarrollar distintas formas de colonizar nuevos territorios. Las semillas contenidas en los frutos o flores son uno de los más exitosos resultados de esta carrera por la supervivencia.

La mayoría de frutos tienden a albergar semillas en su interior. Cuando el fruto cae al suelo, o cuando es consumido por algún animal, las semillas acaban llegando a la tierra, esparcidas por acción de los elementos, como el viento, o de los propios animales. Muchas semillas siguen siendo capaces de germinar incluso después de haber pasado por todo el aparato digestivo de un animal, contribuyendo así a la propagación por terrenos lejanos a la planta de origen.

Además, parte de la importancia de la semilla radica en su capacidad de retardar su “nacimiento” o germinación hasta que las circunstancias sean las adecuadas. Una semilla que cae al suelo cuando las condiciones de temperatura o humedad no son las adecuadas, si no lo son no germinará hasta que estas mejoren.

Muchas de ellas pueden pasar largos periodos de tiempo en estado de espera, protegidas por su capa exterior hasta que llegue el momento de la germinación de las semillas. Esta distinción, que podría parecer pequeña, supone un gran incremento en las probabilidades de éxito de la futura planta.

Hay muchos tipos de semillas, que siguen distintas estrategias para alcanzar una propagación lo más efectiva posible, pero todas ellas buscan cumplir este mismo objetivo.

Partes de la semilla

Desde fuera las semillas pueden parecer compactas y homogéneas, pero en su interior se pueden distinguir varias partes muy bien diferenciadas. Estas son las principales partes de la semilla:

  • Embrión: el embrión es, como en los animales, la pequeñísima planta a partir de la cual se desarrollará el nuevo espécimen. Está contenido en el interior de la semilla en estado aletargado, esperando el momento de germinar. Dentro del propio embrión se distinguen 4 partes:
  • Radícula: es la primera raíz del embrión. A partir de ella surgirán todas las otras raíces de la planta.
  • Plúmula: una yema, en el extremo enfrentado a la radícula.
  • Hipocotilo: el espacio entre las dos partes anteriores. Cuando crezca, formará un tallo.
  • Cotiledón: puede ser solo uno o dos, dependiendo de si la plata es monocotiledónea o dicotiledónea. Son las primeras hojas de la planta, que no son hojas verdaderas como tal. Aquí te explicamos más sobre Qué es un cotiledón, sus características y funciones y en este otro post puedes conocer Qué son las plantas monocotiledóneas y ejemplos.
  • Endospermo: esto ocupa la mayor parte del volumen de la semilla, y es una reserva de nutrientes y alimento para que el embrión se alimente de él en sus primeras etapas de desarrollo. Habitualmente está compuesto principalmente de almidón. También se le llama albumen.
  • Epispermo: es la capa exterior, que en muchos casos es dura y aísla el embrión y el endospermo de los depredadores y amenazas.

Aprende más sobre las Partes de la semilla y sus funciones con este otro artículo de EcologíaVerde.

Semillas: qué son y tipos - Partes de la semilla

Tipos de semillas

Hay una gran cantidad de tipos de semillas, que la agricultura actual ha diferenciado según sus usos y utilidades. Estas son algunas de las principales:

  • Criollas: las semillas criollas son aquellas que se han adaptado a un entorno determinado, ya sea por intervención del hombre o por selección natural. Son propias de la agricultura ecológica y tradicional.
  • Mejoradas: como su nombre indica, son semillas que han pasado por distintos procesos y técnicas de selección, como la polinización controlada, para optimizar determinadas características suyas.
  • Baby: estas han sido modificadas para que la planta no llegue a desarrollarse del todo, produciendo plantas más tiernas y dulces.
  • Híbridas: las semillas de híbridos son el fruto de cruzar dos variedades distintas. Habitualmente son plantas muy fuertes y con una gran capacidad de producción y crecimiento.

Si deseas leer más artículos parecidos a Semillas: qué son y tipos, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Biodiversidad.

Escribir comentario sobre Semillas: qué son y tipos

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?

Semillas: qué son y tipos
1 de 3
Semillas: qué son y tipos

Volver arriba