Compartir

Algarroba: propiedades, beneficios y contraindicaciones

 
Por Mª Belén Acosta, Técnica en jardinería y recursos naturales y paisajísticos. 6 abril 2020
Algarroba: propiedades, beneficios y contraindicaciones

La algarroba es otro de los grandes alimentos que parecen estar redescubriéndose por el público general en los últimos años. Se trata de una legumbre muy nutritiva que puede competir con el cacao y que, a diferencia de este, tiene un bajísimo contenido en grasa de solo un 1%. Por ello, es muy usada para sustituir al cacao en variedad de platos. Además, nos aportar variedad de beneficios al consumirla de distintas formas, pues tiene un composición nutricional muy rica.

Si quieres aprender más acerca de la algarroba, sus propiedades, beneficios, cómo consumirla y contraindicaciones, acompáñanos en este artículo de EcologíaVerde.

Qué es la algarroba

La algarroba es el fruto del algarrobo, una especie de nombre científico Ceratonia Siliqua. Se trata de un árbol de hasta 20 metros de altura, que tiene una longevidad de hasta 200 años. El árbol es de origen mediterráneo, aunque actualmente está mucho más extendido, y da una conocida legumbre oscura.

Esta leguminosa da sus frutos en vainas, que son verdes al inicio y se secan y aplanan conforme maduran. En el interior de estas vainas se encuentran las semillas de la algarroba, que son las que se consumen de distintas formas.

Algarroba: propiedades

Según qué parte se consuma, la algarroba cuenta con una gran cantidad de propiedades que se han ido descubriendo y estudiando a lo largo de muchos años. Estas son las principales propiedades de la algarroba:

  • La corteza del árbol es astringente, antiinflamatoria y antirreumática.
  • La pulpa de la algarroba comparte las propiedades astringentes de la corteza, y además es antidiarreica y digestiva. Su alto contenido en pectina la hace también bactericida, antiviral, coagulante, anticancerígena y un buen remedio contra el colesterol.
  • La pulpa de la algarroba también es adelgazante y saciante.
  • La goma de algarroba tiene efecto antiregurgitación en bebés.
Algarroba: propiedades, beneficios y contraindicaciones - Algarroba: propiedades

Para qué sirve la algarroba: beneficios y usos

Dada su amplia lista de propiedades, no cuesta imaginar que podemos dar muchos usos beneficiosos a esta legumbre. ¿Para qué sirve la algarroba? Estos son sus principales beneficios de la algarroba y sus usos:

  • Uno de los más evidentes es lo provechoso que resulta su consumo para los celíacos, ya que la harina de algarroba no contiene gluten.
  • Los diabéticos también pueden aprovecharse mucho de su consumo, ya que su alto contenido en fibra y proteínas ayudan a reducir los niveles de azúcar en el flujo sanguíneo tras las comidas. No obstante, como también contiene carbohidratos, hay que tenerlo en cuenta para ajustar lo mejor posible las dosis de insulina. Si eres diabético y quieres consumir algarroba, consulta primero con tu médico cómo considerarla en tu dieta en concreto.
  • Los que están en procesos de pérdida de peso se encontrarán con que esta legumbre permite la elaboración de productos dulces sin grandes cantidades de azúcar, suponiendo así un pequeño capricho que ayude a hacer más llevadera la dieta, todo ello sin incurrir en un alto consumo de calorías.
  • La harina de algarroba, que se elabora con la semilla, es muy utilizada en la industria alimentaria, especialmente en la elaboración de helados y repostería, ya que resulta un excelente espesante. Además, la algarroba como sustituto del chocolate también resulta una gran opción, más baja en grasas.
  • El consumo de polvo de algarroba ayuda a reducir los niveles de colesterol en sangre, especialmente los del considerado colesterol malo, gracias a su gran contenido en taninos.
  • La algarroba también puede usarse para tratar las diarreas. Resulta útil en aquellas diarreas provocadas por virus o bacterias, ya que al consumirla, sus efectos bactericidas y virucidas se hacen notar en nuestro intestino, y además contiene fibras que ayudan a la recuperación del tránsito intestinal.
  • Además, la crema de algarroba resulta un probado remedio contra los vómitos y regurgitaciones de los bebés. Su consumo ayuda a los más pequeños a reducir el número de regurgitaciones, sin afectar a los procesos digestivos.

Cómo consumir algarroba

¿Cómo tomar algarroba? Pues la algarroba puede consumirse de diversas formas, aquí te detallamos algunas:

  • Lo habitual es que cuando la adquiramos, venga en forma de polvo tostado o harina de algarroba.
  • Se puede consumir simplemente añadiendo la harina a líquidos calientes, ya que es soluble en estos. Esto es útil para elaborar salsas con ella o incluso bebidas. Si tenemos que añadirla a un líquido frío, conviene añadir solo un poco de líquido y remover hasta que se hace una pasta, para luego añadir el resto.
  • Poner la harina de algarroba en un especiero es una muy buena forma de añadirla a la leche caliente como producto natural sustituto del cacao.
  • En repostería, se puede utilizar para elaborar dulces y bizcochos. Estos tendrán un color más oscuro de lo habitual y un sabor intenso. Para acostumbrar al paladar, podemos introducirla en pequeñas cantidades que iremos aumentando al gusto.
  • También existe la opción de comer algarroba cruda. Esta está considerada un superalimento y es especialmente apreciada por los seguidores de dietas crudívoras o raw. Para ello, deberemos buscar algarrobas enteras o molidas que no hayan sido tostadas.
Algarroba: propiedades, beneficios y contraindicaciones - Cómo consumir algarroba

Cómo hacer harina de algarroba

Para hacer harina de algarroba solo necesitas seguir estos sencillos pasos:

  1. Seca las algarrobas al sol durante hasta una semana si tú mismo las has recogido. Después, asegúrate de lavarlas adecuadamente y secarlas.
  2. Puedes sacar las puntas de las semillas para comprobar que no tienen gusanos u otros parásitos, que se acumulan habitualmente en los extremos.
  3. Trocéalas o, si tienes suficiente espacio en el horno, mételas enteras sin amontonarlas. El punto de dorado va un poco a gusto del consumidor, así que irás viendo cómo te gustan más. También puedes tostarlas en sartén.
  4. Una vez se hayan enfriado, pasamos a molerlas y tamizarlas y, ¡listo, ya tienes tu harina de algarroba!

Algarroba: contraindicaciones

Las principales contraindicaciones de la algarroba son:

  • Los alérgicos a los frutos secos podrían encontrar problemas en su consumo, por lo que es mejor que lo eviten.
  • Se recomienda que las personas con anemia eviten el consumo de algarroba.

Como efecto secundario posible de esta legumbre, cabe destacar que por alta cantidad de fibras puede provocar flatulencias cuando se consume en grandes cantidades. Pese a todo, no es un problema grave más allá de la molestia ocasional.

Si te ha gustado descubrir las propiedades de la algarroba, sus beneficios y contraindicaciones, te invitamos a conocer también el Germen de trigo: propiedades, beneficios y contraindicaciones y la Maca: propiedades, para qué sirve, beneficios y cómo tomarla.

Si deseas leer más artículos parecidos a Algarroba: propiedades, beneficios y contraindicaciones, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Remedios naturales.

Escribir comentario sobre Algarroba: propiedades, beneficios y contraindicaciones

¿Qué te ha parecido el artículo?

Algarroba: propiedades, beneficios y contraindicaciones
1 de 3
Algarroba: propiedades, beneficios y contraindicaciones

Volver arriba