Compartir

Cómo fumigar las plantas con productos naturales

 
Por Enrique Arriols. 29 octubre 2018
Cómo fumigar las plantas con productos naturales

El cuidado de las plantas requiere más atención que simplemente regarlas de vez en cuando. En este sentido, uno de los cuidados más importantes que tenemos que tener en cuenta siempre que queramos tener unas plantas sanas y bonitas es protegerlas contra las plagas. Para ello, es necesario fumigar productos específicos que actúen como protectores contra las plagas concretas que queramos eliminar y, a la hora de escoger estos productos, es importante que tengamos en cuenta que los productos naturales van a ser más respetuosos con las plantas, por lo que deberán ser la primera opción por la que decantarnos. Si quieres saber cómo fumigar las plantas con productos naturales sigue leyendo EcologíaVerde y te lo contamos.

También te puede interesar: Consejos para fumigar el jardín

Por qué usar productos naturales para fumigar las plantas

Hoy en día podemos encontrar multitud de productos sintéticos destinados a la eliminación de las plagas de las plantas. Estos productos son muy efectivos. Sin embargo, también son peligrosos, muchas veces tanto para la planta, para las personas y los animales que viven en casa como para el medio ambiente en general. Hay que tener en cuenta que la mayoría de los productos sintéticos son tan eficaces porque contienen productos tóxicos. Su función es eliminar una plaga y, para ello, es necesario que actúen como veneno de dicha plaga.

Sin embargo, esto también hace que tengan efectos secundarios que, aunque puede que a priori no se vean, sí que están ahí y afectan de forma importante al ecosistema. Por un lado, hay que tener en cuenta que se trata de productos sintéticos y tóxicos que, aunque están formulados para plantas, esto no significa que sean inocuos par ellas y su entorno. Por lo general, usados de forma correcta, es decir, siguiendo las instrucciones del fabricante, no debería suponer un riesgo para la planta. Sin embargo, un uso elevado podría conllevar daños o incluso la muerte de la planta. Por ello, suponen más riesgos que los productos naturales que aunque tampoco son siempre inocuos no tienen el mismo nivel de riesgo, es decir que los productos naturales para fumigar plantas son más seguros.

En segundo lugar, se trata de productos tóxicos y, por ello, están identificados con los iconos o símbolos que avisan de que deben "mantenerse fuera del alcance de los niños". Naturalmente, una persona adulta no va a consumir este tipo de productos por accidente. No obstante, en hogares donde haya niños y animales domésticos, sí que es un riesgo real que habrá que considerar. Por el contrario, el uso de productos naturales elimina este riesgo innecesario.

Finalmente, también hay que considerar que el uso de productos plaguicidas sintéticos conlleva daños para la plaga y para otros tipos de organismos que, en muchos casos, son positivos para la planta. Los productos sintéticos, precisamente debido a la potencia que tienen, eliminar prácticamente cualquier organismo que entre en contacto con la planta. Esto incluye, por ejemplo, a los insectos polinizadores, como las abejas, que son beneficiosas y necesarias para muchas especies vegetales. Es el caso de los neonicotinoides, aquí te contamos Qué son los neonicotinoides y su efecto en las abejas y el entorno.

Además, estos productos sintéticos tardan mucho tiempo en descomponerse, por lo que terminan en otros ecosistemas arrastrados por el agua, donde sus efectos continúan siendo desastrosos para muchas formas de vida.

Cómo fumigar las plantas con productos naturales - Por qué usar productos naturales para fumigar las plantas

Qué tipos de plagas pueden atacar a las plantas

A la hora de usar un producto natural para fumigar una planta, ya se trate de fumigar en el jardín, el huerto o dentro de casa, lo primero que habrá que tener claro es qué tipo de plaga queremos eliminar en las plantas: bacterias, virus, hongos o insectos.

En este sentido, no será lo mismo una enfermedad en la planta causada por una bacteria que una causada por un hongo, un virus o por un insecto, no serán los mismos problemas y síntomas y se seguirá el mismo tratamiento. Así mismo, también habrá que tener en cuenta el lugar de la planta donde se localiza, puesto que no será lo mismo una plaga ubicada en las hojas que en las raíces, por ejemplo.

De esta manera, una vez que tengamos bien localizada e identificada el tipo de plaga al que nos enfrentamos, adaptaremos el producto natural de manera específica a las necesidades de cada situación.

Qué productos naturales usar para fumigar las plantas

Hay que tener en cuenta que la cantidad de productos naturales que podemos usar para fumigar una planta contra una plaga es amplísimo. De hecho, incluso se pueden encontrar productos naturales como fungicidas o insecticidas naturales preparados y comercializados en tiendas de jardinería. En este caso, se trata de productos naturales pero que vienen presentados en un formato de comercio tradicional, pero cuyos componentes son naturales, es decir, no usa ningún ingrediente sintético creado de manera artificial.

Por el contrario, si lo que queremos es usar productos naturales y caseros, el mejor lugar para empezar a buscar será la cocina, donde el uso de diferentes plantas y fórmulas van a sernos de gran ayuda a la hora de crear una solución para fumigar las plantas contra diferentes plagas.

Ajo

El ajo es una de las plantas más efectivas a la hora de constituir un plaguicida natural. Actúa contra bacterias, hongos e insectos. Para ello, bastará con machacar un par de dientes de ajo y dejarlos macerar 48 horas en agua. Pasado este tiempo, se podrá fumigar sobre las zonas afectadas de la planta.

Canela

La canela es otro de los productos de la cocina que tiene efectos plaguicidas. En este caso, se trata de un fungicida especialmente potente. Para aplicarlo, lo más recomendable será disolver la canela en agua, dejarlo macerar al menos 24 horas y aplicarlo sobre las zonas afectadas por hongos en la planta.

Jabón potásico

Este jabón natural es una de las formas más efectivas de acabar con plagas como la mosca blanca, los pulgones, la araña roja o las cochinillas entre otros insectos dañinos para la planta. Basta con disolver un poco de este jabón en agua y aplicar con un fumigador sobre las zonas afectadas.

Cola de caballo

Esta hierba que generalmente se usa en infusión para combatir la retención de líquidos, también es un potente fungicida. Para aplicarlo, bastará con fumigar la infusión sobre la planta afectada por hongos.

Azufre

El azufre es un compuesto natural que actúa como fungicida y acaricida. Su aplicación deberá realizarse con cuidado, ya que se trata de un compuesto natural, pero igualmente muy potente. Se suele comercializar ya formulado en forma de fungicida natural, por lo que será una buena forma de asegurarse de que no sobrepasamos la dosis recomendada.

Propóleo

Esta sustancia producida por las abejas es uno de los fungicidas más potentes que encontramos en la naturaleza. De hecho, las abejas lo usan para mantener a raya los hongos en sus propias colmenas. Para aplicarlo se disolverá una parte en agua y se aplicará con un fumigador sobre la parte afectada de la planta.

Cómo fumigar las plantas con productos naturales - Qué productos naturales usar para fumigar las plantas

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo fumigar las plantas con productos naturales, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Cuidado del jardín.

Escribir comentario sobre Cómo fumigar las plantas con productos naturales

¿Qué te ha parecido el artículo?

Cómo fumigar las plantas con productos naturales
1 de 3
Cómo fumigar las plantas con productos naturales

Volver arriba