Compartir

Cómo podemos ayudar a cuidar los árboles

 
Por Enrique Arriols. 7 agosto 2018
Cómo podemos ayudar a cuidar los árboles

Los árboles son uno de los recursos naturales más preciados que tenemos y, a pesar de ello, también es uno de los más maltratados a diario. Los árboles nos ayudan de muchas formas, desde producir el oxígeno que respiramos, a ayudar a paliar los efectos del cambio climático y el efecto estufa en los grandes núcleos urbanos.

Por ello, es fundamental que, tanto instituciones públicas como ciudadanos particulares, nos comprometamos con su protección y defensa. Si quieres saber cómo podemos ayudar a cuidar los árboles, sigue leyendo EcologíaVerde y te contamos un montón de maneras efectivas para conseguirlo.

Por qué es importante cuidar los árboles

Es importante tener en cuenta que los árboles son una de las principales fuentes de oxígeno que tenemos en nuestro planeta. Gracias a ellos, aumenta la presencia de este gas en la atmósfera y disminuye el CO2, principal causante del efecto invernadero y, en consecuencia, del cambio climático a nivel global.

Solo por estos dos beneficios ya existen razones suficientes como para cuidar los árboles. Sin embargo, sus beneficios van mucho más allá, aunque muchas veces no seamos conscientes de ello. Los árboles son especialmente importantes para contrarrestar la presencia de contaminantes en la atmósfera, lo que se convierte en algo esencial en las ciudades. De hecho, se trata de la mejor forma de depurar el aire contaminado, lo que repercutirá de forma directa en la salud de las personas y animales que vivan en un núcleo urbano altamente poblado por árboles.

Así mismo, estos mismos árboles ubicados en los núcleos urbanos nos protegen del calor y las altas temperaturas en verano, por lo que son la mejor forma de contrarrestar el denominado efecto estufa, que se produce cuando el calor penetra en las estructuras de asfalto y hormigón y estas terminan convirtiéndose en placas que irradian calor durante la noche. Los árboles ayudan a evitar este efecto, evitando que se produzcan islas de calor y permitiendo que las temperaturas sean más estables.

De este modo, es fundamental que se lleven a cabo acciones concretas que ayuden a cuidar los árboles ya existentes, así como a aumentar su presencia en las ciudades y en los entornos rurales deforestados.

Cómo podemos ayudar a cuidar los árboles - Por qué es importante cuidar los árboles

Qué pueden hacer las Administraciones Públicas para ayudar a cuidar los árboles

Algunas de las acciones para cuidar a los árboles que pueden llevar a cabo desde los poderes públicos son las siguientes:

Dedicar parte de los presupuestos públicos a cuidar de los árboles

Puede parecer algo muy evidente, pero no siempre se realiza. Cuidar de los árboles, así como ampliar la masa forestal existente cuesta dinero, y la única forma de obtener ese dinero es destinando una parte de los presupuestos públicos a esta acción.

Planes de reforestación

Además de cuidar de los árboles ya presentes, una parte de ese presupuesto público se debe destinar a la ejecución de planes de reforestación que permitan ampliar la masa forestal presente, tanto dentro como fuera de las ciudades.

En este otro artículo te explicamos Qué es la reforestación y su importancia.

Desarrollar un buen plan de silvicultura y prevención de incendios

Otro de los aspectos más importantes a la hora de proteger los árboles pasa por evitar los incendios. Esto solo se puede hacer mediante una actuación correcta en materia de silvicultura y de vigilancia forestal, así como de un plan de prevención y de actuación en caso de incendio que permita su rápido control y extinción.

Consulta en este otro artículo de EcologíaVerde las Consecuencias de un incendio forestal.

Plantar árboles autóctonos de la zona

Otro de los elementos que se tienen que tener en cuenta a la hora de llevar a cabo planes de reforestación (tanto si se trata de organismos públicos o privados quienes los ejecutan) es que se escojan árboles autóctonos de la zona.

Esto, además de respetar el ecosistema inicial, va a permitir reducir el gasto en riesgo y mantenimiento, así como aumentar las posibilidades de que el árbol en concreto crezca y se desarrolle de forma sana y efectiva. En este sentido, es fundamental entender que, frente al argumento estético, debe primar el práctico, lo que implica escoger árboles que se desarrollen de forma adecuada, y no solo que sean “bonitos”.

Aprobar y aplicar leyes que protejan los árboles y el patrimonio natural

Otro elemento fundamental que recae en la Administración pública es el de aprobar leyes que protejan los árboles en todos los ámbitos posibles, ya sean agrícolas, ganaderos, industriales, urbanos o de cualquier otra índole. Un buen ejemplo serían leyes que penasen con mayor gravedad las acciones de los pirómanos en los montes, así como leyes urbanísticas que garanticen que, un suelo quemado, no pueda ser edificable bajo ningún concepto.

Cómo podemos ayudar a cuidar los árboles a nivel particular

Así mismo, aunque los organismos públicos juegan un gran papel a la hora de proteger los árboles y los bosques, los ciudadanos también tenemos mucho poder gracias a nuestras acciones individuales del día a día. Algunas de las más importantes acciones que podemos llevar a cabo a nivel particular para cuidar los árboles son las siguientes:

Evitar hacer fuegos en zonas boscosas o con riesgo de incendio

La mayoría de los incendios que se producen de forma accidental se deben a barbacoas, cristales y vidrios tirados al suelo o a colillas de cigarrillo mal apagadas. En este sentido, es fundamental evitar hacer fuegos en zonas en las que, además de estar prohibido, pueda suponer un riesgo de incendio. Así que lo mejor es hacer barbacoas solo en zonas habilitadas para ello, no dejar residuos en los suelos de los bosques y campos, así como no dejar cigarros ni mucho menos sin apagar del todo.

Comprar maderas procedentes de plantaciones sostenibles

Otra de las formas con las que los ciudadanos podemos cuidar de los árboles es mediante la compra de maderas que procedan de plantaciones sostenibles. Es decir, que no procedan de bosques primarios o de lugares de dudosa procedencia. La mejor forma de asegurarnos de que esto es así es buscando el sello que lo certifica.

Reciclar papel y cartón

Por otro lado, el reciclaje de papel y cartón ayuda a reducir la demanda de madera nueva con la que producir este material. Por ello, reciclando el papel y el cartón que usamos y está en buenas condiciones para ello, mejoramos la salud de los bosques y de los árboles en general. Recuerda que estos materiales van al contenedor azul, aquí puedes consultar Qué se recicla en el contenedor azul para saber qué productos exactamente pueden ir en este para ser reciclados.

Consumir menos papel y cartón

Reciclar es una buena forma de proteger los árboles. Pero si consigues reducir tu consumo de papel y cartón evitarás que muchos terrenos tengan que ser destinados a la plantación de árboles para madera y papel, por lo que tu acción será todavía más efectiva.

Participar en programas de reforestación

Una forma muy activa y tangible de cuidar los árboles es participar en actividades de reforestación. Estas actividades suelen ser llevadas a cabo por ONG o programas de la Administración pública, lo que ayuda a que sean más amenos y a que cuenten con todos los materiales necesarios para llevarlas a cabo. No obstante, si se quiere hacer de forma individual o solo con nuestros amigos y familiares, también es una opción.

Colaborar en organizaciones con programas de reforestación

En el caso de que lo de salir al campo a plantar árboles no sea lo que más te apetece, otra opción es colaborar económicamente con organizaciones que hacen este trabajo por ti. Actualmente, existen diferentes asociaciones y ONG que llevan a cabo este tipo de labores de forma altruista. Sin embargo, necesitan dinero con el que financiar este tipo de actividades. Ahí es donde la labor del ciudadano anónimo es indispensable.

Consumir productos de empresas responsables con los bosques

Este es, quizás, una de las acciones más poderosas que tenemos los ciudadanos para influir en la salud de árboles, así como en casi cualquier aspecto que favorezca las actividades ecológicas por parte de las grandes empresas. Imagina que llegas al supermercado y tienes que escoger entre dos productos, y sabes que uno de ellos está elaborado con un aceite que ha sido plantado en un terreno deforestado expresamente para ello (por ejemplo aceite de palma procedente de la región amazónica), mientras que el otro ha sido plantado en un terreno local sin que se haya tenido que deforestar ninguna hectárea de bosque para ello. ¿Cuál crees que será mejor que compres?

Otro ejemplo de un producto que está de moda son Las gafas de sol de madera y corcho, como las que te enseñamos en este otro artículo, que son totalmente ecológicas, reutilizables y reciclables, mucho mejor que unas de madera de plantación en la que se ha deforestado o que unas de plástico.

Hacer un uso responsable del agua

Otro aspecto que ayuda a cuidar los árboles es el uso responsable del agua. El agua es un recurso natural mucho más escaso de lo que parece, debido, precisamente, a la gran dependencia que tenemos de ella. Los árboles necesitan agua para vivir, así que, toda el agua que consigas ahorrar, ayudará a poder hacer un mejor uso de la misma, favoreciendo que se puedan regar aquellas zonas que lo necesitan y a que los acuíferos se encuentren en buenas condiciones.

Educar a los niños para que aprendan el valor de los árboles

Otro elemento fundamental para cuidar los árboles consiste en que, las nuevas generaciones, sean conscientes de lo importantes que son. Para ello, es fundamental enseñárselo a los niños desde pequeños a través de la educación ambiental, lo que conseguirá formar adultos responsables y comprometidos con el medio ambiente.

Presionar a los Ayuntamientos protejan y amplíen zonas verdes

Aunque ya hemos hablado de las acciones que pueden llevar a cabo las Administraciones públicas, los ciudadanos podemos pedirles que las implementen, así como proponer soluciones que después sean aplicadas desde las instituciones públicas. Aunque todos los niveles políticos deben colaborar, las administraciones locales, con la figura del Ayuntamiento a la cabeza, son las que más cerca están de los ciudadanos, lo que permite que sea más fácil que nos escuchen y que tomen en consideración nuestras peticiones en materias de protección y ampliación de la presencia de árboles en nuestros pueblos y ciudades.

Cómo podemos ayudar a cuidar los árboles - Cómo podemos ayudar a cuidar los árboles a nivel particular

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo podemos ayudar a cuidar los árboles, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Otros ecología.

Escribir comentario sobre Cómo podemos ayudar a cuidar los árboles

¿Qué te ha parecido el artículo?

Cómo podemos ayudar a cuidar los árboles
1 de 3
Cómo podemos ayudar a cuidar los árboles

Volver arriba