Remedios naturales

Cómo secar las hojas de laurel

 
Mª Belén Acosta
Por Mª Belén Acosta, Técnica en jardinería y recursos naturales y paisajísticos. 27 octubre 2022
Cómo secar las hojas de laurel

Una de las mejores cosas de cultivar plantas aromáticas es que, además de mantener alejadas de nuestro jardín y hogar a un gran número de plagas y de dar ese agradable aroma al ambiente, muchas de ellas son aprovechables en la cocina y se pueden usar como ingrediente o condimento sin necesidad de dañar apenas nada a la planta. Es el caso de especies como el romero, la lavanda y el laurel. Este último es el protagonista de nuestro artículo. Si quieres aprender cómo cosechar y secar las hojas del laurel, no te vayas y sigue leyéndonos en EcologíaVerde.

También te puede interesar: Cómo eliminar las polillas
Índice
  1. Cuándo cosechar las hojas de laurel
  2. Formas de secar las hojas de laurel
  3. Cómo conservar las hojas de laurel

Cuándo cosechar las hojas de laurel

Puedes comprar hojas de laurel en todo tipo de supermercados y tiendas de alimentación, casi siempre en forma de hojas secas para su mejor conservación. Sin embargo, ¿qué mejor que cultivar tú mismo tu propio laurel ecológico y cosechar las hojas conforme las necesitas?

Puedes cosechar las hojas de tu laurel durante todo el año y, de hecho, lo mejor que puedes hacer es aprovechar los propios restos cada vez que podes tu arbusto. Sin embargo, las hojas están más cargadas de aroma a primera hora de la mañana y en los meses de verano, que es cuando más aceites tienen. Así, la cosecha de las mejores hojas la realizarás siempre en verano y a primera hora de la mañana.

Quizá te interese echarle un vistazo al siguiente post sobre los Cuidados del laurel.

Formas de secar las hojas de laurel

Aunque puedes consumir el laurel fresco o seco, sí es cierto que, sus hojas, una vez secadas ganan tanto sabor como aroma. Secarlas es sencillo y hay distintos métodos que puedes utilizar tú mismo en casa en función del tiempo que tengas y los resultados que prefieras.

Secar hojas de laurel en ramillete y al aire

Una de las formas más tradicionales de secar cualquier tipo de planta ha sido siempre buscar una habitación fresca y seca, con algo de ventilación, y preparar ramilletes de laurel anudando grupos de tallos. Cuélgalos boca abajo y apartados de la luz del sol, y los tendrás listos en entre 2 y 3 semanas, dependiendo de las características ambientales concretas del cuarto. Si la habitación está a oscuras, el aroma y sabor serán aún mejores.

Secar hojas de laurel sueltas y al natural

También puedes separar las hojas de los tallos y extenderlas sobre papel absorbente en una bandeja para horno o de otro tipo. Distribúyelas de forma que no se toquen ni solapen entre ellas, o el secado no podrá realizarse correctamente. Deja la bandeja con las hojas en un lugar cálido y lo mejor ventilado posible, siempre procurando no exponer las hojas a la luz solar directa.

Como en el caso anterior, cuanta menos luz, mejor. Una semana después de haberlas puesto, da la vuelta a las hojas para que se sequen uniformemente por las dos caras. Después de una semana más por la otra cara, deberían estar secas y quebradizas. Retírales los restos de tallo que les queden y guárdalas en un recipiente hermético.

Secar hojas de laurel con un deshidratador

Si tienes un deshidratador de alimentos puedes utilizarlo para secar tus plantas aromáticas sin ningún problema. Para las hojas de laurel, precalienta el deshidratador a entre 35 y 45º C, o a 50º C si tu clima es muy húmedo. Enjuaga tus hojas de laurel y límpialas completamente de polvo y desechos y luego sécalas con una pequeña toalla de papel.

Una vez hecho esto, ya puedes colocarlas en las bandejas del deshidratador, siempre sin apilar varias hojas sobre sí. Deja el deshidratador a 35º C durante entre 1 y 4 horas, y ve comprobando su estado cada hora hasta que estén frágiles y crujientes. Una vez listas, déjalas enfriar y consérvalas.

Secar hojas de laurel en el microondas u horno

También puedes usar el horno, aunque este método será mucho mejor si tu horno tiene función de calentado o te permite ponerlo a temperatura baja. Es importante no secar nunca el laurel por encima de los 40º C, pues las hojas pierden su aroma y sabor. Si el horno está demasiado caliente, déjalo entreabierto mientras trabaja.

Coloca las hojas en una bandeja totalmente limpia, sin apilar entre ellas como en todos los otros métodos. Pon la bandeja en la rejilla más baja y retira cualquier otra bandeja para que el aire circule adecuadamente. Deja las hojas 30 minutos en el horno y luego dales la vuelta con cuidado de no quemarte.

Después de 45 minutos las hojas deberían estar listas, secas y quebradizas. Si aún puedes doblarlas sin romperlas, añade otros 15 minutos más de calentamiento. Puedes utilizar el microondas de forma similar, cubriendo las hojas con una toallita de papel absorbente y tiempos de 30 segundos, a alta potencia.

Ahora que ya sabes cómo secar las hojas de laurel en el horno, te contamos más sobre las Hojas de laurel: propiedades y para qué sirven en este artículo de EcologíaVerde.

Cómo secar las hojas de laurel - Formas de secar las hojas de laurel

Cómo conservar las hojas de laurel

Una vez ya has aprendido cómo secar el laurel, puedes conservarlas en cualquier recipiente hermético, que mantendrá sus propiedades de aroma y sabor durante hasta 3 meses. Mantén el recipiente en un lugar oscuro, seco y ventilado, como hay que hacer siempre con la mayoría de alimentos.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo secar las hojas de laurel, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Remedios naturales.

Escribir comentario
Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?
1 de 2
Cómo secar las hojas de laurel