Compartir

Cuidados de la anemone coronaria

 
Por Mª Belén Acosta, Técnica en jardinería y recursos naturales y paisajísticos. 31 agosto 2020
Cuidados de la anemone coronaria

Cuando llega la primavera, son muchas las plantas que ganan mucha popularidad en nuestros jardines y hogares por la vistosidad de sus flores. Una de las más populares en este sentido es la anemone coronaria, más conocida como anémona o anémona de tierra, que además de contar con unas flores preciosas es de cuidados poco exigentes y no ocupa mucho espacio, además de ser fácil de multiplicar.

Si quieres aprender cómo cuidar la anemone coronaria para disfrutar de sus llamativas flores en tu hogar, acompáñanos en este artículo de EcologíaVerde en el que puedes consultar nuestra guía de los cuidados de la anemone coronaria.

También te puede interesar: Cuidados de las tillandsias

Características de la anemone coronaria

Estas son las principales características de la anemone coronaria:

  • Las Anemone son todo un género de plantas con alrededor de 120 especies, originarias de la cuenca mediterránea. Se trata de plantas muy valoradas ornamentalmente por sus flores, de gran variedad de colores y con una floración que va de principios de la primavera hasta finales de verano. Aquí puedes conocer 22 flores de primavera, entre las que se encuentra esta.
  • Estas plantas se dividen principalmente en tres grandes grupos, las bulbosas, que florecen en primavera, las vivaces, que florecen hacia el otoño y las de floristería. De este último grupo forma parte la anemone coronaria, que es en la que nos centraremos en esta ocasión.
  • La flor de la anemone coronaria es de color morado o lila, de forma muy parecida a la de la amapola y de hasta casi 10 cm de diámetro. Son flores solitarias, que crecen en plantas que rara vez superan los 40 cm de altura.
  • Los bulbos de anémona son, en este caso, un simple rizoma irregular, que tiende a plantarse en otoño o inicios de primavera según el clima de la zona, siendo preferible la opción del otoño, como ocurre a menudo con las plantas de este tipo.
  • Existen numerosos cultivares de la especie obtenidos con fines ornamentales, siendo algunos de los más conocidos los Santa Brígida y De Caén.
Cuidados de la anemone coronaria - Características de la anemone coronaria

Clima y ubicación para la anemone coronaria

Esta planta es originaria de la zona mediterránea, así que está adaptada a un clima cálido de inviernos suaves. Resiste las heladas suaves o puntuales, aunque las prolongadas o intensas de climas fríos pueden acabar con la planta.

Respecto al sol, en climas suaves y templados podemos plantarla a pleno sol, pero por lo general esta planta se desarrollará mucho mejor en entornos de sombra o semisombra, con cierta humedad ambiental. Por este motivo, es común encontrarla junto a estanques o zonas de paso de agua, a sus orillas.

Cuidados de la anemone coronaria - Clima y ubicación para la anemone coronaria

Riego de la anemone coronaria

Dependiendo del clima, la anémona necesitará de riegos unas 2 o 3 veces por semana en los meses cálidos. Los riegos deben ser frecuentes pero no demasiado abundantes, de forma que aporten algo de humedad a la tierra o sustrato, siempre sin encharcar. Cuanto más cálido y seco sea el clima, más frecuentes deberán ser. En los meses fríos, lo habitual es dejar de regar los rizomas una vez la parte aérea de la planta se ha secado, pudiendo incluso retirarlos de la tierra para conservarlos y enterrarlos de nuevo cuando llegue el momento a mediados de otoño.

Te recomendamos echar un vistazo a este otro post acerca de Cuándo regar las plantas.

Tierra para la anémona

Si plantas tu anémona en exterior, necesitarás una tierra fértil y con un buen drenaje. Puedes usar tierra de jardín común previamente bien removida y aireada para que quede suelta, a la que añadirás una parte de mantillo y otra de arena, además de humus de lombriz si se trata de un suelo no muy rico en nutrientes. Remueve en profundidad la mezcla para igualarla y tus anémonas no tendrán problemas en ella.

En maceta, una buena mezcla de sustrato se elabora con un tercio de turba negra, un tercio de fibra de coco y un tercio de humus de lombriz, a la que añadiremos un puñado de perlita y vermiculita. Este sustrato es universal para toda clase de plantas y aporta un suelo muy rico en nutrientes, con un gran drenaje, muy ligero y con gran cantidad de microorganismos beneficiosos gracias al humus de lombriz, un excelente fertilizante ecológico.

Cuidados de la anemone coronaria - Tierra para la anémona

Abono de la anémona

Esta planta, como muchas plantas con flor, agradecerá un aporte de abono cada 15 días o 1 vez al mes en los meses cálidos. Puedes utilizar abono líquido específico e incorporarlo al riego, o usar compost o humus de lombriz que añadir a la tierra para proporcionarle ese extra de nutrientes de forma ecológica.

En estas otras guías puedes conocer Cómo hacer humus de lombriz y Cómo hacer compsot casero.

Cuidados de la anemone coronaria - Abono de la anémona

Multiplicación de la anémona

La multiplicación de esta planta es realmente sencilla, ya que podemos limitarnos a separar con cuidado los hijuelos que aparecen habitualmente en el rizoma. Estos pueden ser plantados inmediatamente en cualquier otro recipiente o zona como si se tratara de cualquier otro ejemplar de la planta, prestando los primeros días especial cuidado a aportarle suficiente agua y protegerlos del sol directo intenso.

También es posible multiplicarla por semillas de la forma normal, aunque la multiplicación por rizomas será siempre más rápida y sencilla, además de asegurarnos un individuo exactamente igual que la planta madre.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cuidados de la anemone coronaria, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Cultivo y cuidados de las plantas.

Escribir comentario

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?

Cuidados de la anemone coronaria
1 de 5
Cuidados de la anemone coronaria

Volver arriba