Compartir

Vermiculita: qué es, usos y cómo hacerla

 
Por Mª Belén Acosta. 2 septiembre 2019
Vermiculita: qué es, usos y cómo hacerla

Seguramente habrás leído o visto en numerosas ocasiones menciones a la vermiculita cuando los aficionados o profesionales de la jardinería hablan de algunos sustratos o tierras para plantas. Aunque su nombre pueda aparentar lo contrario, se trata de un material muy común y fácil de encontrar, con múltiples beneficios que ofrecer a las plantas.

Si te interesa la jardinería y también quieres aprender más acerca de los sustratos y te interesa este en concreto, entonces acompáñanos en este artículo de EcologíaVerde qué es la vermiculita, sus usos y cómo hacerla.

Qué es la vermiculita

La vermiculita no es otra cosa que un mineral del grupo de las micas que está formado por silicatos de hierro o magnesio. Se trata de un material con una alta capacidad de retención de agua, que además tiende a contener potasio, magnesio, calcio y amonio, todos ellos elementos necesarios para las plantas.

En la mano, es un material que resulta muy ligero y, además, tiene buenas propiedades como aislante térmico. Es también muy conocida por su capacidad de expansión, ya que al alcanzar determinadas temperaturas, multiplica su volumen entre 8 y 20 veces, un fenómeno raro de ver en minerales.

Vermiculita: qué es, usos y cómo hacerla - Qué es la vermiculita

Usos de la vermiculita

Este material se usa comúnmente como aislante acústico y térmico, además de en una gran cantidad de funciones tan diversas como la de ser un elemento filtrante o la de proteger elementos frágiles.

Sin embargo, nosotros vamos a centrarnos en sus usos de la vermiculita en la jardinería.

  • Al mezclarla con otras sustancias como la fibra de coco o la turba, la vermiculita da lugar a muy buenos sustratos para plantas, especialmente si se añaden ingredientes como el humus de lombriz o la perlita.
  • Como es un material ligero, barato y tan beneficioso, resulta muy práctico a la hora de preparar mezclas para sustratos para plantas especialmente delicadas, como es el caso de los semilleros, aunque puede utilizarse igualmente en mayores cantidades en macetas. Su capacidad de retención de agua ayuda a absorber el exceso de humedad de la tierra y a liberarlo más adelante de forma paulatina, cuando el sustrato se va secando, por lo que es un excelente regulador de la humedad, que ayuda también a mantener el sustrato aireado. Además, su contenido mineral es también muy beneficioso para las plantas, que absorben de él los componentes que necesitan.
  • Puesto que es una sustancia inerte tanto química como biológicamente, puedes añadir la vermiculita a cualquier sustrato sin temor a provocar contaminaciones de cualquier tipo y, además, su pH es de alrededor de 7.
  • También destaca por su uso en cultivos hidropónicos, que son los que se llevan a cabo sin tierra, en plantas que simplemente se mantienen en agua. La vermiculita, que flota, ayuda a proporcionarles un punto al que agarrarse, nutriéndolas además con sus componentes minerales. Aquí puedes conocer Cómo hacer un cultivo hidropónico casero.
  • Por último, otro de sus usos comunes es el de añadirse a plantas que van a tener que ser transportadas en bolsas o recipientes cerrados, ya que su capacidad para mantener la humedad ayuda a que la planta sufra menos.
Vermiculita: qué es, usos y cómo hacerla - Usos de la vermiculita
Imagen: ProveedoraForestal

Cómo hacer la mezcla de sustrato con vermiculita - paso a paso

Una de las mezclas más usadas para grandes macetas de huertos urbanos o de exterior es la que se compone, principalmente, de fibra de coco y humus de lombriz, a lo que luego se añade la vermiculita. Lo bueno de usar fibra de coco y humus de lombriz es que ambos son materiales muy ecológicos y naturales, y el humus es además uno de los mejores fertilizantes.

Sigue estas indicaciones para hacer sustrato con vermiculita correctamente:

Ingredientes

Las proporciones de estos componentes deben ser de un 55% de fibra de coco, un 35% de humus de lombriz y un 10% de vermiculita.

Pasos para hacer sustrato con vermiculita

  1. Si adquieres la fibra de coco en planchas, que es su forma más habitual de comercialización, debes tener en cuenta que esta viene muy compactada. En cuanto empieces a añadirle agua y a separarla con ayuda de un rastrillo u otra herramienta, verás que multiplica varias veces su tamaño, así que empieza añadiendo poca.
  2. Después, añade el humus de lombriz, mezclándolo bien con la fibra de coco y asegurándote de igualar y airear el sustrato.
  3. Una vez los dos componentes se hayan mezclado por completo, puedes añadir la vermiculita, y también perlita si dispones de ella. Espárcelas por la capa superior del sustrato y mézclalas con las manos por los primeros centímetros del mismo.

Si sigues todos estos pasos, tendrás un sustrato universal adecuado para la gran mayoría de plantas, que te asegurará unas condiciones idóneas para ellas.

Si deseas leer más artículos parecidos a Vermiculita: qué es, usos y cómo hacerla, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Cultivo y cuidados de las plantas.

Escribir comentario sobre Vermiculita: qué es, usos y cómo hacerla

¿Qué te ha parecido el artículo?

Vermiculita: qué es, usos y cómo hacerla
Imagen: ProveedoraForestal
1 de 3
Vermiculita: qué es, usos y cómo hacerla

Volver arriba