Compartir

Cuidados de la dimorfoteca

 
Por Mª Belén Acosta, Técnica en jardinería y recursos naturales y paisajísticos. 31 agosto 2020
Cuidados de la dimorfoteca

Las dimorfotecas son todo un género de plantas con más de 20 especies aceptadas, muy valoradas por sus flores, muy llamativas y ornamentales, que son parecidas a las de las margaritas, pero notablemente más vistosas.

Se trata de plantas muy rústicas y resistentes, aunque para tenerlas fuertes y en buen estado conviene conocer cuáles son sus necesidades. Si quieres aprender cómo cuidar una dimorfoteca, acompáñanos en este artículo de EcologíaVerde en el que hallarás una guía completa y práctica sobre los cuidados de la dimorfoteca.

También te puede interesar: Cuidados de la soleirolia

Características de la dimorfoteca

Estas son las principales características de las dimorfotecas:

  • Reciben habitualmente los nombres de margarita africana, caléndula del cabo o margarita del cabo.
  • Son plantas que alcanzan una altura variada desde los escasos 20 cm a casi un metro.
  • Tienen su origen en Sudáfrica y son especies que florecen anualmente, siendo la Dimorphoteca ecklonis una de las más representativas y comunes.
  • Como hemos mencionado, se trata de plantas de gran rusticidad y resistencia, por lo que su cultivo resulta muy adecuado incluso para principiantes o aficionados sin demasiada experiencia.
Cuidados de la dimorfoteca - Características de la dimorfoteca

Ubicación y luz de la dimorfoteca

Este es uno de los puntos más importantes a la hora de cuidar estas plantas, y es que necesitan de grandes cantidades de luz. De hecho, lo ideal es ubicarlas a pleno sol, ya que en su entorno original de la zona sur de África se desarrollan en ambientes soleados y calurosos. La dimorfoteca puede desarrollarse también en semisombra o incluso en interior si le buscamos una ubicación lo bastante luminosa, pero por lo general, cuanta más luz reciba más y mejor crecerá.

Hay que tener en cuenta que es una planta de gran crecimiento, por lo que tiene una capacidad de expansión a tener en cuenta y lo habitual es controlar su crecimiento para que no colonice todo el terreno.

Otro punto a tener en cuenta es que la planta es débil a los trasplantes y a los cambios bruscos. Esto quiere decir que si acabamos de adquirir una planta o plántula de un lugar en que la tenían a cubierto, exponerla de repente a pleno sol probablemente la dañe. En estos casos es mejor protegerla con una exposición gradual durante unos cuantos días antes de dejarla a pleno sol.

Cuidados de la dimorfoteca - Ubicación y luz de la dimorfoteca

Riego para la dimorfoteca

El agua es el otro gran punto importante en el cuidado de esta planta, aunque no porque necesite mucho riego, sino más bien lo contrario. Pese a su aspecto verde y fresco, la planta es originaria de entornos secos, por lo que no requiere de muchos riegos y de hecho no tolera nada bien los excesos en este punto.

Hay que regar siempre sin encharcar, y a ser posible sin mojar las flores ni hojas de la planta, directamente sobre el suelo. Para asegurarnos de no excedernos, es mejor esperar a que la capa superior de tierra esté seca por completo antes de regar.

Aquí puedes aprender más acerca de Cuándo regar las plantas.

Sustrato y abono de la dimorfoteca

La dimorfoteca tiene una gran capacidad de adaptación y consigue desarrollarse y crecer en todo tipo de suelos. Sin embargo, si lo que buscas es que tu planta crezca grande y dé muchas flores, un suelo fértil la ayudará mucho.

Usa un sustrato muy suelto, que ofrezca una gran capacidad de drenaje. Puedes preparar una muy buena mezcla con una parte de turba, una parte de fibra de coco y otra parte de humus de lombriz, a la que puedes añadir un puñado de vermiculita y de perlita. Esto da lugar a un suelo ligero, drenado y muy rico en nutrientes y microorganismos beneficiosos. Si plantas en exterior, añade arena gruesa a la tierra y un buen aporte de humus o compost para mejorar sus propiedades.

En lo que respecta a fertilizar, añade un aporte de compost o humus a la tierra de la planta en sus épocas de crecimiento, o algo de fertilizante para plantas con flor. Aquí te enseñamos Cómo hacer compost casero para que puedas usar en tus dimorfotecas y en otras plantas que necesiten este aporte.

Cuidados de la dimorfoteca - Sustrato y abono de la dimorfoteca

Poda para la dimorfoteca

La poda de la dimorfoteca es principalmente de mantenimiento y consiste en podar bajos los tallos de las flores que se han marchitado, para así estimular su crecimiento y mayor floración. Cuando la floración termine, recorta también las hojas para que cuando pase la temporada seca vuelva a crecer más adelante. Si quieres fortalecer los tallos, pellizca con las yemas de los dedos los tallos más altos.

Reproducción de la dimorfoteca

Estas plantas pueden reproducirse tanto por esquejes como por semillas, siendo preferible uno u otro método según la especie concreta.

Reproducir la dimorfoteca por semillas

Si vamos a reproducirla desde semillas, lo ideal es plantar las semillas de dimorfoteca entre otoño y principios de invierno, esto último especialmente en lugares de inviernos suaves. También es posible sembrar en primavera.

  1. Esparce las semillas sobre el suelo tras haberlo soltado y enriquecido con humus o compost, además de haberlo humedecido.
  2. Tras esparcirlas superficialmente, en una zona soleada, añade una fina capa de arena o tierra.
  3. Unas dos o tres semanas después de su germinación, las plántulas estarán listas para ser trasplantadas si es necesario.

Reproducir la dimorfoteca por esquejes

Los esquejes de dimorfoteca, en cambio, se cortan y plantan preferiblemente en verano.

  1. Toma un tallo de unos 15 cm de longitud, al que le tienes que quitar todas las hojas.
  2. Planta en un recipiente pequeño con sustrato como el explicado antes.
  3. Es importante mantenerlo siempre humedecido mientras la planta enraíza, así como tenerlo en semisombra.
  4. Más adelante, cuando la dimorfoteca haya echado raíces y se haya hecho fuerte, podremos trasplantarla a su ubicación definitiva, aunque con mucho cuidado, pues es un proceso delicado para ellas.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cuidados de la dimorfoteca, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Cultivo y cuidados de las plantas.

Escribir comentario sobre Cuidados de la dimorfoteca

¿Qué te ha parecido el artículo?

Cuidados de la dimorfoteca
1 de 4
Cuidados de la dimorfoteca

Volver arriba