menu
Compartir

Cuidados de la hierba luisa

 
Por Mª Belén Acosta, Técnica en jardinería y recursos naturales y paisajísticos. Actualizado: 20 octubre 2021
Cuidados de la hierba luisa

Las plantas aromáticas son una de esas adiciones que nunca sobran en un jardín o junto a la ventana. Con su agradable aroma refrescan los espacios y aportan un ambiente mucho más natural, además de mantener alejados a algunos insectos indeseables. La hierba luisa es una de estas valiosas amigas a las que podemos recurrir para embellecer un espacio y mejorar nuestra calidad de vida.

Cultivarla no es difícil y a ello se debe su gran popularidad, especialmente en América del Sur, de donde proviene. Si quieres aprender cómo cultivar la hierbaluisa, acompáñanos en este artículo de EcologíaVerde en el que podrás descubrir todos los cuidados de la hierba luisa.

Características de la hierba luisa

Hierba luisa, hierbaluisa, cedrón, cidrón o verbena de Indias son sus nombres más comunes, aunque en realidad por ellos nos referimos a todo el género Aloysia, de la familia de las Verbenaceae, que cuenta con alrededor de 30 especies de arbustos, siendo las más populares para el cultivo la Aloysia citriodora y la Aloysia triphylla, de necesidades muy parecidas. Estas son sus principales características:

  • Son arbustos muy aromáticos, de hoja caduca y que pueden llegar a alcanzar alturas de hasta 5 metros en exterior y con las condiciones idóneas, aunque lo más habitual es que rara vez pase de los 2 metros, siendo lógicamente mucho menor en su cultivo en maceta.
  • En verano, la hierba luisa produce unas muy pequeñas flores de color blanco o de violeta claro, que hay que retirar en el mismo momento en que se marchitan para que la planta no desperdicie energías en ellas ni se exponga a enfermedades.
  • Resulta muy popular tanto en España como en América del Sur por su cultivo ornamental, aunque también es muy apreciada por sus variadas propiedades medicinales como antioxidante, digestiva y relajante, además de antiespasmódica y carminativa.
  • En cocina es también un ingrediente muy usado en todo tipo de salsas, utilizándose sus hojas picadas y secas, e incluso se utiliza en el mate, bebida insignia de países como Argentina y Uruguay.
  • Por si todo esto fuera poco, como muchas otras plantas aromáticas la hierbaluisa resulta una forma excelente de mantener alejados a los mosquitos, siendo ideal para cultivar en los márgenes del jardín o cerca de las puertas y ventanas.

Ubicación para la hierba luisa

Uno de los principales requisitos de esta planta es que necesita una ubicación a pleno sol, donde reciba toda la luz posible. Siendo como es un arbusto originario de zonas subtropicales, la hierba luisa precisa de una buena cantidad de horas de incidencia directa al día, por eso cuando se cultiva en interior hay que hacerlo junto a ventanas muy luminosas.

Cuidados de la hierba luisa - Ubicación para la hierba luisa

Clima para la hierba luisa

El cedrón necesita de temperaturas altas para desarrollarse adecuadamente, de nuevo a causa del clima de sus zonas de origen. De hecho, agradece los climas que son cálidos durante todo el año y no tolera las heladas.

Si vives en un clima con inviernos fríos, tus dos opciones son cultivarla en maceta, para poder resguardarla en el interior durante los meses de invierno, o ubicarla en una zona protegida del jardín y colocarle lanas térmicas, que permitirán que la planta soporte temperaturas de hasta -15 ºC.

Riego de la hierba luisa

La planta puede soportar sequías ocasionales sin sufrir daños graves, pero estas frenarán en gran medida su crecimiento y desarrollo. Lo ideal para que crezca sana y fuerte es mantener una tasa de riegos muy regulares, intentando que el suelo no llegue a secarse del todo aunque dejando el suficiente tiempo entre riegos para que drene el agua sobrante.

Normalmente, entre dos y tres riegos semanales en los meses cálidos serán suficientes, aunque en exterior podría necesitar menos dependiendo de las características del suelo. En maceta, es importante que esta tenga agujeros de drenaje, y que retiremos el agua sobrante del plato, si es que lo tiene, unos 10 minutos después de regar.

Te recomendamos leer este otro post sobre Cuándo regar las plantas.

Cuidados de la hierba luisa - Riego de la hierba luisa

Suelo para la hierba luisa

El único aspecto importante en cuanto al suelo respecta es que ofrezca un buen drenaje, ya que las raíces de la hierbaluisa no toleran el encharcamiento. Por lo demás, la planta resulta muy poco exigente en este aspecto.

Si buscas el suelo ideal, céntrate en uno drenado y con un pH de entre 6.5 y 7.5. Además, enriquecer el suelo desde el principio con abono orgánico, como compost o humus de lombriz también ayudará mucho a la planta.

Abono de la hierba luisa

En cuanto al abono, bastará con añadir al suelo algo más de abono orgánico o líquido cada 15 días durante los meses cálidos, así la planta crecerá grande y fuerte.

En estas otras guías puedes aprender Cómo hacer abono orgánico casero para plantas, Cómo hacer compost casero y Cómo hacer humus de lombriz.

Poda y multiplicación de la hierba luisa

Respecto a la poda de la hierba luisa, lo más importante es retirarle las flores en cuanto estas se marchiten, además de retirarle las ramas y hojas en mal estado.

Si hablamos de su multiplicación, hay que tener en cuenta que estos arbustos tienen semillas de poca capacidad germinativa, por lo que normalmente no se recomienda su cultivo desde semillas, ya que muchas fallan. En su lugar, resulta mucho más rápido y práctico tomar esquejes de una planta adulta y sana, que enraízan con mucha facilidad sin necesidad de hormona enraizante siquiera.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cuidados de la hierba luisa, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Cultivo y cuidados de las plantas.

Escribir comentario

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?
Cuidados de la hierba luisa
1 de 3
Cuidados de la hierba luisa

Volver arriba