menu
Compartir

Desertización: qué es, causas y consecuencias

 
Por Andrea Márquez, Ambientóloga especializada en el Medio Marino y Costero. 22 febrero 2021
Desertización: qué es, causas y consecuencias

Normalmente hablamos de desertificación para referirnos a la generación de condiciones que llevan a la conversión de territorios en desiertos, pero leyendo información sobre estos procesos, podemos encontrarnos con otro término de designación, que da lugar a confusión: la desertización. A veces parecen emplearse como sinónimos, pero lo único que tienen en común es que hacen referencia a la degradación de suelos. Entonces, es normal hacerse preguntas como: ¿en qué se diferencian ambos conceptos? ¿Qué es la desertización y por qué se produce? ¿Qué zonas del planeta están afectadas por estos procesos?

Para aclarar las dudas al respecto, en este artículo de EcologíaVerde sobre qué es la desertización, sus causas y consecuencias, podrás consultar la definición de desertización y las diferencias que guarda con respecto al proceso de desertificación y más detalles, como cuáles son las zonas del planeta más afectadas por la desertización y la desertificación.

Qué es la desertización

Empecemos por aclarar qué es y en qué consiste la desertización. Se trata del fenómeno natural consecuencia de la degradación del suelo, que favorece, a lo largo de miles de años, la aparición de condiciones climáticas, morfológicas y medioambientales desérticas.

Este proceso ecológico contribuye a la aridificación de territorios originalmente fértiles, a mayores tasas de erosión del suelo, al deterioro de la vegetación y a una disminución de la humedad edáfica, sin ser inducidos tales cambios por la actividad humana.

Un ejemplo de desertización es el Sáhara que, según pinturas rupestres, hace 10.000 años, presentaba un clima más húmedo; en contraste con las condiciones desérticas que le caracterizan en la actualidad.

Desertización: qué es, causas y consecuencias - Qué es la desertización

Cuáles son las causas de la desertización

Cuando nos preguntamos cómo se produce la desertización del suelo, hemos de tener en cuenta que pueden desencadenarla múltiples factores naturales de tipo climático, astronómico, geomorfológico y dinámico.

  • Por un lado, el clima juega un papel decisivo. En este contexto, el carácter irregular de las precipitaciones (sequías o lluvias torrenciales), las fuertes rachas de viento, las heladas, la aridez y la termicidad del clima (que favorecen los procesos de salinización y la eliminación rápida de la materia orgánica del suelo), son capaces de modelar el relieve y de acelerar la degradación del suelo.
  • A nivel astronómico, la intensificación de los cambios climáticos (por ejemplo, de las estaciones) en determinadas zonas, provocada por los ciclos de Milankovitch, también contribuye a los procesos de desertización.
  • Por otro lado, los factores geomorfológicos, relacionados con la orogenia y la litología, que condiciona la resistencia a la erosión y desertización.
  • Finalmente, factores dinámicos, como la erosión u otros procesos físico-químicos, asociados a la actividad biológica del planeta, desgastan y destruyen el suelo alimentando la desertización del territorio. Aquí puedes aprender mucho más sobre los distintos Tipos de erosión.
Desertización: qué es, causas y consecuencias - Cuáles son las causas de la desertización

Cuáles son las consecuencias de la desertización

Aunque el proceso de desertización conceptualmente es diferente al de desertificación, como detallaremos más abajo, podría decirse que de ambos fenómenos se derivan consecuencias similares. Entre las consecuencias de la desertización destacan las siguientes:

  • Los terrenos se vuelven más vulnerables ante los procesos de erosión, favorecidos por la pérdida y el deterioro de la cubierta vegetal.
  • Los suelos pierden sus propiedades físico-químicas y mineralógicas, reduciendo su funcionalidad y su capacidad productiva.
  • Todo esto afecta al desarrollo de las actividades agrícolas y ganaderas y, por tanto, al bienestar, al trabajo y la economía de quienes se dedican a ello o viven en áreas afectadas por tales fenómenos. Como resultado, tiene lugar la eclosión de refugiados ambientales, que son personas en situación de abandono de sus hogares, por los costes que resultan de la desertización y desertificación del territorio.

Diferencia entre desertificación y desertización

El término desertificación, acuñado por André Aubréville a mediados del siglo pasado, surgió con el fin de caracterizar los procesos de degradación agraria y edáfica en la región del Sahel (África). Más tarde, la UNCED (1994) establece que, la desertificación es la degradación de tierras en las zonas áridas, las zonas semiáridas y las zonas subhúmedas secas, provocada por diversos factores, como las actividades humanas y las variaciones del clima, quedando descartadas de este proceso las zonas hiperáridas.

En esta definición puede identificarse la principal diferencia que guardan desertificación y desertización y es que, el primero de los fenómenos puede tener lugar de manera natural o antrópica, mientras que el origen de la desertización es únicamente natural. ¿Qué implica esto? Que el origen de la desertificación reside en la sinergia de los procesos climáticos y antrópicos. Por tanto, siendo el ser humano el principal agente de degradación de la tierra, entre las causas de la desertificación pueden destacarse:

  • La agricultura intensiva, destacando la fuerte influencia de la mecanización sobre la destrucción y la degradación de tierras. Las malas prácticas agrícolas como el abandono de tierras, el empleo de sustancias químicas y el monocultivo.
  • En regiones áridas, el bombeo de agua subterránea para la agricultura favorece la salificación (por evapotranspiración) de los acuíferos y del suelo, lo que provoca una progresiva y continuada erosión y degradación del terreno. En la sobreexplotación de los acuíferos, es importante destacar los "qanats" que son canales subterráneos, aprovechados para la toma de agua, que conectan todo el Mediterráneo, favoreciendo los procesos de desertificación.
  • La deforestación, la minería y el sobrepastoreo.
  • La mala y deficiente gestión de la irrigación. Por ejemplo, el empleo de aguas de baja calidad para riego; la construcción y modificación de canales y cauces.
  • El turismo es una causa indirecta pues implica una mayor urbanización del terreno y otras infraestructuras (como carreteras), una mayor presión demográfica sobre los ecosistema y la intensificación de las actividades extractivas para satisfacer las necesidades de la población.
  • Los incendios forestales, cada vez más recurrentes, incrementan los procesos de degradación del suelo.

Dada la importancia de los procesos de desertificación, que afectan a nuestra salud y a la de nuestros ecosistemas, se celebra el 17 de junio el Día Mundial de Lucha contra la Desertificación y la Sequía a fin de concienciar sobre la importancia de combatir este problema de carácter antrópico.

Te recomendamos aprender más leyendo este otro artículo sobre las Causas de la desertificación y sus consecuencias.

Desertización: qué es, causas y consecuencias - Diferencia entre desertificación y desertización

Zonas del planeta más afectadas por la desertización y la desertificación

Actualmente, dada la extensión temporal de los procesos de desertización, a veces es difícil diferenciar si los cambios que tienen lugar en los ecosistemas terrestres hacia unas condiciones más desérticas, son de índole natural o antrópica. Es por ello que, normalmente, se habla de territorios damnificados por los procesos de desertificación.

En este sentido, América Latina y África subsahariana destacan como unas de las zonas más perjudicadas por la degradación de la tierra.

El Mediterráneo también es un ejemplo de degradación de suelos, destacando en especial el progreso que toma este fenómeno en las ciudades de Alicante, Murcia y Almería. En estas áreas la zona de huerta está significativamente degradada y en gran parte destruida, como consecuencia de la urbanización indiscriminada y mal planificada. De hecho, más allá de la región Mediterránea, España presenta condiciones naturales climáticas áridas, semiáridas y subhúmedas secas, en dos terceras partes de su territorio, lo que las hace susceptibles a la desertización y la desertificación.

Si deseas leer más artículos parecidos a Desertización: qué es, causas y consecuencias, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Otros medio ambiente.

Bibliografía
  • Pulido, Antonio. (2000). Groundwater exploitation and its influence on desertification processes. Boletín Geológico y Minero. 111. 3-18. Recuperado de: https://www.researchgate.net/publication/289370011_Groundwater_exploitation_and_its_influence_on_desertification_processes
  • López Bermúdez, Francisco. (2016). Desertificación, revisión de conceptos y definiciones. Universidad de Murcia. Recuperado de: https://rua.ua.es/dspace/bitstream/10045/58791/1/Homenaje-Alfredo-Morales_43.pdf

Escribir comentario

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?

Desertización: qué es, causas y consecuencias
1 de 4
Desertización: qué es, causas y consecuencias

Volver arriba