menu
Compartir

El cultivo del pistacho

 
Por Mª Belén Acosta, Técnica en jardinería y recursos naturales y paisajísticos. Actualizado: 23 febrero 2024
El cultivo del pistacho

El cultivo del pistacho en España no es aún mayoritario, pero se ha visto incrementado en gran medida en los últimos diez años y sigue en gran aumento. Las claves de su éxito son la gran rentabilidad que el cultivo ofrece, que aunque requiere algunos años para producir beneficios, sale muy favorecido en el largo plazo.

Si te atreves a dar el paso y quieres aprender cómo cultivar pistachos, acompáñanos en este artículo de EcologíaVerde en el que mostramos una guía del cultivo del pistacho.

También te puede interesar: Plantar pistachos: cómo hacerlo

Dónde cultivar pistacho

La zona ideal de cultivo para una plantación de pistachos es aquella que se encuentra en una latitud de entre 30 y 45º N, es decir, la franja que comprende el sur de Estados Unidos, Oriente Próximo, China y la zona mediterránea.

Es cierto que el árbol del pistacho es uno extraordinariamente resistente, que tolera temperaturas extremas tanto si hablamos de calor, soportando hasta 45 ºC, como de frío, pudiendo aguantar hasta los -7 ºC sin problemas, pero si queremos obtener una producción óptima, el clima para cultivar pistachos debe cumplir los siguientes puntos:

  • Necesita mucho calor durante los tres meses de verano y un ambiente lo más seco posible para que no aparezcan enfermedades.
  • También necesita frío en invierno para que la planta realice el reposo vegetativo y rebrote con fuerza en primavera.
  • El nivel adecuado de lluvias es de 500-600 mm al año. Es posible cultivar en secano, pero dará menos producción.
  • Respecto al viento no es un problema, pues favorece la sequedad y puede llegar a soportar incluso los vientos violentos, aunque las brisas suaves ayudarán a que los frutos cuajen.
  • No importa si hay heladas, ya que el árbol las resiste y, además, florece tarde, entrados abril o mayo.
El cultivo del pistacho - Dónde cultivar pistacho

Suelo para el pistacho

Cuando se trata de cómo plantar pistachos, la preparación de la tierra es sencilla pero importante. Este árbol prefiere valores de pH de suelo de entre 6.0 y 8.0. Se adapta a sustratos de todo tipo, incluso los muy alcalinos o un poco ácidos, además de los pobres, calcáreos o salinos, pero los que mejores resultados dan son los suelos franco-arenosos, profundos y con un buen drenaje.

Vale la pena mencionar que, pese a que no hay costumbre de cultivar pistacho en suelos fértiles y profundos, la verdad es que este tipo de sustratos dan excelentes resultados con el árbol, llegando a proporcionar producciones de hasta el doble.

Manejo del suelo para el pistacho

El manejo del suelo dependerá del tipo de manejo de suelo que se aplique. Si se va a cultivar el árbol como secano tradicional, lo habitual el labrar el suelo, realizando primero entre una y dos pasadas profundas con subsolador que esponjen el suelo y le den una mejor capacidad de captación de agua, y después en verano pasar regularmente el cultivador para mantener a raya las mala hierbas.

El pistacho también puede cultivarse con cubierta vegetal, siendo entonces la siega frecuente el más importante de los cuidados.

El cultivo del pistacho - Suelo para el pistacho

Riego del pistacho

Como ya se ha mencionado, el árbol del pistacho necesita alrededor de 500-600 mm en función de su variedad y, aunque puede sobrevivir con mucho menos y soportar sequías de hasta 5 años, esto afectará marcadamente a su producción.

Si se trata de una zona árida sin lluvias y queremos mantener el árbol fuerte, será necesario contar con dotaciones de riego de alrededor de 5000 m3 por hectárea. Eso sí, es mucho mejor aplicar riegos frecuentes en poca cantidad que lo contrario, pues una de las pocas cosas que el árbol no tolera son los encharcamientos.

También te puede interesar conocer Cuándo regar las plantas en este otro post.

Abonado del pistacho

En el caso de esta planta, el nitrógeno es el elemento más importante para conseguir un desarrollo adecuado, ya que la falta de este provoca una considerable bajada del rendimiento en el periodo de producción. Un aporte habitual de fertilizante es de entre 3,5 y 5,5 kg de NPK 12-12-17 al que se añaden 2MgO por árbol maduro. Este se añade entre finales de invierno y principios de primavera, y durante la primavera se aplica de nuevo NPK 15-15-15 esta vez en forma soluble en el riego. Si se dan muchas nueces vacías puede implicar falta de potasio, que debe corregirse mediante fertilizante también.

Otra forma alternativa y ecológica de manejar esto mediante la utilización de estiércol, que da grandes resultados. Entre 10 y 20 toneladas de estiércol por Ha al año o bianualmente son habitualmente suficientes, excederse tampoco es conveniente.

La siembra del pistacho

Si no compras las plantas injertadas, que es lo más habitual en el caso de explotaciones, lo mejor es hacer germinar las semillas antes de plantarlas. Sigue estos pasos:

  1. Deja las semillas durante una noche a remojo y plantándolas después en una maceta o semillero, a entre 2 y 5 cm de profundidad y en un lugar iluminado.
  2. Prepara el terreno para el trasplante, formando montículos de 5 cm de altura donde irá cada plantón. Esto sirve para evitar encharcamientos en las raíces.
  3. Trasplanta los brotes a su ubicación definitiva cuando estén crecidos, siempre durante el invierno, cuando la planta está en reposo vegetativo.
  4. Mantén el terreno limpio de malas hierbas y residuos vegetales de cualquier tipo.
  5. Diferencia los árboles machos y hembras antes de la primera poda de formación, que se dará cuando los árboles tengan unos dos metros de altura. En las hembras es importante no cortar los retoños que se encuentren entre el metro y los dos metros de altura, mientras que en los machos no es necesario.

Llegados a este punto, el esqueje es una buena opción debido al tiempo que el pistacho tarda en dar frutos.

Aquí te contamos más sobre Cómo germinar una semilla. También puedes echar un vistazo a este otro artículo sobre Cómo plantar pistachos.

La recolección del pistacho

La recolección del pistacho se lleva a cabo entre finales de agosto y principios de septiembre, aunque esto varía según la zona concreta. El árbol tardará entre casi 3 años y 7 en dar su primera cosecha, alcanzando su producción óptima en torno a los 8 años.

Se sabe cuando es el momento óptimo para cosechar porque la cáscara se separa un poco de la piel y el fruto se ve más opaco. No coseches antes de este momento, ni tampoco después. Tampoco te extrañes si tu pistacho solo da fruto cada dos años, o da una cosecha de gran volumen un año y una mucho más escasa al siguiente: muchas variedades funcionan así naturalmente.

Una vez cosechados, los frutos pueden limpiarse, clasificarse y tostarse para su consumo. Refrigerados aguantarán hasta 6 semanas, mientras que congelados pueden hacerlo hasta 6 meses.

El cultivo del pistacho - La recolección del pistacho

Plagas y enfermedades

Par terminar de conocer las nociones básicas sobre el cultivo del pistacho, ten en cuenta que es un árbol de gran fortaleza que no se ve afectado por muchas plagas ni enfermedades. Uno de los principales peligros para la cosecha, sin embargo, son los pájaros, que pueden comerse buena parte de esta. Se aconseja ahuyentarlos con CDs o elementos brillantes que cuelguen de sus ramas. Aparte, la humedad excesiva también puede ser su enemigo, pudriendo sus raíces y favoreciendo la aparición de hongos y otras afecciones.

Si deseas leer más artículos parecidos a El cultivo del pistacho, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Cultivo y cuidados de las plantas.

Escribir comentario

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?
El cultivo del pistacho
1 de 4
El cultivo del pistacho

Volver arriba