Compartir

Plantar pistachos: cómo hacerlo

 
Por Mª Belén Acosta, Técnica en jardinería y recursos naturales y paisajísticos. 26 septiembre 2019
Plantar pistachos: cómo hacerlo

El Pistacia vera, también llamado alfóncigo o pistachero, es un pequeño árbol originario de la zona mediterránea de Grecia, Siria, Turquía y alrededores, que todos conocemos por sus ricas semillas, los pistachos. Estos son ampliamente consumidos en muchos países del mundo, y se toman tanto tostados, como aperitivo, como usados como condimento en platos cocinados. Tanto es así, que se le llama comúnmente “oro verde”, y es que antiguamente sus semillas eran un exclusivo manjar digno de muy pocos.

Si quieres aprender cómo plantar pistachos y sus cuidados básicos para su cultivo en casa, acompáñanos en este artículo de EcologíaVerde.

También te puede interesar: Plantar orégano: cuándo y cómo hacerlo

De dónde salen los pistachos - características del árbol del pistacho

El árbol del pistacho es una planta caducifolia que puede soportar condiciones de poca agua y temperaturas cálidas sin problemas. Tiene una altura que no supera los 10 metros, aunque sus raíces son capaces de llegar muy profundo en busca de fuentes de humedad. Su tronco es de corteza dura y rugosa, y una curiosidad suya es que se puede conocer la edad del árbol por el color de sus ramas, que al principio son anaranjadas o rojizas, y se van oscureciendo con el tiempo.

Sus semillas, es decir los pistachos que luego consumimos nosotros y otros animales, están cubiertas por una cáscara dura, que se abre por la mitad una vez han madurado lo suficiente. En ese momento se libera la semilla y cae en la tierra pudiendo producir, así, un nuevo árbol pistachero o alfóncigo.

Cómo plantar pistachos - guía con pasos

Para plantar semillas de pistacho, lo más recomendable es que primero las germines. Para todo ello, sigue este paso a paso sencillo:

  1. Es necesario que te hagas con pistachos sin tostar y que los dejes sumergidos en agua, a temperatura ambiente y durante dos días completos.
  2. Guarda las semillas enrolladas en el interior de una pequeña toalla o paño y guárdalas en el frigorífico durante 6 semanas. Asegúrate de mantener la toalla húmeda durante todo este tiempo, sacándola de vez en cuando para humedecerla y comprobar que las semillas están en buen estado.
  3. Una vez pasadas las 6 semanas de frigorífico, deja las semillas reposar durante unos pocos días en algún lugar oscuro con una temperatura cálida.
  4. Siembra las semillas en una maceta con un fondo de al menos 15 centímetros. Prepara un sustrato con un buen drenaje, con un pH de entre 6.0 y 8.0. Entiérralas a no más de 5 centímetros de profundidad y pon la maceta en un lugar en que reciba mucha luz.

Lo ideal es sembrar los pistachos entre el final de la primavera y el inicio del verano. De esta forma, podrás trasplantar el brote joven en invierno.

El injerto también es una posibilidad con esta planta. El árbol de pistacho injertado requiere de un injerto en escudete, que debe realizarse a mediados de junio para maximizar las probabilidades de éxito del mismo.

Plantar pistachos: cómo hacerlo - Cómo plantar pistachos - guía con pasos

Cómo cultivar pistachos en casa - cuidados básicos

Ahora que ya conoces cómo sembrar y plantar pistachos te ofrecemos una guía práctica para que puedas cuidar el árbol en tu terreno y puedas obtener las preciadas semillas para su consumo, aparte de disfrutar de la decoración que aportará este árbol al terreno o jardín. Esta planta no requiere de cuidados excesivos y, de hecho, es una especie bastante resistente. Sin embargo, vale la pena mencionar cuáles son sus cuidados básicos para evitarnos disgustos. Toma nota de cómo cultivar pistacho en casa:

Clima para el árbol del pistacho

Respecto a la temperatura, el clima para el árbol del pistacho debe ser cálido, soportando incluso climas semiáridos sin problemas. En casos extremos, hay quien afirma que este árbol puede llegar a soportar sequías de hasta 5 años.

Suelo

Por lo antes mencionado, es importante que el suelo del pistacho tenga un muy buen drenaje, que evite encharcamientos y excesos de humedad que podrían perjudicar la salud del árbol. Los mejores suelos para el pistacho son los franco-arenosos, que dispongan de una buena profundidad para que sus raíces se desarrollen sin problemas.

Además, aunque sea una planta hecha a suelos áridos, no quiere decir que no soporte los ricos en nutrientes. De hecho, un suelo fértil puede llegar a hacer que el pistacho produzca hasta el doble de frutos. Aprende más sobre los Tipos de suelos y sus principales características en este otro post.

Riego del árbol pistachero

Respecto al riego, el pistacho prefiere de riegos abundantes y espaciados en el tiempo, que a pequeños riegos que mantengan niveles constantes de humedad en el suelo. Eso sí, no debe confundirse esto con encharcar la tierra, algo que como ya hemos dicho, debe evitarse siempre.

Luz solar y viento

En lo que se refiere al aporte de luz solar, el pistacho necesita una gran cantidad de ella. Si no recibe el suficiente sol, no solo se verá afectada su producción, sino que podría llegar a debilitarse y hacerse susceptible al ataque de plagas y enfermedades. Por último, este árbol no solo resiste bien los vientos fuertes, sino que agradece estar en una zona con leves brisas, ya que estas ayudan a la evolución favorable de sus frutos.

Plantar pistachos: cómo hacerlo - Cómo cultivar pistachos en casa - cuidados básicos

Si deseas leer más artículos parecidos a Plantar pistachos: cómo hacerlo, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Cultivo y cuidados de las plantas.

Escribir comentario sobre Plantar pistachos: cómo hacerlo

¿Qué te ha parecido el artículo?

Plantar pistachos: cómo hacerlo
1 de 3
Plantar pistachos: cómo hacerlo

Volver arriba