menu
Compartir

Estereotipias en animales: qué son y ejemplos

Estereotipias en animales: qué son y ejemplos

Existen alteraciones del comportamiento que son consecuencia de malformaciones cerebrales y que son desatadas por condiciones externas, enfermedades, consumo de drogas estimulantes o deficiencias mentales. No solamente los humanos pueden presentar este tipo de alteraciones, sino que los animales también tienen conductas como resultado de su entorno. En este artículo de EcologíaVerde te hablaremos sobre uno de estos comportamientos particulares: las estereotipias. Sigue leyendo para conocer más sobre qué son las estereotipias en animales y ejemplos.

Qué son las estereotipias en animales

Las estereotipias en animales son repeticiones de movimiento que no tienen una finalidad en particular y que son difíciles de controlar por quien las sufre. Las estereotipias inician como respuesta a un estímulo exterior amenazante para el animal, pero con el paso del tiempo siguen sucediendo sin que el estímulo esté presente, ahora sí como una repetición obsesiva y sin sentido.

Es un comportamiento anormal en relación al estado sano de los animales. Pueden servir como indicador de que debe analizarse el entorno y la condición mental de los organismos para hacer las mejoras pertinentes. Es importante mencionar que suele ocurrir en animales en cautiverio, pero ahondaremos en esto más adelante.

Se ha buscado entender el porqué de las estereotipias en animales y dentro de las explicaciones más relevantes resalta el que, al tener los animales traumatizados, estas conductas reducen sus niveles de:

  • Agresividad.
  • Ansiedad.
  • Angustia.

Algunos casos de estereotipias pueden ser reversibles, pero es importante conocer la causa para poder atender a lo que el animal necesita.

Causas de las estereotipias en animales

Ya hemos leído en el apartado anterior que las estereotipias en animales en cautiverio suelen ser más comunes. Aun así, en animales las estereotipias pueden ocurrir por:

  • Daños cerebrales.
  • Modificaciones en rutas neuroquímicas.
  • Predisposiciones genéticas conductuales.

Estos son los menores de los casos. La mayoría de las estereotipias ocurren por situaciones externas y desencadenadas por ambientes subóptimos, como lo son:

  • Reclusión: cuando los animales están en cautiverio, sea en zoológicos o granjas sin condiciones adecuadas, jaulas o sitios muy pequeños, pueden presentar repeticiones de movimiento anormales. Entre más pequeño es el espacio en el que está el animal, mayores son las estereotipias.
  • Soledad: relacionado al cautiverio está la soledad. Muchas especies requieren tener cierto contacto con otros de su especie para estar en buen estado mental.
  • Frustración: ocurre cuando el animal quiere cumplir con una acción, pero se ve imposibilitado.
  • Falta de estímulos: la estimulación sensorial es una necesidad y al restringirse está faltando el cumplimiento de esta necesidad. Se ha demostrado que suceden efectos en el sistema nervioso que pueden ser permanentes o irreversibles.
  • Miedo: cuando el animal se enfrenta a una situación que le causa mucho miedo, puede presentar estereotipias. Se ha observado que los animales regresan a hacer sus estereotipias a un lugar relacionado con lo que las originó. Por ejemplo, hay algunos tipos de monos que se colocan en el mismo sitio de la jaula para esconderse cuando tienen miedo y en el que hacen estereotipias.

Ejemplos de estereotipias en animales

Ahondando en ejemplos concretos, te enlistamos los movimientos repetitivos que pueden presentarse en animales como:

  • Rascarse o morderse: es una de las estereotipias en perros más comunes. Esto puede llevar a lesiones en la piel. Es común también en perros rascarse la cola. Es conocida la conducta de perros que quieren atraparse la cola, pero más bien están intentando rascarse la cola.
  • Mecerse: esta estereotipia es común en lugares reducidos. Por ejemplo, los elefantes en cautiverio suelen balancear nerviosamente sus trompas. En humanos esta conducta puede verse en niños que hacen actividades difíciles y se sugiere que esta conducta ayuda a llevar tanto a humanos como a animales a un estado de relajación.
  • Balancear la cabeza o las extremidades: se ha observado que los dingos (Canis dingo) en cautiverio mueven la cabeza compulsivamente. Los osos también muestran una estereotipia similar, pero lanzando su cabeza hacia los lados con más fuerza.
  • Dar rondas o paseos: es común en las gallinas criollas que no encuentran un lugar donde poner sus huevos. Esto es una frustración que lleva a paseos estereotípicos. Inicialmente inician la acción para buscar un sitio, pero con el paso del tiempo y aunque ya no tengan necesidad de hacerlo, siguen dando estas vueltas. También son muy comunes en animales en los zoológicos, donde se les puede ver caminar de un lado a otro en sus jaulas.
  • Saltar sobre el mismo sitio: es una de las estereotipias en animales en cautiverio. También se ha observado en topillos rojos Clethrionomys glaerolus, como una conducta compulsiva.
  • Girar los ojos: los toros pueden presentar esta estereotipia en donde giran los ojos de un lado a otro. Esto se ha observado en algunos niños humanos y es causado por una malformación congénita cerebral.
  • Aspirar aire: los caballos que son guardados en caballerizas pueden aspirar aire constantemente. Esta conducta reduce su condición física, les causa enfermedades gastrointestinales, dejan de comer y les causa cólicos. Este es un ejemplo de lo dañinas que pueden ser las estereotipias para la salud de los animales.
  • Morder objetos externos: muchos animales en confinamiento suelen morder las rejas o barrotes. Este comportamiento es considerado como estereotipia por algunos, pero para otros es una conducta normal en un animal que intenta salir de donde está confinado. En cerdas viejas también se ha observado que abren y cierran la boca, como simulando morder algo inexistente.

Te dejamos este artículo sobre La explotación animal para que puedas crear conciencia sobre el tema.

Estereotipias en animales: qué son y ejemplos - Ejemplos de estereotipias en animales

Si deseas leer más artículos parecidos a Estereotipias en animales: qué son y ejemplos, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Curiosidades de los animales.

Bibliografía
  • Mason, G. J. (1991). Informe crítico sobre las estereotipias. Animal Behaviour, 41, 1057-1037.
  • Singer, H. S. (2009). Motor stereotypies. In Seminars in pediatric neurology (Vol. 16, No. 2, pp. 77-81). WB Saunders.

Escribir comentario

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?
1 comentario
Su valoración:
Jonathan Iván
Estereotipo de un animal pequeño
Estereotipias en animales: qué son y ejemplos
1 de 2
Estereotipias en animales: qué son y ejemplos

Volver arriba