Compartir

Fases de la Luna para niños

 
Por Enrique Arriols, Periodista especializado en ecología y medio ambiente. 31 enero 2019
Fases de la Luna para niños

La Luna, además de ser nuestro satélite natural, es también uno de los fenómenos naturales más interesantes y llamativos que se pueden observar en el cielo nocturno. Esto hace que sea una fuente de fascinación tanto para niños como adultos pero, en el caso concreto de los pequeños, además es muy interesante por los cambios que se observan en la Luna a medida que pasan los días y van cambiando sus fases.

Si quieres saber cómo explicar las fases de la Luna para niños y que lo entiendan a la primera, sigue leyendo EcologíaVerde para descubrir la manera más sencilla de hacerlo.

Explicar qué es la Luna a los niños

Antes de lanzarse a explicar a los niños cómo funcionan las fases de la Luna, es importante que tengan un mapa mental de qué es la Luna y cómo se relaciona con el resto de cuerpos celestes del Sistema Solar. En este sentido, es importante que los niños entiendan la estructura del Sistema Solar, además de entender qué cuerpos son los que emiten luz y cuáles no.

Para explicar esto, lo más eficiente es hacerlo a través de un diorama o maqueta del Sistema Solar, ya que permite entender perfectamente, no solo los cuerpos celestes, sino también las órbitas de unos respecto a otros. Si no se dispone de una maqueta móvil, siempre se puede optar por esquemas en libros o, incluso, vídeos en Internet que permiten comprender también las órbitas de unos cuerpos celestes alrededor de otros.

Además, una vez entiendan mejor qué es este satélite natural y sus fases, podrás explicarles más curiosidades como, por ejemplo, Por qué la luna tiene agujeros.

Fases de la Luna para niños - Explicar qué es la Luna a los niños

Explicar las fases de la Luna para niños con una lámpara

Una vez que los niños hayan comprendido la estructura básica del Sistema Solar se estará en condiciones de explicarles cuál es la estructura que hace que la Luna unas veces se vea completa y otras no. Para ello, lo más fácil es explicar este funcionamiento a partir de una lámpara y una pieza de fruta redonda, por ejemplo, una naranja.

Para ello, bastará con colocar la lámpara, la naranja y al niño al que se le va a explicar en línea recta uno respecto al otro. A continuación, el adulto, que será quien sostenga la naranja, la hará "orbitar" alrededor del niño. De esta forma, el niño observará cómo la iluminación que se percibe sobre la naranja cambiará dependiendo del ángulo en el que se encuentre. Es decir, que sucede lo mismo que con la Luna. En este experimento, la lámpara representaría el Sol, el niño al planeta Tierra, y la naranja a la Luna.

Las 4 fases de la Luna para niños

Ahora sí, una vez que el niño haya comprendido la estructura del Sistema Solar y el funcionamiento que está detrás de la iluminación o no de la superficie de la Luna, se estará en condiciones de explicarle los nombres de cada una de las fases de la Luna. Aunque se pueden explicar cada una de ellas, lo más sencillo será empezar con las cuatro principales, que el niño podrá identificarlas perfectamente:

  • Cuarto creciente: esta fase de la Luna se identifica con una Luna que se muestra la mitad luminosa y la otra mitad oscura. Se denomina creciente porque está "creciendo" el lado luminoso que, como es el que se ve, siempre es el que se toma como referencia.
  • Luna llena: es la más fácil de identificar de toda las fases de la Luna. En este momento, la Luna se encuentra en una posición en la que, desde la Tierra, se ve perfectamente toda la superficie iluminada por la luz solar.
  • Cuarto menguante: esta fase se identifica por ser igual que el cuarto creciente pero a la inversa. En este caso, también aparece la mitad de la superficie lunar iluminada y la otra mitad oscura. Sin embargo, los lados son los opuestos a los que eran en la fase del cuarto creciente, ya que, en esta caso, está menguando la parte iluminada.
  • Luna nueva: en este caso, se trata de una Luna que no se ve, ya que es justo la oposición opuesta a la que estaba cuando estaba en posición de Luna llena. De esta forma, la Luna nueva se identifica con una Luna que solo se puede intuir en el cielo, ya que toda la superficie que vemos desde la Tierra se corresponde con la parte oscura de la Luna.

También puede interesarte aprender más sobre La importancia de la Luna sobre la Tierra para poder explicarles más acerca de nuestro satélite natural.

Fases de la Luna para niños - Las 4 fases de la Luna para niños

Si deseas leer más artículos parecidos a Fases de la Luna para niños, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Curiosidades de la Tierra y el universo.

Escribir comentario sobre Fases de la Luna para niños

¿Qué te ha parecido el artículo?

Fases de la Luna para niños
1 de 3
Fases de la Luna para niños

Volver arriba