Compartir

Germinar y plantar un mango: cómo y cuándo hacerlo

Germinar y plantar un mango: cómo y cuándo hacerlo

El mango, que habitualmente se refiere al Mangifera indica, es en realidad la fruta de todo un género de árboles cítricos. Esta fruta, de color amarillo o anaranjado, es muy popular por su sabor ligeramente ácido, y tiene su origen en India y Birmania.

Muchas de las especies que se consumen actualmente se han obtenido por injerto o cultivar, y se emplea en gran cantidad de platos en gastronomías como la india. Si quieres aprender a cultivar tus propios mangos en casa para poder disfrutar de primera mano de sus frutos de forma ecológica y económica, sigue leyéndonos en este artículo de EcologíaVerde en el que te explicamos cómo y cuándo germinar y plantar un mango.

También te puede interesar: Germinar aguacate o palta: cómo hacerlo

Cómo germinar un mango

Antes de poder plantar la semilla del mango será necesario hacerla germinar. Para ello, el primer paso es extraer la semilla del fruto, que viene protegida en una cáscara o hueso. Es importante que uses una semilla de un mango que acabes de consumir, ya que esta pierde muy rápido su capacidad de germinación. Sigue estos pasos para germinar una semilla de mango:

  1. Con mucho cuidado, cuela la punta de un cuchillo por el extremo más ancho de la cáscara, y haz pequeños movimientos arriba y abajo para darle juego e ir abriéndola. Es muy importante que tengas todo el cuidado posible para no dañar la semilla en el interior.
  2. Una vez que hayas abierto la cáscara, extrae la semilla y prepara una servilleta o varios pedazos de papel de cocina absorbente en que envolverla.
  3. Coloca la semilla envuelta en el papel absorbente en un recipiente de su tamaño aproximado, y humedece el papel con agua hasta que no absorba más. Una vez termines, retira el agua sobrante.
  4. Ahora que el papel ya aporta a la semilla la oscuridad y la humedad que necesita, coloca el recipiente en algún lugar de la casa con una temperatura cálida. Recuerda que el mango es una planta tropical, y precisa de un ambiente cálido.
  5. Humedece de nuevo el papel cada vez que se seque, aunque siempre procurando que no haya charco de agua sobrante. En unos diez días o dos semanas, tu semilla de mango debería haber dado ya una primera raíz de unos pocos centímetros de longitud. Cuando la raíz supere aproximadamente la mitad de la longitud de la semilla, está lista para que la plantes.

En este otro post de EcoologíaVerde te contamos Cómo crear un germinador.

Germinar y plantar un mango: cómo y cuándo hacerlo - Cómo germinar un mango

Cuándo plantar un mango

Ahora que ya tienes la semilla de mango germinada, tendrás que plantar el mango en una maceta. Más adelante, cuando haya crecido adecuadamente, podrás trasplantarlo a su ubicación definitiva.

Dado que se trata de un árbol frutal de clima tropical, el mejor momento para plantarlo son los meses cálidos, evitando el frío del invierno en los primeros meses de vida del árbol. Una buena época es, por tanto, en torno a marzo.

Cómo plantar un mango paso a paso

Este es el paso a paso para plantar un mango en casa fácilmente:

  1. Prepara una maceta de unos 30 cm de profundidad con una mezcla de sustrato genérico y una quinta o cuarta parte de humus de lombriz. Este aportará a la semilla los nutrientes necesarios para esas primeras semanas tan delicadas.
  2. Con un lápiz o un bastoncito, haz un agujero en el centro de la maceta de la longitud aproximada de la raíz del mango.
  3. Con mucho cuidado de no dañar ni partir la raíz, procura colocar la semilla en la maceta de forma que la raíz se introduzca por el agujero creado para ella.
  4. Cubre la raíz por completo con tierra. No es necesario que la semilla quede cubierta, pero la raíz sí debe estar protegida. Humedece el sustrato con agua, evitando como siempre encharcamientos pero aportando suficiente humedad.
  5. Coloca la maceta en un lugar de la casa en que reciba luz del sol directa, aunque si vives en un clima muy cálido procura retirarla en las horas de mayor incidencia. Puedes dejar la servilleta sobre la semilla en los primeros días o semanas, hasta que veas crecer el primer brote. En sólo unas semanas, tu pequeño árbol crecerá a toda velocidad si todo va bien.

Cuidados del mango - guía básica

El mango no es una planta demasiado exigente, y si le aportas un sustrato adecuado y lo mantienes húmedo, no deberías tener problemas en su crecimiento. De todos modos, estos son los puntos básicos sobre cómo cuidar un árbol de mango correctamente para que crezca bien y llegue a dar frutos:

  • Aunque haya que mantener su tierra húmeda, no encharques o inundes nunca la maceta, y si tiene plato debajo, retira siempre el agua de drenaje sobrante tras regarla.
  • Si tienes abono orgánico casero, puedes aportárselo con moderación una vez al mes.
  • Coloca la planta en una zona en que reciba mucha luz del sol de forma directa, a menos que en tu zona sea particularmente fuerte.
  • Cuando el árbol haya crecido demasiado para su maceta, no dudes en trasplantarlo. Ten en cuenta que estos árboles pueden llegar a los 12 metros de altura, así que elige un lugar lo bastante amplio para él si lo colocas en exterior.
  • Para que conozcas lo necesario sobre podar un árbol de mango, te recomendamos este otro post sobre Cómo y cuándo podar árboles frutales.
Germinar y plantar un mango: cómo y cuándo hacerlo - Cuidados del mango - guía básica

Si deseas leer más artículos parecidos a Germinar y plantar un mango: cómo y cuándo hacerlo, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Cultivo y cuidados de las plantas.

Escribir comentario sobre Germinar y plantar un mango: cómo y cuándo hacerlo

¿Qué te ha parecido el artículo?
1 comentario
Su valoración:
César Contreras
Muy bueno el artículo. Si pudieran indicarme los tipos de mangos, se los agradecería mucho

Germinar y plantar un mango: cómo y cuándo hacerlo
1 de 3
Germinar y plantar un mango: cómo y cuándo hacerlo

Volver arriba