Compartir

Gomosis: qué es y tratamiento

 
Por Mª Belén Acosta, Técnica en jardinería y recursos naturales y paisajísticos. 26 septiembre 2019
Gomosis: qué es y tratamiento

La gomosis es una palabra que inspira temor en cualquier jardinero u horticultor con árboles. Se trata de una de las peores afecciones que pueden sufrir nuestros árboles pero, afortunadamente, no siempre es fatal y hay formas de combatirla y vencerla.

Si ya has visto algún síntoma en tus plantas leñosas como arbustos y árboles o simplemente quieres aprender más acerca de esta enfermedad, acompáñanos en este artículo de EcologíaVerde en el que hablamos de qué es la gomosis, su tratamiento y cómo evitarla.

También te puede interesar: Antracnosis: qué es y tratamiento

Qué es la gomosis - un síntoma de problemas en los árboles

Para empezar, hay que especificar que, a pesar de lo dicho arriba, la gomosis no es una enfermedad en sí, sino un síntoma. Consiste en que el árbol produce secreciones gomosas de color ámbar, que puede surgir directamente de la corteza o de algunas heridas en ella. Este material gomoso es blando al principio, pero acaba por secarse y endurecerse con la exposición al viento y el clima. La gomosis impide una circulación adecuada de la savia, y provocará que diferentes partes de la planta empiecen a secarse. Además, los árboles afectados por gomosis producen frutos muy pequeños y sin desarrollar, que acaban por caer prematuramente.

Los cúmulos de goma no son siempre visibles y puede darse el caso de que un árbol los esté secretando por debajo del nivel del suelo, con lo que en estos casos apreciaríamos solo el resto de síntomas: frutos echados a perder y marchitamiento de algunas partes.

Se trata de una afección especialmente problemática en árboles frutales, que puede causar grandes pérdidas en plantaciones como los cítricos. Descubre más sobre las Plagas y enfermedades de los cítricos y su control en este otro artículo de EcologíaVerde.

Causas de la gomosis en árboles

Son muchas la causas que pueden producir gomosis en un árbol, ya que esta es, al fin y al cabo, una medida de emergencia que el árbol toma para protegerse, sacrificando algunas de sus partes y nutrientes. Por poner un ejemplo fácil de entender, la gomosis es para los árboles como la fiebre para nosotros: no una enfermedad sino un síntoma de lucha contra una afección o enfermedad. Entre las principales causas destacan:

  • Una de las más comunes es la asfixia radicular por exceso de riego. Cuando se riega una planta demasiado abundantemente, o cuando el suelo no cuenta con un buen drenaje, el agua se amontona e impide a las raíces absorber el oxígeno que la planta necesita. Esto es particularmente peligroso en verano, que es cuando las plantas están más estresadas y necesitan mayor cantidad de oxígeno.
  • También puede deberse a una infección por hongos, ya sea por haber demasiada humedad o a causa de haber realizado una poda con herramientas sin desinfectar. Por este tipo de cosas es vital desinfectar siempre nuestras herramientas de jardinería antes y después de su uso.
  • Por último, algunos insectos barrenadores pueden ser también la causa de la gomosis, ya que hacen heridas al árbol al enterrarse bajo su corteza.
Gomosis: qué es y tratamiento - Qué es la gomosis - un síntoma de problemas en los árboles

Gomosis: tratamiento

Si el árbol ya muestra síntomas de gomosis, hay algunas medidas que puedes poner en marcha para intentar curarlo. Sigue estos consejos de tratamiento de la gomisis en árboles, según el origen del problema:

  • Coge un cuchillo o herramienta similar, desinféctalo y retira con cuidado la zona de savia oscura convertida en goma o endurecida. Después, aplica pasta cicatrizante en la zona afectada, y repite este mismo proceso cada dos semanas, hasta que el árbol deje de producir las secreciones gomosas y los síntomas se detengan.
  • Si el problema es un ataque de hongos, será necesario aplicar fungicida, de la misma forma que insecticida o plaguicida si el ataque es de insectos barrenadores. En este último caso, deberías poder ver los pequeños agujeros una vez retires la sustancia gomosa.

Si necesitas aplicar un fungicida en tu árbol te recomendamos que uses uno natural. Aquí tienes algunas recetas de Fungicidas caseros para árboles frutales. En el caso de que se trate de insectos, te aconsejamos este otro post sobre Cómo hacer insecticidas naturales para plantas.

Gomosis: qué es y tratamiento - Gomosis: tratamiento

Cómo evitar la gomosis en las plantas

Lo mejor, sin duda, es prevenir antes que curar. Tomar las medidas adecuadas nos ahorrará sustos con nuestras plantas, y la posible pérdida de algunas de ellas. Ten en cuenta, además, que la gomosis puede afectar también a arbustos leñosos, no solo a árboles. En cualquier caso, estas son las medidas a tener en cuenta para prevenir la gomosis:

  • No riegues más de lo necesario. Especialmente en verano, que es cuando es más fácil que la asfixia radicular se produzca. Es preferible que riegues más a menudo a que inundes todo el terreno una vez cada X días.
  • Asegura un buen drenaje. Si tu tierra tarda más de 15 minutos en absorber el agua después de regar, tienes un problema de drenaje. Remueve la tierra, añade materia orgánica o incluso aporta terreno de una composición adecuada. Desgraciadamente, no es un problema de solución fácil ni cómoda, pero un suelo con un buen drenaje es necesario para una gran cantidad de plantas.
  • Desinfecta siempre tus herramientas. Una poda hecha con herramientas sin desinfectar puede extender el problema a todas las plantas con las que trabajes después. No ahorres en desinfectante.
  • Aplica cicatrizante en las heridas después de podar. Así evitarás posibles infecciones a través de una herida abierta.
  • Y, por último, abona lo necesario, ni más ni menos. Si lo haces en exceso, la alta cantidad de nitrógeno en el suelo podría atraer plagas a tu cultivo.

Si deseas leer más artículos parecidos a Gomosis: qué es y tratamiento, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Cultivo y cuidados de las plantas.

Escribir comentario sobre Gomosis: qué es y tratamiento

¿Qué te ha parecido el artículo?

Gomosis: qué es y tratamiento
1 de 3
Gomosis: qué es y tratamiento

Volver arriba