Compartir

Palmera kentia: cuidados

 
Por Enrique Arriols, Periodista especializado en ecología y medio ambiente. 20 febrero 2019
Palmera kentia: cuidados

Una de las plantas de interior más usadas es la palmera kentia. Se trata de una planta que destaca por su facilidad de adaptarse tanto a interiores como a exteriores, lo que motiva que se pueda usar en ambos espacios sin ningún problema. De hecho, al tratarse de un árbol, lo más habitual sería encontrarla en los espacios al aire libre y con buena iluminación. No obstante, debido a que se adapta sorprendentemente bien a los espacios interiores, siempre y cuando se tengan los cuidados adecuados, es uno de los árboles que mejores resultados van a ofrecer cuando se ubiquen es espacios cerrados. Si quieres conocer las características principales y los cuidados de la palmera kentia, sigue leyendo EcologíaVerde y te los mostramos con esta guía práctica.

También te puede interesar: Cuidados de las palmeras

Características de la planta kentia

La palmera kentia, cuyo nombre nombre científico es Howea forsteriana, es una palmera original de la isla de Lord Howe, al este de Australia. Se trata de un árbol que crece en forma de palmera de cuyo tronco pueden llegar a brotar desde 3 a 10 palmas, cada una de ellas con sus respectivas hojas. Se trata de una planta de crecimiento muy lento. Prefiere los suelos ricos en materia orgánica y bien drenados, aunque también hay que decir que se trata de un árbol que se adapta bastante bien a la mayoría de suelos, lo que hace que se pueda encontrar en la mayoría de los lugares del planeta.

De hecho, aunque prefiere temperaturas templadas entre los 14 y los 25 grados centígrados, puede llegar a tolerar heladas no muy fuertes, llegando a soportar hasta -4 grados centígrados si se trata de períodos cortos de tiempo. Por otro lado, se trata de una planta que tiene un fruto pequeño y rojizo, con un aspecto y tamaño similar al de un huevo medio de gallina. Aunque es una planta que disfruta de la exposición al sol, también se adapta bien a los ambientes sombríos, lo que hace que sea una opción perfectamente viable a la hora de colocarla en interiores, especialmente si se quiere una planta de interior grande, que suelen presentar más problemas precisamente por la falta o escasa luz en los espacios cerrados.

Palmera kentia: cuidados - Características de la planta kentia

Cuidados de la palmera kentia - guía práctica

Los cuidados de la palmera kentia o Howea forsteriana, se van a referir principalmente a las situaciones en las que la planta esté en interior.

Riego

Cuando la kentia se encuentra plantada directamente en el suelo, lo más habitual es que los cuidados se tengan que limitar a un riego apropiado, y solo en zonas en las que no llueva con frecuencia. De hecho, uno de los aspectos que hay que tener en cuenta respecto a los cuidados de la palmera kentia es que no tolera bien el exceso de agua. Tanto si se trata de palmeras de interior como de exterior, lo más recomendable es regalar únicamente 1 o 2 veces a la semana en verano. Pudiendo hacerlo 1 o 2 veces al mes en invierno. No obstante, si la kentia está plantada en maceta en un interior con calefacción, sí que deberemos adaptar el riego a 1 o 2 veces por semana. Además, es fundamental evitar el exceso de agua, ya que podría pudrir sus raíces.

Humedad

Así mismo, especialmente en verano y en espacios con poca humedad debido a la calefacción, es importante humedecer las hojas mediante un pulverizador de agua. A ser posible, se recomienda hacerlo una vez al día o, si no, por lo menos una vez a la semana.

Iluminación

Respecto a la iluminación, es una planta que tolera bien la falta de luz, aunque si está en interior es mejor ubicarla cerca de una ventana o fuente de luz. Así mismo, si se trata de un ejemplar joven, es importante evitar que le dé la luz directa del sol hasta que por lo menos alcance los cinco años, ya que sus hojas se podrían quemar con facilidad.

Enfermedades de la palmera kentia

Uno de los aspectos más importantes respecto a los cuidados de la palmera kentia o Howea forsteriana es el relativo a las enfermedades que puede sufrir. En este sentido, es fundamental evitar el exceso de agua en el suelo o el sustrato, ya que puede provocar la aparición de hongos, como el oídio, con gran facilidad. Para ello, lo correcto será regarla cuando la tierra esté seca y evitar siempre que se acumule exceso de agua en el plato de la maceta. Así mismo, también es recomendable aplicar un fungicida natural en la tierra una vez al año.

Otras de las enfermedades que suelen atacar a la palmera kentia son la cochinilla algodonosa y la araña roja, que son con diferencia las plagas más comunes en este tipo de plantas. Suelen hacer su aparición especialmente durante los períodos cálidos del año, por lo que es conveniente estar atentos a cualquier síntoma que pueda delatar su presencia.

Palmera kentia: cuidados - Enfermedades de la palmera kentia

Si deseas leer más artículos parecidos a Palmera kentia: cuidados, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Cultivo y cuidados de las plantas.

Escribir comentario sobre Palmera kentia: cuidados

¿Qué te ha parecido el artículo?

Palmera kentia: cuidados
1 de 3
Palmera kentia: cuidados

Volver arriba