menu
Compartir

Planta amor de hombre: cuidados

 
Por Mª Belén Acosta, Técnica en jardinería y recursos naturales y paisajísticos. 14 febrero 2022
Planta amor de hombre: cuidados

La planta amor de hombre es una de las plantas verdes más populares entre los aficionados a la jardinería y las plantas de interior. Las claves de su éxito son sus bonitas hojas y, sobre todo, lo fácil que son sus cuidados en gran variedad de entornos, y es que esta planta puede cultivarse tanto en interior como en exterior.

Si te animas a tener en casa a esta planta y quieres saber cómo hacer que crezca en las mejores condiciones, acompáñanos en este artículo de EcologíaVerde sobre los cuidados de la planta amor de hombre.

También te puede interesar: Lazo de amor o cinta: cuidados

Características de la planta amor de hombre

Su nombre científico es Tradescantia zebrina, aunque popularmente se la llama amor de hombre, nombre que en ocasiones se extiende a toda la familia Tradescantia, con unas 70 especies aproximadamente.

La Tradescantia zebrina se distingue por sus llamativas hojas, con un patrón de franjas verdes y plateadas y con un vistoso el envés de color púrpura. Son plantas suculentas con origen en la América tropical. Sus matas llegan a crecer hasta los 40 cm de altura, con tallos suculentos de porte rastrero. Sus flores son menudas y delicadas, aunque tan bonitas como breves.

Clima y ubicación para la planta amor de hombre

En el entorno adecuado, la Tradescantia zebrina puede cultivarse tanto en interior como en exterior, aunque esto no significa que tolere todos los tipos de clima de cualquier forma. Por lo general, la planta agradece los entornos ligeramente cálidos, sin tolerar en cambio heladas por debajo de los -3 ºC. Su temperatura ideal es de entre 12 y 25 ºC. Para su ubicación conviene tener el cuenta:

  • En exterior puede colocarse al sol siempre que este no sea muy intenso, pudiendo quemarse sus hojas si la insolación es excesiva. En climas muy cálidos o con veranos especialmente fuertes, convendrá ubicarla en semisombra, a cubierto de las horas de mayor incidencia.
  • En interior será necesario ubicarla en alguna zona bien iluminada para que pueda desarrollarse adecuadamente, siendo lo mejor cerca de ventanas. En los meses de verano o durante las horas de la tarde será mejor tamizar la luz con una cortina para evitar quemaduras.

Si las hojas pierden su coloración, volviéndose pálidas y homogéneas, o se vuelven más alargadas y finas, significará que tu planta amor de hombre necesita algo más de luz, así que muévela a una zona más iluminada.

Planta amor de hombre: cuidados - Clima y ubicación para la planta amor de hombre

Riego de la planta amor de hombre

El riego es prácticamente el único cuidado con el que la Tradescantia es relativamente exigente. Muy sencilla de cuidar por todo lo demás, basta con saber cuándo regar y cuándo no hacerlo para que la planta crezca sana y sin problemas. Como muchas suculentas, esta planta no tolera los encharcamientos ni los excesos de humedad ambiental, por lo que un riego demasiado frecuente o abundante puede provocarle problemas de pudrición de raíces, difíciles de recuperar. En este sentido y ante la duda, siempre es mejor quedarse corto e ir cogiéndole el punto, regando si parece que la planta está algo seca, de lo que se recuperará rápidamente y sin problemas.

La regla en este sentido es muy fácil: riega cuando la tierra se haya secado en sus primeros centímetros. Puedes comprobarlo hundiendo un dedo en la tierra o usando un palillo o un lápiz: si la tierra se queda pegada es que mantiene humedad. La frecuencia concreta, lógicamente, dependerá del clima y de si está en suelo o maceta, así que tendrás que aprender a controlarlo. Eso sí, en los meses fríos, casi siempre será suficiente con un riego quincenal aproximadamente.

Planta amor de hombre: cuidados - Riego de la planta amor de hombre

Tierra para la planta amor de hombre

Lo más importante con su tierra o sustrato es que cuente con un drenaje lo mejor posible, para así evitar los temidos encharcamientos. En el jardín, riega y estudia dónde el agua drena con mayor efectividad y sin encharcamientos para plantar tu Tradescantia, mientras que en maceta bastará con preparar un recipiente con agujeros de drenaje y usar una mezcla ligera y bien drenada, con fibra de coco y humus de lombriz, además de perlita.

Planta amor de hombre: cuidados - Tierra para la planta amor de hombre

Abono para la planta amor de hombre

La capacidad de crecimiento de la Tradescantia ya es excepcional de por sí, con lo que incluso sin mucho fertilizante, crecerá con gran vigor los primeros meses. Sin embargo, los nutrientes en la tierra se agotan pronto, y en maceta es un problema especialmente importante.

Si quieres que tu planta amor de hombre siga creciendo fuerte después del primer año, añade fertilizante orgánico y ecológico, como humus de lombriz o compost a la tierra, amontonando una pequeña cantidad en la base de la planta cada 15 días o una vez al mes durante los meses cálidos. Aquí puedes aprender sobre Cómo hacer compost casero.

Multiplicación de la planta amor de hombre

La propagación de la Tradescantia es tan sencilla como ocurre con gran cantidad de suculentas. Tanto si optas por el método de división con raíces como por los esquejes, la multiplicación tendrá éxito sin mayores complicaciones en una gran cantidad de casos.

Para ir a lo seguro, lo más sencillo es cortar un esqueje de un tallo y ponerlo en agua hasta que eche raíces por sí mismo, tras lo cual podrás trasplantarlo a un sitio con sustrato, en suelo o en maceta.

En este otro artículo puedes conocer más acerca de Cómo reproducir suculentas para lograr reproducir la planta amor de hombre.

Si deseas leer más artículos parecidos a Planta amor de hombre: cuidados, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Cultivo y cuidados de las plantas.

Escribir comentario

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?
Planta amor de hombre: cuidados
1 de 4
Planta amor de hombre: cuidados

Volver arriba