Compartir

Relaciones interespecíficas: tipos y ejemplos

Por Javier Sánchez, Biólogo. Actualizado: 3 julio 2019
Relaciones interespecíficas: tipos y ejemplos

Dentro de una biocenosis se establecen distintos tipos de relaciones entre organismos o seres vivos. Estas relaciones se denominan relaciones bióticas y pueden ser intraespecíficas, cuando se establecen entre organismos de la misma especie, e interespecíficas, cuando se establecen entre organismos de distintas especies, sin importar si son vegetales, animales o microorganismos de otros tipos.

Con este artículo de EcologíaVerde, queremos ayudarte a aprender de forma sencilla todo sobre las relaciones interespecíficas: tipos y ejemplos.

También te puede interesar: Protocooperación: definición y ejemplos

Tipos de relaciones interespecíficas

Existen diferentes tipos de relaciones interespecíficas que se pueden dar entre los organismos de una comunidad y se definen en relación al efecto beneficioso (+), perjudicial (-) o neutro (0) para cada uno de los individuos implicados.

  • Relaciones (0)/(+)
  • Relación (+)/(0)
  • Relaciones (+)/(-)
  • Relación (+)/(+)
  • Relación (-)/(-) o (+)

A continuación explicamos cada uno de estos tipos de relaciones interespecíficas con ejemplos.

Relaciones interespecíficas del tipo (0)/(+)

Dentro de los tipos de relaciones entre especies llamados (0)/(+) encontramos estos tipos:

  • Amensalismo: relación en la que un individuo produce una sustancia tóxica para otro, como por ejemplo, el eucalipto (Eucalyptus globulus) segrega sustancias que dañan e imposibilitan el crecimiento de especies vegetales a su alrededor.
  • Antibiosis: se produce cuando una especie segrega sustancias nocivas para otra especie que compite con ella. Un ejemplo clásico de antibiosis es el hongo Penicillium, que produce sustancias que inhiben el crecimiento de los microorganismos que hay a su alrededor.

Relaciones entre especies del tipo (+)/(0)

Las relaciones interespecíficas conocidas como el tipo (+)/(0) son las siguientes:

  • Epibiosis: se establece cuando un organismo sésil e inofensivo (epibionte), vive encima de otro ser vivo (basibionte). Un ejemplo de este tipo de relaciones se da entre epibiontes como balanos, rémoras o algas y basibiontes como ballenas, tiburones o tortugas marinas.
  • Tanatocresis: relación que ocurre cuando un individuo utiliza los restos de otros organismos muertos para su propio beneficio como los excrementos o sus secreciones. Un ejemplo es el cangrejo ermitaño (Eupagurus bernhardus), el cual se refugia y protege utilizando la concha vacía de un caracol.
  • Foresia: relación que se establece cuando una especie utiliza a otra como medio de transporte y movimiento, sin causarle daño. Un ejemplo de foresis ocurre cuando un ácaro utiliza el abdomen de ciertos tipos de escarabajos para desplazarse sin gastar energía.
  • Comensalismo: una de las especies participantes (el comensal) se beneficia de otra (el huésped), sin causarle beneficio ni perjuicio. Realmente, dentro del término comensalismo, se puede englobar la foresia, epibiosis, tanatocresis e inquilinismo.
  • Inquilinismo: se da cuando una de las especies habita en el refugio o madriguera de otra. Un ejemplo de esta relación se da entre las plantas epífitas y algunos tipos de árboles o los insectos que habitan en las madrigueras de los ratones campesinos.
Relaciones interespecíficas: tipos y ejemplos - Relaciones entre especies del tipo (+)/(0)

Relaciones interespeciíficas (+)/(-)

Dentro del tipo (+)/(-) de relaciones entre especies encontramos:

  • Depredación: relación que implica la captura y muerte de unos organismos (depredadores) sobre otros (presas). La depredación es una relación entre dos especies de vida libre, sin relación anterior o directa entre ellas. Es una de las relaciones más importantes desde el punto de vista de la selección natural y el mismo organismo puede ser depredador y a su vez presa de otros. Los ejemplos son numerosos, como el oso polar que depreda focas y renos o el oso hormiguero con las termitas y hormigas.
  • Parasitismo: un individuo (parasito) vive a expensas de los fluidos de otro individuo (huésped), que resulta perjudicado, pero no le produce la muerte a corto plazo. Pueden ser ectoparásitos cuando viven en el exterior del huésped, alimentándose de su sangre o savia. Un ejemplo de ectoparásito es la garrapata. Por el contrario, los endoparásitos viven en el medio interno del huésped, evolucionando con él. Un ejemplo de endoparásitos son los gusanos intestinales o la triquina. Por ejemplo, en este otro artículo explicamos los Parásitos que afectan a las plantas.
  • Explotación: relación en la que un grupo de individuos resultan beneficiado de otros, que son perjudicados. Dentro de esta categoría, se puede englobar la depredación o el parasitismo.

Relaciones entre especies del tipo (+)/(+)

En este tipo de relaciones entre especies, las denominadas (+)/(+) podemos encontrar estos dos tipos y subtipos:

Simbiosis

En este tipo de relación, ambos organismos (simbiontes) resultan beneficiados de algún proceso del otro con el que tienen una relación estrecha. Un ejemplo clásico y muy frecuente es el de los líquenes, donde un hongo (o micobionte) se beneficia de la fotosíntesis de un alga (ficobionte), la cual se beneficia de la protección del hongo contra factores como la desecación.

Mutualismo

Es un tipo de relación muy similar a la simbiosis, con la diferencia de que la relación entre ambos organismos no es tan íntima. Podemos diferenciarla a su vez en:

  • Relación recurso-recurso: un tipo de recurso es intercambiado por otro. Por ejemplo, los rizobios que fijan nitrógeno y las leguminosas, intercambian el nitrógeno por hidratos de carbono o carbohidratos.
  • Relación servicio-recurso natural: un ejemplo es la polinización, en la cual el néctar (recurso natural) es intercambiado por la dispersión del polen (servicio). Este es uno de los motivos de la gran importancia de las abejas y otros seres vivos polinizadores.
  • Relación servicio-servicio: un ejemplo es la relación que se establece entre la anémona de mar y el pez payaso, que intercambian protección (servicios).
Relaciones interespecíficas: tipos y ejemplos - Relaciones entre especies del tipo (+)/(+)

Relación interespecífica de tipo (-)/(-) o (+)

La relación entre especies del tipo (-)/(-) o (+) es la llamada competencia. Es una relación que se establece entre dos especies que compiten por un recurso, ya sea abióticos o bióticos, como agua, territorio, pareja o alimentos. Es una de las relaciones más importantes desde el punto de vista de la selección natural, ya que puede determinar que una especie reduzca su tasa reproductiva o, en casos extremos, se extinga por no poder adaptarse a la competencia. Puede ser:

  • Competencia por explotación: una especies consume y usa un recurso de forma más eficiente, reduciendo su disponibilidad para los demás. Un ejemplo es la competencia entre los pulgones que consumen la savia de los árboles. En este caso, la especie de pulgón que consume más recurso, deja menos para el otro.
  • Competencia por interferencia: una especie interfiere de forma directa en la forma de obtener el alimento y en el hecho de lograr obtenerlo, en la supervivencia o en la reproducción de otra especie a través de actos como la agresión. Un ejemplo es la competencia territorial que se da en las hormigas.

 

Si deseas leer más artículos parecidos a Relaciones interespecíficas: tipos y ejemplos, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Biodiversidad.

Escribir comentario sobre Relaciones interespecíficas: tipos y ejemplos

¿Qué te ha parecido el artículo?
8 comentarios
Su valoración:
Ana
Gracias!!!
Su valoración:
abril
esta reeeeeeeeeee bueno siempre me ayudan
Su valoración:
Zaid
¿De que manera las relaciones interespecificas de tipo positiva afectan al ecosistema
Su valoración:
CabezaDeNepe
Podrias hacer ejemplos de las relaciones interespeficifas de tipos negativos pls ( ͡° ͜ʖ ͡°) .
Su valoración:
Desirée Villanueva Núñez
Me encantó. La mejor explicación.
Su valoración:
agustin
muy bueno
MARCO ANTONIO
hola por favor ayudeme con 5 ejemplos de organismos intraespecificos humanos, plantas
Su valoración:
Freddy David Lucena Rojas
Excelente articulo me lo pudieran enviar, soy prof de educación ambiental y ecología y me serviría de apoyo didactico
Javier Sánchez
Te podría enviar un documento a ese correo, pero sin las imágenes

Relaciones interespecíficas: tipos y ejemplos
1 de 3
Relaciones interespecíficas: tipos y ejemplos

Volver arriba