Compartir

Rizomas: definición y ejemplos de plantas

Rizomas: definición y ejemplos de plantas

Todos conocemos o tenemos una noción de las partes básicas que componen una planta: raíz, tallo y hojas. Sin embargo, seguro que a la hora de identificar las distintos tipos y estructuras que existen no tenemos las ideas tan claras. De hecho es muy común visualizar o imaginar un tallo, como aquella parte de la planta que crece en vertical y a partir de la cual surgen ramificaciones y hojas nuevas, pero ¿Sabías que también pueden crecer en horizontal?

En EcologíaVerde te lo contamos todo acerca de este tipo de tallos, los rizomas, su definición y ejemplos de plantas que tienen este tipo de tallo y se reproducen así, entre otras formas. ¡Sigue leyendo!

También te puede interesar: Qué son los estolones y ejemplos

Qué es un rizoma: definición

Se denomina rizoma al tallo que crece por debajo de la tierra y en horizontal, de modo que, es considerado un tallo subterráneo al igual que los bulbos y los tubérculos, siendo capaces de almacenar nutrientes, por lo que, funcionan como órganos de reserva para la planta cuando esta se enfrenta a condiciones extremas o de escasez de nutrientes. Además, al crecer horizontalmente también puede sostener a la planta.

Las plantas que cuentan con este tipo de tallo, suelen ser perennes, por lo que mientras pierden sus hojas y partes superficiales durante los meses más fríos, siguen conservando los rizomas y almacenando los nutrientes que la planta necesita para subsistir. Esta capacidad, convierte a los rizomas, en tallos muy interesantes para el uso y consumo humano, como por ejemplo el jengibre, valorado por sus propiedades y utilizado tanto para el consumo como para el tratamiento de ciertas dolencias.

Rizomas: definición y ejemplos de plantas - Qué es un rizoma: definición

Los rizomas: crecimiento y reproducción

Los rizomas pueden crecer y cubrir grandes superficies del terreno, ya que su crecimiento es indefinido. Con el paso del tiempo y el incremento de longitud del rizoma, las partes más antiguas pueden llegar a morir. En estos casos, si los brotes de lo que, en un principio, era una misma planta quedan separados por una zona muerta y por lo tanto, serán consideradas dos plantas diferentes.

Esto quiere decir, que la reproducción de los rizomas es asexual. A partir de un fragmento (siempre y cuando este disponga de una yema) del rizoma pueden surgir brotes, raíces y nuevas plantas. Por lo tanto, en jardinería se aplica la técnica del trasplante para propiciar su reproducción y crecimiento. Una vez, el rizoma, ha sido trasplantado, utilizará los nutrientes almacenados para el desarrollo del nuevo individuo. Por ello, su división y plantación suele tener lugar durante los meses que presentan unas condiciones más favorables, como son el inicio de la primavera, el verano e incluso durante el otoño.

Tipos de rizomas

Según el tipo de ramificación y crecimiento que presenten los rizomas se pueden dividir en dos tipos diferentes:

  • Rizomas definidos o simpoidales: su crecimiento es definido, lo que implica que la planta originaria puede morir cuando surgen otras demasiado próximas a ella. Los rizomas simploidales suelen presentar nudos cortos y gruesos, siendo a su vez, capaces de almacenar una gran cantidad de nutrientes.
  • Rizoma indefinido o monopodiales: se considera que su crecimiento es indefinido, ya que la planta originaria, nunca muere, dando lugar a una gran cantidad de plantas nuevas. Se caracteriza porque sus nudos son más alargados que los de los rizomas definidos y continuamente se generan nuevos nudos y rizomas.

Plantas con rizomas: ejemplos

Como hemos dicho anteriormente, las plantas que se reproducen por rizomas son perennes, a continuación te presentamos algunos ejemplos:

  • Jengibre: es una de las plantas con rizomas más populares, perteneciente a la familia de Zingiberáceas, debido a sus múltiples usos y propiedades.
  • Grama: o gramínea blanca. Dispone de un rizoma delgado y alargado.
  • Caña de las indias: es una planta de origen tropical y, a pesar de contar con rizomas, que favorecen su desarrollo y crecimiento, necesita de mucha atención y cuidados para su mantenimiento y conservación.
  • La menta: es una de las plantas que cuentan con rizomas más valoradas, al igual que el jengibre, por sus propiedades, olor y peculiar sabor.
  • Lirio: es una de las plantas con rizomas que presentan tallos gruesos y frondosos, lo que les permite sobrevivir a temperaturas extremas y a los duros inviernos.
  • Sello de Salomón: se caracteriza por la presencia de flores tubulares de color blanco. Para su crecimiento y desarrollo requiere un gran aporte de nutrientes por lo que la presencia de rizomas favorece la absorción, almacenamiento y disposición de estos.
  • Bambú: todas las especies de bambú se reproducen por rizomas, teniendo un gran interés sobre todo en jardinería, a fin de crear barreras que nos proporcionen una separación, protección o mayor intimidad en nuestros hogares.
Rizomas: definición y ejemplos de plantas - Plantas con rizomas: ejemplos

Si deseas leer más artículos parecidos a Rizomas: definición y ejemplos de plantas, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Cultivo y cuidados de las plantas.

Escribir comentario sobre Rizomas: definición y ejemplos de plantas

¿Qué te ha parecido el artículo?
1 comentario
Su valoración:
Pepe
fantastica la explicacion

Rizomas: definición y ejemplos de plantas
1 de 3
Rizomas: definición y ejemplos de plantas

Volver arriba