Compartir

Protocooperación: definición y ejemplos

 
Por Javier Sánchez, Biólogo. 25 abril 2019
Protocooperación: definición y ejemplos

Entre las relaciones entre distintas especies de organismos que tiene lugar en la naturaleza (relaciones interespecíficas), uno de los tipos menos conocidos es la protocooperación. Se trata de una interacción biológica semejante al mutualismo, con la que a veces es confundido, en cuanto a lo que obtiene cada organismo, pero con ligeras diferencias frente a esta.

En este artículo de EcologíaVerde hablaremos sobre la protocooperación, su definición y algunos ejemplos.

También te puede interesar: Especies endémicas: definición y ejemplos

Definición de protocooperación - ¿qué es?

Se puede definir a la protocooperación como una interacción mutualista entre dos organismos que obtienen un beneficio de esta relación. Estas interrelaciones pueden tener lugar entre organismos de diferentes especies o, incluso, diferentes reinos de la naturaleza. En la protocooperación los individuos no tienen la obligación de establecer lazos, ya que que pueden sobrevivir sin recibir la ayuda de otros. Sin embargo, se relacionan porque resulta beneficioso para ambas especies. Así, la protocooperación se opone a las relaciones simbióticas, donde ambos individuos dependen de la relación para sobrevivir, es decir, la ausencia de relación significa la muerte del otro organismo. Aquí hablamos más acerca de Qué es simbiosis en ecología con ejemplos.

Los ejemplos de protocooperación son abundantes en la naturaleza. Uno de los casos más representativos es la relación que se da entre las bacterias que se desarrollan en el suelo y la vegetación que crece. En esta relación ni las bacterias ni las plantas necesitan la ayuda del otro organismo, pero obtienen beneficios de esta relación. Así, las plantas obtienen nutrientes generados por las bacterias y las bacterias obtienen materias para descomponer. Este ejemplo ocurre en todos los suelos fértiles, demostrando que las relaciones de protocooperación son posibles en cualquier ambiente.

Protocooperación: definición y ejemplos - Definición de protocooperación - ¿qué es?

La protocooperación y el mutualismo

El mutualismo es otra interacción biológica que se da entre dos especies y se pueden dividir en dos tipos principales:

  • Simbióticas: la relación es obligada y garantiza la supervivencia de una de las dos especies.
  • No simbiótica: la relación no es obligada, sino que se establece facultativamente.

La protocooperación se enmarca dentro de las relaciones mutualistas no simbióticas, ya que los organismos no dependen de la relación para su supervivencia, sino que la establecen porque les aporta beneficios a ambos. En el caso de que ambos individuos posean un tamaño similar, pueden intercambiar alimentos, nutrientes u hormonas, beneficiándose ambos.

Ejemplos de protocooperación

Como hemos dicho, hay una gran cantidad de casos de esta relación en la naturaleza. Entre los ejemplos de protocooperación más habituales están:

Insectos y flores

Una gran diversidad de insectos como las mariposas, las abejas y los abejorros se alimentan del néctar de las flores. El cuerpo de estos insectos resulta impregnado con el polen al acercarse a las flores para alimentarse y al volar, transportan el polen hacia otras flores, favoreciendo la polinización cruzada. En este otro post de EcologíaVerde te hablamos de Cuáles son los insectos polinizadores y su importancia.

Como vemos, aunque la relación es beneficiosa para ambas, no dependen de esta para su supervivencia, pues las flores pueden reproducirse gracias a la acción de otros factores como el viento y el insecto puede alimentarse de otras especies.

Aves y mamíferos

Existen aves, como los picabueyes, que se pueden posar sobre el cuerpo de los grandes mamíferos (antílopes, rinocerontes, jirafas, elefantes o búfalos) y alimentarse de parásitos indeseados en estos animales (como pulgas o garrapatas).

En esta relación, el ave es transportada por el animal, mientras que el mamífero se mantiene saludable por la eliminación de los parásitos. También se cree que los picabueyes emiten señales de alarma cuando el animal se encuentra en peligro para que vengan en su ayuda.

Protocooperación entre peces

Hay peces que son "limpiadores" de otras especies de peces más grandes. Este tipo de relación es común en los arrecifes, donde peces más grandes acuden para ser "limpiados".

Uno de estos casos es el de los peces piloto (Naucrates ductor), que se alimentan de los parásitos y restos de comida que dejan los tiburones. También pueden limpiar las bocas de los tiburones, que nunca se los comen porque saben que obtienen este beneficio de ellos.

Hormigas y pulgones

Los pulgones realizan agujeros en los árboles para alimentarse de su salvia y las hormigas, en lugar de comérselos, los estimulan con sus antenas para que secreten ligamaza. Las hormigas protegen a los pulgones de los depredadores, de manera que ambas especies se benefician, pero la planta muere.

Micorrizas y plantas

La micorrizas son asociaciones entre hongos y raíces de plantas vasculares, donde las plantas consiguen acceso a nutrientes que de otra manera no pueden conseguir y el hongo, en cambio, obtiene carbono de la planta.

Anémona de mar y cangrejo ermitaño

Este es otro ejemplo claro de protocooperación, pues la anémona de mar es transportada adherida al caparazón del cangrejo hacia zonas con más alimento y la anémona protege y proporciona alimento al cangrejo.

Protocooperación: definición y ejemplos - Ejemplos de protocooperación

Si deseas leer más artículos parecidos a Protocooperación: definición y ejemplos, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Biodiversidad.

Escribir comentario sobre Protocooperación: definición y ejemplos

¿Qué te ha parecido el artículo?

Protocooperación: definición y ejemplos
1 de 3
Protocooperación: definición y ejemplos

Volver arriba