Compartir

Acidificación de los océanos: qué es, causas y consecuencias

 
Por Ana Cartón. 31 enero 2020
Acidificación de los océanos: qué es, causas y consecuencias

La acidificación de los océanos es, probablemente, uno de los problemas ambientales más importantes a día de hoy y, sin embargo, no se le da la importancia que merece. La contaminación puede presentarse de varias formas y la de los océanos se está convirtiendo en un problema de notables dimensiones para la red alimenticia, por lo que son necesarias medidas urgentes que aseguren la salud de los océanos antes de que la contaminación termine con la vida marina, de la cual dependemos los seres humanos y gran cantidad de especies en todo el mundo. En este artículo de EcologíaVerde hablamos sobre la acidificación de los océanos, qué es, causas y consecuencias.

Qué es la acidificación de los océanos

La acidificación de los océanos consiste en un conjunto de reacciones químicas que tienen lugar por la absorción de CO2 por parte del agua de mar y que provocan un aumento de la concentración de iones de hidrógeno, lo cual conlleva un incremento de la acidez del agua y una disminución de la cantidad relativa de iones de carbonato.

La acidificación del océano es global y afecta tanto a estuarios costeros como a canales. El océano absorbe alrededor de un 30% del CO2 liberado en la atmósfera, de manera que, a medida que aumentan los niveles de dióxido de carbono en esta, también lo hacen los niveles de este gas en el océano.

Causas de la acidificación de los océanos

La acidificación de los océanos está directamente causada por el incremento de las concentraciones de CO2 de origen antrópico emitido a la atmósfera pues, como se ha mencionado anteriormente, el océano absorbe cerca del 30% de esas emisiones. Desde principios de la Revolución Industrial (hace más de dos siglos), la concentración de CO2 en la atmósfera ha incrementado debido a la quema de combustibles fósiles y cambio del uso de suelo, y el pH de las aguas oceánicas superficiales ha disminuido en 0.1 unidades de pH, lo cual, al tratarse de una escala logarítmica, implica un incremento de, aproximadamente, el 30% en la acidez del agua de mar.

Existen indicaciones científicas, que se siguen investigando, que afirman que de producirse una continuación en esta absorción de dióxido de carbono por parte del agua de mar, a finales de este siglo el pH de las aguas marinas superficiales habrá incrementado 150% con respecto al actual, lo que representaría la repetición de un escenario ya desaparecido hace más de 20 millones de años.

Acidificación de los océanos: qué es, causas y consecuencias - Causas de la acidificación de los océanos

Consecuencias de la acidificación de los océanos

Con la disolución del CO2 en el agua de mar, se genera ácido carbónico, que disminuye el pH del agua y cambia las condiciones ambientales, provocando así la acidificación del medio, lo cual afecta de diversa forma a los diferentes organismos marinos. Estas son las principales consecuencias de la acidificación de los océanos.

  • Por una parte, las algas fotosintéticas y las hierbas marinas pueden verse beneficiadas por el incremento de la concentración de dióxido de carbono en el agua, ya que dependen de este para sobrevivir. En este otro artículo puedes aprender más sobre ello: Qué es el blue carbon o carbono azul.
  • Por otro lado, los iones carbonato son las piezas fundamentales en la fabricación de estructuras calcáreas como conchas y esqueletos, por lo que su disminución en el medio puede provocar que la creación y el mantenimiento de estructuras calcáreas tanto nuevas como ya existentes se vea dificultada en organismos como almejas, ostras, corales de aguas profundas y superficiales, pepinos de mar o el plancton calcáreo. Además, los organismos marinos no calcificantes también pueden verse afectados por este cambio en la química del agua de mar, como en el caso de ciertos peces, cuya capacidad para detectar depredadores en aguas más ácidas puede verse mermada y, cuando estos organismos se encuentran en peligro, puede peligrar toda la red alimenticia.
  • Las personas también nos vemos afectadas por la acidificación de los océanos pues, existen muchas economías que dependen de la pesca de peces y mariscos y muchos millones de personas dependen de los alimentos que se obtienen de los océanos como fuente principal de proteína en sus dietas, de manera que tanto la seguridad alimentaria como la salud y el trabajo de muchas personas que depende de la vida en el mar se verían perjudicados por este proceso.

Acidificación de los océanos: qué es, causas y consecuencias - Consecuencias de la acidificación de los océanos

Posibles soluciones a la acidificación de los océanos

Parece lógico pensar que la solución a la acidificación de los océanos ha de recaer en la disminución de las emisiones de dióxido de carbono a la atmósfera, pues esto hará disminuir la cantidad de CO2 absorbido por los océanos y ayudará a paliar las consecuencias impredecibles que este hecho pudiera conllevar. Existen evidencias científicas que afirman que, para conseguir una buena salud de los océanos, la concentración de dióxido de carbono atmosférico debería ser notablemente menor a 400 ppm, límite que ya se ha excedido.

Para concluir este artículo sobre qué es la acidificación de los océanos, sus causas y consecuencias, presentamos algunas soluciones que podrían servir para eliminar este proceso:

Informar más sobre la acidificación de los océanos

Dar voz a esta problemática mediante organizaciones medioambientales, el gobierno y los medios de comunicación pues, aun tratándose de una prioridad medioambiental, continua siendo relativamente desconocida para gran parte de la población. Es importante crear una conciencia colectiva para otorgarle, como sociedad, la urgencia que merece, pues sus consecuencias podrían ser catastróficas, como en el caso de una extinción en masa.

Reducir la huella de carbono

Acciones como reducir el consumo de carne y que, la cantidad que se consuma, sea de producción sostenible, pues la industria cárnica produce más gases de efecto invernadero que todas las formas de transporte combinadas, siendo la causa más importante del cambio climático y, por ende, de la acidificación de los océanos. Otra forma de reducir la huella de carbono consiste en reducir el consumo energético en los hogares y desperdiciar menos el agua. Con estos fines se puede apagar las luces cuando no se están utilizando, contratar un suministro de energía renovable, utilizar ciclos de lavado más cortos en la lavadora o darse duchas más breves, entre otras cosas. También es importante hacer un mayor uso del transporte público y reducir el uso de coches privados y aviones. También reducimos la huella ecológica al reducir el consumo de plásticos, como evitando los plásticos de un solo uso como en botellas de agua, pajitas, bolsas y vajilla de usar y tirar y reciclando todos los plásticos que se usen. La enorme cantidad de desechos que son vertidos al mar es uno de los mayores problemas que más contribuyen a la acidificación de los océanos y existen zonas donde se congregan estas grandes masas de residuos y afectan a la vida marina.

Te recomendamos estos otros posts de EcologíaVerde sobre Qué es la huella de carbono y Cómo reducir mi huella de carbono.

Ser consumidores conscientes

Acciones como no comprar productos de coral (pues están desapareciendo a tasas alarmantes) y, en general, comprar menos cosas, pues su fabricación y transporte conllevan un gran consumo energético. Es importante comprar solo cuando sea necesario, de buena calidad y producción local y sostenible siempre que sea posible. Es importante seguir el principio de reducir, reusar, reciclar y rechazar objetos nuevos para conservar energía y reducir la contaminación asociada por emisión de gases de efecto invernadero derivadas de la extracción de materia, la fabricación y la gestión de los residuos.

Aprende más sobre estos temas en estos otros artículos en los que hablamos de Qué es el consumo responsable y Zero Waste: qué es y cómo serlo.

Mejorar la gestión y conservación de los océanos

Es necesaria una buena gestión, conservación y restauración de los océanos, razón por la cual, en 2016, durante el Congreso Mundial de la Naturaleza de la IUCN se aprobó la resolución de proteger el 30% de los océanos para el año 2030. Aparte, en cada país o comunidad se toman ciertas medidas propias para ello, aunque en unas zonas más que en otras.

Si deseas leer más artículos parecidos a Acidificación de los océanos: qué es, causas y consecuencias, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Contaminación.

Escribir comentario sobre Acidificación de los océanos: qué es, causas y consecuencias

¿Qué te ha parecido el artículo?

Acidificación de los océanos: qué es, causas y consecuencias
1 de 3
Acidificación de los océanos: qué es, causas y consecuencias

Volver arriba