Compartir

Contaminación marina: causas y consecuencias

 
Por Ariadna García-Astillero. Actualizado: 8 agosto 2018
Contaminación marina: causas y consecuencias

Los océanos representan más del 70% de la superficie terrestre y albergan el 97% del agua que existe en el planeta. Debido al gran volumen que ocupan, alrededor del 99% del volumen terrestre total, estas grandes masas de agua salada representan el hogar de miles de especies vegetales, animales, bacterias y de otros microorganismos, así mismo, son una importante fuente de recursos naturales (energía, alimento, minerales, etc.). Desgraciadamente, el ser humano ha encontrado otra forma de obtener provecho de estos inmensos espacios acuáticos, convertirlos en los nuevos vertederos humanos lo que se traduce en la contaminación de los océanos.

Si quieres saber más información acerca de qué es la contaminación marina, sus causas y consecuencias en este artículo de EcologíaVerde te lo explicamos detalladamente.

Qué es la contaminación marina

La contaminación marina es el resultado de la contaminación de los océanos. Hasta la década de los 70 se tenía la creencia popular de que debido a la gran cantidad de agua que hay en los océanos, esta tenía la capacidad de diluir todos los contaminantes sin generar consecuencias en el medio. Durante esos años se vertieron a los mares toda clase de químicos, aguas residuales sin tratamiento, e incluso residuos radiactivos, con la esperanza de que desaparecieran en el profundo azul.

Sin embargo, lejos de diluirse estos contaminantes se han ido acumulando tanto en el agua como en las cadenas tróficas y, además, han conseguido distribuirse por todo el planeta llegado a lugares donde la actividad humana no está tan presente, como la fosa de las Marianas o la Antártida.

Por este motivo, desde ya hace tiempo celebramos el Día Mundial de los Mares para concienciar sobre el problema y ayudar a mejorar la situación.

Contaminación marina: causas y consecuencias - Qué es la contaminación marina

Causas de la contaminación marina

Las causas de la contaminación de los océanos y los mares o contaminación marina son diversas y numerosas. A continuación, se detallan aquellas que provocan un mayor impacto en los ecosistemas de agua salada o marinos:

Plaguicidas y herbicidas

Aunque principalmente se usan en tierra pueden llegar a los mares a través de los ríos y aguas subterráneas. Pueden disminuir las poblaciones de fitoplancton, algas y plantas marinas provocando una disminución en el oxígeno disuelto del agua. Además, pueden bioacumularse en los tejidos e ir ascendiendo en la cadena trófica, así como provocar alteraciones en el comportamiento y la reproducción, y producir daños en el sistema inmunológico, endocrino y neurológico de los animales (crustáceos, peces, mamíferos, aves).

Fertilizantes y detergentes

Ambos provocan el enriquecimiento en nutrientes de las aguas (eutrofización), pues mayoritariamente están compuestos de nitrógeno (fertilizantes) y fósforo (fertilizantes y detergentes). Cuando estos alcanzan las masas de agua las algas que viven en ellas comienzan a crecer y forman una capa de biomasa que impide la entrada de luz solar y la renovación del oxígeno y por tanto imposibilitando la vida en estas zonas eutrofizadas.

Productos químicos

En el océano pueden encontrarse toda clase de químicos como resultado de vertidos intencionados o del transporte desde los continentes y las costas. Este abanico se extiende desde metales pesados y residuos radiactivos procedentes de las industrias hasta medicamentos, drogas y hormonas entre otros. Los efectos de estas sustancias son la muerte por envenenamiento en los casos más extremos, la aparición de malformaciones, distintos desórdenes metabólicos y conductuales y la bioacumulación en la cadena trófica pudiendo llegar de nuevo a nosotros.

Hidrocarburos

Llegan al océano a través de vertidos, del drenaje de las aguas continentales o por otras actividades humanas (barcos de pesca, lanchas, cruceros, etc.). Cuando se produce un vertido de petróleo los animales (peces, aves) mueren asfixiados, además éste impide la entrada de la luz solar y los componentes procedentes de su descomposición pueden afectar al comportamiento y fisiología de los organismos.

Aguas residuales

En muchos casos las aguas residuales de las poblaciones y las industrias se vierten sin ningún control. Esto favorece la eutrofización debido al enriquecimiento de las aguas con materia orgánica y nutrientes, así como la entrada de químicos e incluso microorganismos y parásitos desestabilizando las comunidades acuáticas e incrementando el nivel de toxicidad del agua.

Plásticos y microplásticos

Uno de los elementos más contaminantes del planeta. Los plásticos pueden provocar heridas, malformaciones y amputaciones en los animales al quedar enganchados en alguna parte del cuerpo. Los plásticos grandes (bolsas, pajitas, botellas) son confundidos con comida por los animales. Su ingesta provoca la obstrucción de las vías respiratorias pudiendo morir por asfixia, en otros casos quedan enredados en el estómago y los intestinos por lo que el animal termina muriendo al no poder alimentarse ni poder expulsarlos.

Los microplásticos (plásticos menores de 5 mm) como nurdles (materias primas para la fabricación de plásticos), purpurinas, microesferas de cosméticos y otros pequeños fragmentos de plástico se han encontrado en los aparatos digestivos de peces, aves e incluso humanos como resultado del movimiento de éstos por la cadena trófica. Pero el problema de los plásticos va mucho más allá, al ser compuestos orgánicos son capaces de absorber los tóxicos del ambiente por lo que una vez ingeridos se acumulan en los tejidos y se mueven a través de la cadena alimentaria.

Redes fantasma

Son aquellas redes que se pierden o se tiran al mar. Al quedar a la deriva, animales como tortugas, aves, delfines y tiburones se enredan en ellas convirtiéndose en sus verdugos. Pueden provocar grandes heridas, laceraciones y la muerte pues los animales no pueden moverse y escapar. En la imagen principal de este artículo podemos ver a una tortuga marina enredada en un de estas redes.

Contaminación acústica

El sonido procedente de sónares, submarinos, barcos e instalaciones petrolíferas y mineras puede propagarse a lo largo de kilómetros por el medio marino. Esto afecta directamente a los grandes mamíferos como ballenas, marsopas o delfines que utilizan ultrasonidos para migrar, alimentarse, reproducirse o comunicarse. Puedes informarte más sobre este tema en este otro artículo de EcologíaVerde sobre La contaminación acústica afecta a los peces.

Consecuencias de la contaminación marina

Las consecuencias de la contaminación son muy diversas y ya se están dejando notar.

Las islas de plástico

Como resultado de la contaminación plástica han surgido islas hechas totalmente de plástico. El Gran Parche de Basura del Pacífico se descubrió en 1997 y ocupa una superficie mayor a la de España, Francia y Alemania juntos, se localiza entre Hawaii y California y se estima que su pesa ascendería a 80.000 toneladas métricas. Además, en estos últimos años se han detectado varios parches más, otro en el sur del océano Pacífico cerca de las costas de Chile y Perú, y otro en el norte del océano Atlántico próximo a las costas estadounidenses. Estas islas plásticas se mantienen por la existencia de vórtices creados por los giros oceánicos, un tipo de corriente de agua circular.

En este otro artículo explicamos Qué son las islas de plástico y cómo se forman.

La eutrofización y la falta de oxígeno

Como hemos explicado antes, una consecuencia de los vertidos de aguas residuales y otros productos químicos es la eutrofización. Debido a la proliferación de las algas el oxígeno disuelto en el agua se agota por lo que casi ningún organismo puede sobrevivir en esas condiciones de anoxia. Además, en estas circunstancias pueden liberarse otras sustancias tóxicas como los óxidos de nitrógeno, gases de efecto invernadero más potentes que el dióxido de carbono. Estas zonas tan eutróficas se conocen como zonas muertas, de entre las más de 400 que se estiman destaca la del Golfo de México.

Acidificación de los océanos

Por otro lado, las industrias contribuyen doblemente a la contaminación oceánica, no solo con los residuos que generan si no también con las emisiones de gases de efecto invernadero que están provocando una acidificación de nuestros océanos. De manera natural el CO2 se disuelve en el agua de los océanos liberando protones como resultado de dicha reacción causando una disminución del pH del agua y por tanto una acidificación de la misma. Esta acidificación afecta a los procesos de calcificación dificultando la formación de carbonato cálcico. Esto se ha traducido en el blanqueamiento de los corales y en la debilidad de las estructuras calcáreas que protegen y dan forma a moluscos, crustáceos y diferentes microorganismos (diatomeas, cocolitofóridos, fominíferos).

Pérdida de biodiversidad por la contaminación marina

Por último, hay que señalar como una de las peores consecuencias de la contaminación marina la pérdida de biodiversidad, ya que al final todos estos agentes (plásticos, químicos, metales) y procesos (eutrofización, acidificación) afectan negativamente a la vida marina. Desgraciadamente, las especies que están sufriendo más las consecuencias de la contaminación marina son las especies que ya se encuentran en peligro de extinción a las cuales se les suma más presión. No hay que olvidar que muchas de estas especies que están desapareciendo son las que se encuentren en la cima de la pirámide trófica, como los grandes depredadores (orcas, tiburones, tortugas, focas) y su desaparición desencadenaría efectos negativos en las comunidades.

Como reflexión final cabe destacar la necesidad de crear una conciencia general de conservación de los océanos y considerarlos, no como nuestros vertederos, sino como fuentes de salud y bienestar porque no hay que olvidar que el ser humano tiene una relación muy estrecha con los mares y es por eso por lo que al final todo lo que es echado en ellos, nos será devuelto. Por lo que si nos importa nuestra salud también debería importarnos la salud de los océanos.

Contaminación marina: causas y consecuencias - Consecuencias de la contaminación marina

Si deseas leer más artículos parecidos a Contaminación marina: causas y consecuencias, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Contaminación.

Escribir comentario sobre Contaminación marina: causas y consecuencias

¿Qué te ha parecido el artículo?

Contaminación marina: causas y consecuencias
1 de 3
Contaminación marina: causas y consecuencias

Volver arriba