menu
Compartir

Bacterias halófilas: ejemplos y características

 
Por Ulla Rothschuh Osorio, Bióloga. 17 mayo 2022
Bacterias halófilas: ejemplos y características

Hay lugares sumamente inhóspitos donde pareciera que nada puede sobrevivir. ¿Pero sabías que las bacterias son de los organismos que más adaptaciones tienen a estos entornos extremos? Unas de ellas son las bacterias halófilas. Si quieres conocer más al respecto, continúa leyendo este artículo de EcologíaVerde donde te explicaremos qué son las bacterias halófilas, ejemplos y características, además de dónde viven y cómo ha aprendido el humano a aprovecharlas para su desarrollo.

Qué son las bacterias halófilas y sus características

Las bacterias halófilas son bacterias que pueden sobrevivir en condiciones de salinidad elevada que otros organismos no pueden tolerar. Clasifican dentro de las bacterias extremófilas, que son aquellas que pueden prosperar en ambientes de condiciones extremas. Algunas bacterias halófilas incluso necesitan estas cantidades elevadas de salinidad para poder desarrollarse.

La salinidad puede estar presente como cloruro de sodio o por composiciones de diferentes iones de sales minerales. Según la zona, esta proporción de iones puede variar. Por ejemplo puede haber predominancia de sodio, cloruros, sulfato, magnesio, amonio, potasio, carbonatos, calcio, fosfatos o bicarbonatos.

Según la cantidad de sal que pueden tolerar se pueden clasificar en:

  • Halófilos débiles: toleran 3% de salinidad, como lo son la mayoría de los organismos marinos.
  • Halófilos moderados: toleran del 3 al 15% de salinidad.
  • Halófilos extremos: toleran hasta 25% de salinidad.

Las características de las bacterias halófilas más destacadas son las siguientes que vamos a mencionar:

  • Son organismos unicelulares y bacterianos.
  • Es común que tengan pigmentos rojos o morados para absorber la luz solar.
  • Pueden realizar la fotosíntesis.
  • Tienen una gran osmorregulación en sus membranas y en su citoplasma: esto impide que se descompensen por los cambios salinos.

Dónde viven las bacterias halófilas

Las bacterias halófilas viven siempre en sitios de alta salinidad. La mayoría de estas zonas se ubican en lugares secos y calientes, pero también pueden encontrarse en industrias y en alimentos. Tales ecosistemas con alta salinidad pueden encontrarse en cualquier punto del mundo, así que podemos decir que son especies cosmopolitas con restricción de distribución según la especie.

Algunos ejemplos de hábitats de bacterias halófilas son:

  • Lagos salinos o salinas marinas: por ejemplo, el Gran Lago Salado en Utah Estados Unidos con 22% de salinidad o el Salar de Atacama en Chile con 15 a 30% de salinidad.
  • Mares: por ejemplo, el Mar Muerto con altas cantidades de magnesio y de 25 a 30% de salinidad. Si tienes curiosidad, quizás pueda interesarte este artículo de EcologíaVerde sobre Cuántas especies viven en el Mar Muerto.
  • Suelos salados: como Alicante en España con salinidad de 2,4 a 12.7%.
  • Hábitats salinos y fríos: como los lagos hipersalinos de la Antártida con 28% de salinidad.
  • Hábitats salinos y alcalinos: como el lago Venere en Italia con salinidad de 9 a 17%.
  • Alimentos muy salados: como salsa de soya con 6,5 a 10% de salinidad o bacalao con 19% de salinidad. De esta manera, ya sabemos que existen bacterias halófilas en alimentos.
Bacterias halófilas: ejemplos y características - Dónde viven las bacterias halófilas

Ejemplos de bacterias halófilas

Las bacterias halófilas se dividen en múltiples especies. Por ello, aquí te presentamos algunos de los ejemplos de bacterias halófilas más interesantes.

  • Halanaerobium praevalens: fue una de las bacterias que fueron aisladas del Gran Lago Salado de Estados Unidos. Se ha encontrado que es una excelente bioremediadora que por un lado secuestra carbono y, por otro lado, elimina compuestos aromáticos tóxicos en lugares con salinidad de hasta un 13%, es decir, que es de difícil acceso para muchos otros procedimientos.
  • Tetragenococcus halophilus: es muy vital para la producción de salsa de soya. Para el procedimiento se necesita dejar en reposo acuoso a granos de soya y de trigo con 19% de cloruro de sodio durante 9 meses en la oscuridad. Estas bacterias son las encargadas de transformar mediante fermentación a los granos en la salsa de soya que conocemos, además de que brindan su único sabor umami e inconfundible aroma [1].
  • Halobacillus spp.: es una bacteria salina que se encontró en las dunas de yeso de Cuatro Ciénagas, en México. A partir de ella se aislaron proteasas, enzimas que pueden romper proteínas. Se demostró que pueden inhibir enzimas que participan en la diabetes. En estas pozas pueden encontrarse múltiples bacterias halófilas.
Bacterias halófilas: ejemplos y características - Ejemplos de bacterias halófilas

Aplicaciones de las bacterias halófilas en la biotecnología

Al poder desarrollarse en entornos muy salados, estas bacterias tienen varias aplicaciones dentro de la biotecnología ya que:

  • Son fáciles de cultivar.
  • No tienen muchos requerimientos nutricionales.
  • Sus cultivos tienen una bajísima tasa de contaminación.

Además de los ejemplos que te mencionamos, a continuación te platicamos para qué más pueden usarse estas bacterias halófilas.

  • Se han utilizado para hacer enzimas: por ejemplo algunas son utilizadas para producir aromatizantes y colorantes para la industria.
  • Otras se han usado para producir polímeros: que sirven en la industria petrolera para hacer más fácil la extracción de crudo. Otros polímeros son útiles para labores de biorremediación y restauración ecológica en ecosistemas dañados, pues tienen una gran capacidad para remover residuos tóxicos de aguas residuales hipersalinas, como ocurre en fábricas de pesticidas, herbicidas, farmacéuticos, extracción de petróleo, talabarterías donde procesas pieles, o en fábricas de aceite de oliva.
  • También pueden usarse directamente contra ambientes contaminados: como por ejemplo por herbicidas e incluso para remover metales pesados como mercurio, cadmio o cobre.
  • Por otro lado, pueden funcionar como estabilizadores: ya sea de enzimas, ácidos nucleicos o células, teniendo utilidad en la investigación biomédica.

Por lo tanto, concluimos con la reflexión las bacterias halófilas tienen una gran importancia para los seres humanos. Si quieres saber más sobre Las bacterias, buenas aliadas de la ecología, no dudes en consultar el siguiente artículo que te proponemos de EcologíaVerde.

Si deseas leer más artículos parecidos a Bacterias halófilas: ejemplos y características, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Biología.

Referencias
  1. Zhang, L. & Xu, Y. (2020). Effects of Tetragenococcus halophilus and Candida versatilis on the production of aromaactive and umamitaste compounds during soy sauce fermentation.Journal of the Science of Food and Agriculture, 100(6), 2782-2790.

Bibliografía
  • Ramírez, N., Sandoval, A. H., & Serrano, J. A. (2004). Las bacterias halófilas y sus aplicaciones biotecnológicas. Revista de la Sociedad Venezolana de Microbiología, 24(1-2), 12-23.
  • Centro de Investigación y Asistencia en Tecnología y Diseño del Estado de Jalisco. (2015). Bacterias halófilas aisladas de Cuatro Ciénegas. Disponible en: https://centrosconacyt.mx/objeto/bacterias-halofilas-aisladas-de-cuatro-cienegas/

Escribir comentario

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?
Bacterias halófilas: ejemplos y características
1 de 3
Bacterias halófilas: ejemplos y características

Volver arriba