Compartir

Bonsái ficus benjamina: cuidados

 
Por Mª Belén Acosta. 8 mayo 2019
Bonsái ficus benjamina: cuidados

El Ficus benjamina, también llamado Amate, es un árbol de hoja perenne originario de Australia y las zonas sur y sureste de Asia, que es además el árbol oficial de la ciudad de Bangkok, en Tailandia. Este árbol, que puede alcanzar alturas de hasta 15 metros, es también muy usado en jardinería para la elaboración de bonsáis.

En este artículo, que hemos preparado en EcologíaVerde como una guía práctica, vamos a ver cómo cuidar de un bonsái de ficus benjamina.

También te puede interesar: Cuidados de la cineraria

Bonsái ficus benjamina: ¿interior o exterior?

El ficus benjamina es una especie tropical como la mayoría de los ficus, así que no tolera temperaturas inferiores a los 15ºC. Además, los cambios de temperatura bruscos también le afectan muy negativamente haciéndole perder las hojas, y aunque necesita zonas iluminadas, tampoco tolera la exposición directa al sol de forma continuada.

Dicho todo esto, es fácil imaginarse que este bonsái no es apropiado para exteriores, por lo que conviene tenerlo en el interior, a menos que se viva en una zona de clima tropical templado. Por si fuera poco, es un árbol muy apreciado como bonsái por sus bonitas raíces aéreas, pero estas solo se desarrollan bajo humedades muy altas de casi el 100%, por lo que muchas veces se hará necesario prepararle un invernadero individual o cubrirlo con algún recipiente de cristal.

Bonsái ficus benjamina: cuidados - Bonsái ficus benjamina: ¿interior o exterior?

Bonsái ficus benjamina: guía de cuidados básicos

Como todos los bonsái, el ficus benjamina requiere de gran cantidad de cuidados y atenciones para desarrollarse adecuadamente. Si nunca has cuidado de uno, debes tener en cuenta que mantener un bonsái resulta mucho más exigente que la mayoría de plantas comunes, aunque, por supuesto, también reporta la gran satisfacción de observar su belleza tras haber cuidado de tu planta.

Si te animas a intentarlo con uno de estos árboles, ten en cuenta esta guía de cuidados básicos del bonsái ficus benjamina.

  • Ubica el bonsái en una zona con abundante luz natural pero donde no reciba el sol directamente.
  • A la hora de regar un bonsái ficus benjamina, se recomienda que le des agua en abundancia siempre que notes que el sustrato se ha quedado seco y siempre mejor por inmersión. También puede ser beneficioso aplicar agua en forma de nebulización a diario o cada dos días para mantener un alto índice de humedad, sobre todo si quieres que el árbol desarrolle raíces aéreas. En invierno, el ficus consumirá menos agua, pero se mantendrá más activo cuanto más cálida sea su ubicación.
  • El abonado debe realizarse entre semanal y quincenalmente en verano, y mensualmente en invierno. Es posible utilizar fertilizante líquido o abono orgánico en esferas.
  • El ficus debe ser transplantado cada dos años en primavera. Usa un sustrato con base de mantillo y con turba y arena gruesa.
  • El alambrado puede realizarse durante todo el año, pero debe ponerse especial atención en proteger la corteza. Como en todos los bonsái, espera al invierno para las torsiones más grandes. Retira los alambres en unas seis semanas para evitar daños y cicatrices en las ramas.
Bonsái ficus benjamina: cuidados - Bonsái ficus benjamina: guía de cuidados básicos

Cuándo y cómo podar un bonsái ficus benjamina

La poda del ficus benjamina debe realizarse en primavera. El pinzado del bonsái, que se lleva a cabo podando brotes verdes para que la nueva brotación sea muy rápida, ayudará a mantener el crecimiento del árbol controlado y con ramas verdes y jóvenes. El primer pinzado se lleva a cabo aproximadamente en abril, y no debe realizarse más de dos o tres veces por temporada. Es importante no realizarlo en árboles que estén débiles o enfermos.

Para podar adecuadamente el bonsái, espera a que el tallo tenga unas 6 hojas, y corta dejándole solo dos. Los cortes del ficus se cubrirán de una sustancia natural que el árbol segrega para sellarlos, no la retires.

A mi bonsái ficus benjamina se le caen las hojas, ¿qué le pasa?

Si tu bonsái está perdiendo las hojas, muy probablemente se deberá a que alguno de los cuidados listados arriba no ha sido seguido adecuadamente.

Lo más probable es que el árbol haya sufrido algún cambio brusco de temperatura, ya sea por efecto de la climatización del hogar o por un cambio de estación. Procura estabilizar la temperatura en su habitación y presta atención a su riego y abonado.

Recuerda que es importante resguardarlo de la luz directa del sol y que, aunque es un árbol que agradece la humedad, un exceso de esta puede provocarle problemas de hongos. Si estos aparecen, te recomendamos estos Fungicidas caseros.

Si te gustan los árboles mantenidos en tamaño pequeño, pues son muy decorativos y su cuidado, como la jardinería en general, también puede aportarnos grandes beneficios a nosotros, entonces te recomendamos probar con más especies. Aquí te explicamos los Cuidados del bonsái higuera, otro de los más buscados para los hogares.

Si deseas leer más artículos parecidos a Bonsái ficus benjamina: cuidados, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Plantas de interior.

Escribir comentario sobre Bonsái ficus benjamina: cuidados

¿Qué te ha parecido el artículo?

Bonsái ficus benjamina: cuidados
1 de 3
Bonsái ficus benjamina: cuidados

Volver arriba