menu
Compartir

Bulbos de verano

 
Por Mª Belén Acosta, Técnica en jardinería y recursos naturales y paisajísticos. 17 junio 2021
Bulbos de verano

Cuando empiezan a subir las temperaturas es el momento de plantar los bulbos que florecen en verano, un amplio abanico de preciosas flores que darán vida y color a nuestros jardines, terrazas y hogares.

Si quieres aprender cómo plantar los bulbos de verano, acompáñanos en este artículo de EcologíaVerde, en el que veremos 11 bulbos de verano, sus nombres, características y fotos.

También te puede interesar: Tipos de bulbos de primavera

Amarilis

Nativa de América del Sur y Central, la Hippeastrum x ackermannii es una de las más elegantes plantas bulbosas. De su bulbo surgen hasta dos tallos florales, que aparecen incluso antes que las hojas. Se entierra solo la mitad inferior del bulbo, dejando el resto sobre la superficie de la tierra o sustrato. No necesita mucha luz, y en un rincón fresco sus flores durarán más tiempo.

Aquí puedes conocer los Cuidados de la planta amarilis.

Bulbos de verano - Amarilis

Azucena

La Lilium candidum, también llamada lirio, es en realidad todo un género con más de un centenar de especies en su haber. Se encuentran tanto en América como en Europa y Asia, y son características por sus fragantes flores en forma de trompeta, que huelen de forma especialmente intensa y agradable por la noche, aunque no todas sus variedades comparten este aroma. Florecen entre final de primavera y principios de verano.

Bulbos de verano - Azucena

Begonia tuberosa

Entre los bulbos de flores de verano se agrupa también la begonia tuberosa, aunque sus flores tan bonitas y de colores cálidos pueden, en realidad, aparecer durante cualquier época cuando el clima es lo suficientemente cálido o cercano al tropical. Se trata de una planta que prefiere sombra o semisombra y que se planta a principios de primavera.

En este otro post te detallamos los Cuidados de la begonia.

Bulbos de verano - Begonia tuberosa

Cala

El conocido como lirio de agua es otra de las más apreciadas plantas de bulbos de verano. Tiene su origen en Sudáfrica y destaca por sus flores en forma de embudo y habitualmente blancas, de perfume muy valorado. Las hojas de las calas son verdes, grandes y carnosas, en forma de flecha, y prefiere sombra o semisombra.

En este otro artículo tienes detalles sobre Cuidados de las calas.

Bulbos de verano - Cala

Dalia

Con más de 30 especies reconocidas, este género de plantas originarias de México son todo un espectáculo por sus llamativas flores, de colores muy vivos y formas variadas. Ya en la antigüedad, los aztecas las usaban para decorar sus eventos y festividades. Las dalias son plantas bulbosas de verano que se multiplican muy fácilmente por división de tubérculos y necesitan de abundante luz.

Los Cuidados de las dalias puedes conocerlos con esta guía de jardinería.

Bulbos de verano - Dalia

Dondiego de noche

La Mirabilis jalapa, Dondiego de noche o pedritos es una planta cuya floración se alarga desde junio hasta entrado el octubre. Sus flores son trompetas de colores cálidos o blancas, de tonos muy intensos, aunque no son su único atractivo: sus hojas, de un verde también muy llamativo, dan forma a un arbusto de grandes contrastes y valor estético.

Te contamos los Cuidados de la planta Dondiego de noche en esta guía.

Bulbos de verano - Dondiego de noche

Gladiolo

Los gladiolos son todo un género con alrededor de 250 especies, propias de Asia, África tropical, Sudáfrica y la zona mediterránea. Destacan por sus espigas florales, tradicionalmente usadas en la decoración de jardines y en la confección de ramos y arreglos, ya que pueden ser de gran variedad de colores. Algunas especies y variedades alcanzan y hasta superan alturas de un metro y medio.

Conoce aquí los Cuidados de los gladiolos.

Bulbos de verano - Gladiolo

Gloxinia

La Sinningia speciosa, glixinia o siningia, es realmente una planta tuberosa a pesar de que se la llama vulgarmente gloxinia, un género de plantas que son rizomatosas. Se trata de una planta de menos de medio metro de altura, con hojas carnosas y voladas que forman una roseta alrededor del tallo floral. Las flores, muy bonitas y decorativas, aparecen en verano y otoño y tienen forma de campana. Necesita mucha luz, pero no directa.

Bulbos de verano - Gloxinia

Montbretia

También llamada crocosmia, se trata de un género con 6 especies de bulbos en realidad, todos de África del Sur. Llegan a alcanzar alturas de hasta 80 cm, con bonitas flores naranjas y hojas en forma de cinta. Florecen entre finales de primavera y principios de verano, y es muy común verlas plantadas para formar borduras.

Bulbos de verano - Montbretia

Nardo

El nombre científico del nardo es Agave amica, aunque también se le conoce como azucena, amole o vara de San José. Esta bulbosa llega a crecer hasta 1 metro de altura, con hojas alargadas con aspecto de cinta y posee una bonita inflorescencia en forma de espiga, con entre 8 y 12 flores blancas de gran aroma.

Bulbos de verano - Nardo

Sparaxis

También conocida como arlequina, este es en realidad un género con 12 especies de bulbosas con origen en Sudáfrica. Son plantas de pequeño tamaño con flores muy llamativas de centro amarillo y con el exterior blanco, naranja o rojo, de 6 pétalos. Necesitan sol o semisombra, con suelo muy bien drenado.

Bulbos de verano - Sparaxis

Cuidados de las plantas de bulbos de verano

Para plantar los bulbos de verano, primero debes consultar qué especies tienes y asegurarte de que vas a plantarlos en la época adecuada, ya que aunque la mayoría se plantan en primavera, no es así para todos.

Planta el bulbo con la parte puntiaguda hacia arriba, que es por donde crecerá. Dependiendo del tamaño del bulbo, necesitará una profundidad de entre 5 y 20 cm. Es importante haber soltado la tierra antes, que debe ofrecer un buen drenaje y que sea rica en nutrientes. Nosotros recomendamos usar una mezcla de turba, humus de lombriz y fibra de coco a partes iguales, con un añadido de vermiculita y perlita. Los bulbos a plantar deben ser duros y secos al tacto: lo contrario suele implicar que están podridos.

Elige una ubicación según las necesidades de luz de la planta y riega pulverizando tras plantar, aportando humedad al suelo pero siempre sin encharcar. La mayoría de bulbos de verano son especialmente sensibles al exceso de humedad, que los hace enfermar y mata.

Conoce más sobre este tipos de plantas leyendo nuestros artículos sobre Qué son los bulbos y Cómo conservar los bulbos.

Si deseas leer más artículos parecidos a Bulbos de verano, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Cultivo y cuidados de las plantas.

Escribir comentario

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?

Bulbos de verano
1 de 12
Bulbos de verano

Volver arriba