menu
Compartir

Cáscara de huevo para las plantas: para qué sirve y cómo usarla

Por Mª Belén Acosta, Técnica en jardinería y recursos naturales y paisajísticos. 5 enero 2021
Cáscara de huevo para las plantas: para qué sirve y cómo usarla

Seguramente al leer este título te hayas preguntado cómo no pensaste antes en ello o lo que es más sencillo, que formules en tu cabeza la pregunta: ¿la cáscara de huevo es buena para las plantas? Y la respuesta es sencilla: sí, la cáscara de huevo es muy buena para las plantas. Los huevos de gallina son un aporte muy rico por sus propiedades alimenticias, pero estas no se quedan solo en el interior de este, sino también en la cáscara. Aunque nosotros no nos alimentemos de ellas, las plantas si saben sacarle todos sus beneficios. Además, más allá de abonar con cáscara de huevo las plantas que tengamos en casa, estas cuentan con muchos usos.

Del mismo modo, también es importante que sepas que la cáscara de un huevo de gallina cuenta con un 96% de carbonato de calcio. Esto la convierte en una de las mejores fuentes de calcio ecológicas para las plantas en macetas, jardines o huertos. Pero sus usos no se quedan solo en esto y, por ello, en EcologíaVerde, queremos enseñarte todo lo que puedes hacer con las cáscaras de huevos para mejorar la vida de tus queridas plantas. Así que, si te interesa, sigue leyendo y descubre para qué sirve la cáscara de huevo para las plantas y cómo usarla.

También te puede interesar: Turba: qué es, tipos y cómo usarla

Para qué sirve la cáscara de huevo en las plantas

Este recurso ecológico, que seguramente siempre tienes a mano, ofrece la oportunidad de mejorar la salud de tus plantas gracias a sus diferentes propiedades y usos. Por ello, hemos querido recopilar algunos de los beneficios de la cáscara de huevo en las plantas para que puedas ponerte manos a la obra con el reciclaje de esa parte del huevo que casi siempre se tira a la basura.

Combatir las plagas de babosas y caracoles

Para ello solo necesitas esparcir trocitos pequeños de cascara de huevo machada y esparcirlos alrededor de la zona de tu jardín o de la maceta que esté sufriendo los estragos de una plaga de caracoles o babosas. La cáscara de huevo ayuda a crear una barrera que las babosas o caracoles no querrán cruzar ya que a estos animales no les agradan las cáscaras porque se pinchan y les molestan.

En este otro post te explicamos más sobre Cómo eliminar babosas y caracoles de forma natural.

Hacer un fertilizante rico en calcio

Si lo que buscas es hacer calcio para las plantas casero te animamos que a utilices cáscara de huevo para conseguirlo de la forma más sencilla y económica posible. Para ello solo necesitas, como te hemos explicado antes, triturar la cáscara de huevo y colocarlas sobre el sustrato que utilices como suelo para tu planta.

El calcio para las plantas es uno de los minerales más ricos para mejorar su desarrollo. Por ello, como además la liberación del calcio en la tierra es bastante lenta, son muchos los que optan por añadir cáscara de huevo para ayudar a que los cultivos a prevenir la podredumbre. Si tienes rosas en tu casa o jardín, también te aconsejamos que uses la cáscara de huevo para mejorar la tierra y favorecer su floración.

Si te interesa conocer más sobre Cómo hacer fertilizantes orgánicos caseros, aquí te dejamos esta guía.

Reducir la acidez del suelo

Muchas plantas necesitan de un tipo de suelo específico para su crecimiento. Por ello, un método casero para controlar la acidez del suelo donde se encuentran tus plantas es añadir cáscara de huevo molida para las plantas. Para conseguirlo necesitas añadir la cáscara de huevo bien molida durante un periodo de tiempo prolongado para conseguir buenos resultados. El agua de los riegos facilitará la liberación de los componentes de las cáscaras en el suelo.

Hacer compost casero

Si eres de los que se anima a fabricar su propio abono orgánico o compost, te animamos a agregarle restos de cáscara de huevo para que este sea mucho más rico y completo para tus plantas. Aquí te explicamos Cómo hacer compost casero.

Cáscara de huevo para las plantas: para qué sirve y cómo usarla - Para qué sirve la cáscara de huevo en las plantas

Cómo preparar calcio con cáscara de huevo para las plantas

Aunque ya hemos comentado cómo preparar la cáscara de huevo para mejorar el estado y crecimiento de tus plantas, queremos enseñarte otras formas de prepararlas más allá de triturarlas para añadirlas como abono orgánico o como repelente. Toma nota de estos consejos sobre cómo hacer calcio con cáscaras de huevo para las plantas:

  • Se puede utilizar la cáscara de huevo machacada para hacer una infusión de estas, utilizando la cáscara de 6 huevos y llevándolas a ebullición en 3 litros de agua. Esta agua de cáscara de huevo para las plantas es una forma muy sencilla de agregar mediante dosis de riegos más calcio y otros minerales beneficiosos como el magnesio o el fósforo a tus plantas.
  • Otra forma de prepararla es creando harina de cáscara de huevo. Esto se lleva una serie de pasos un poco más precisos, pero que te aseguran resultados casi inmediatos en el bienestar de tus plantas. Lo único que tienes que hacer es asegurar de dejarlas secar a la sombra para evitar que pierdan el nitrógeno que tienen. Necesitaras bastantes de ellas, al menos una docena de cáscaras, para producir la harina. Cuando estén secas colócalas en una bolsa y machácalas con la ayuda de un mortero o una piedra hasta que quede un polvo muy fino y resérvalo en un recipiente con tapa hasta que lo uses. Recuerda que para algunos de los usos anteriormente explicado se usan trozos pequeños de cáscaras, pero que en el caso de la harina hablamos de usar el polvo de estas cáscaras, por lo que hay que machacarlas al máximo. Utilizar la harina de cáscara de huevo es muy sencillo: solo necesitas añadir una o varias cucharadas de postre a tu maceta dependiendo de su tamaño durante unos 40 días aproximadamente. De esta forma, recibirán el aporte de calcio que necesitan.
Cáscara de huevo para las plantas: para qué sirve y cómo usarla - Cómo preparar calcio con cáscara de huevo para las plantas

Cuándo y cómo se utiliza la cáscara de huevo para las plantas

Para terminar, detallamos un poco más cuándo y cómo se utilizar la cáscara de huevo para las plantas:

  • Como ya hemos comentado, las cáscaras de huevo son muy ricas en calcio, por lo que te ayudará a enriquecer la tierra del jardín o de tus macetas si lo incluyes como parte del sustrato o compost.
  • También podemos cambiar la gravilla por cáscara de huevo bien picada para facilitar el drenaje y a la vez actuará como abono natural.
  • Además, si no las rompemos enteramente, podemos utilizar la cáscara de huevo como semillero. Solo necesitas tener la mitad o algo más de la cáscara, hacerle un pequeño agujerito en la parte inferior para ayudar al drenaje y obtendrás unos curiosos semilleros totalmente ecológicos.
  • Por último, la cáscara de huevo es muy útil para mantener alejadas a algunas plagas como caracoles y babosas, por lo que cuando tengas problemas con estos animales, no dudes en retirarlos manualmente, llevarlos a otro lugar en el que no dañen tus cultivos y colocar una barrera de cáscaras de huevo para que no vuelvan a entrar en tus macetas o zona de jardín o huerto.

En este otro artículo, te contamos más sobre los Usos originales y prácticos de las cáscaras de huevo.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cáscara de huevo para las plantas: para qué sirve y cómo usarla, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Cultivo y cuidados de las plantas.

Escribir comentario

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?
2 comentarios
Su valoración:
LUIS GONZALEZ
muy bueno yo cultivo con abono organico es mas saludable
Su valoración:
Luis G
Muy interesante el artículo.
Estoy cultivando en huerto familiar, tomates y se les estaba poniendo el extremo inferior, negro. Hare la infusion de cascaras y se las colocaré. Saludos desde Isla Margarita, Venezuela.

Cáscara de huevo para las plantas: para qué sirve y cómo usarla
1 de 3
Cáscara de huevo para las plantas: para qué sirve y cómo usarla

Volver arriba