Compartir

Cómo revivir una orquídea

Por Mª Belén Acosta, Técnica en jardinería y recursos naturales y paisajísticos. 9 noviembre 2020
Cómo revivir una orquídea

Las orquídeas son toda una familia de plantas con flores increíblemente diversas que, pese a todo, coinciden en la gran belleza de su floración, que siempre resulta muy llamativa y las hace muy populares en jardinería y decoración. Estas bonitas plantas tienen una inmerecida fama de ser difíciles de cuidar, pero esto no se extiende a todas ellas ni mucho menos. De hecho, con conocer un poco la planta es muy fácil tenerlas sanas y, aun cuando parece que la orquídea se ha secado o muerto, muchas veces es posible revivirla.

Si quieres aprender cómo revivir una orquídea muerta, acompáñanos en este artículo de EcologíaVerde. Las orquídeas tienen necesidades muy distintas según su amplia morfología, por lo que vamos a centrarnos en las de tipo Phalaenopsis, que son las epífitas y las más comunes con diferencia en la mayoría de hogares.

También te puede interesar: Cómo revivir un cactus

Cómo revivir una orquídea seca

La orquídea es una planta de origen tropical que tiene unas necesidades de humedad bastante importantes. En un clima templado de tipo mediterráneo o similar, una orquídea necesitará habitualmente riegos semanales que mantengan cierto nivel de humedad en el sustrato entre ellos, aumentando la frecuencia en los meses más cálidos. Cuando esto no ocurre, la orquídea empieza a secarse. Si quieres recuperar una orquídea seca, sigue estos pasos:

  1. Retírale las hojas y tallos que estén completamente secos, ahorrando así a la planta el esfuerzo de intentar alimentar partes inútiles.
  2. Riégala abundantemente hasta que se empape bien el sustrato, aunque siempre sin encharcarlo, es decir procurando que no retenga demasiada agua por demasiado tiempo. Puedes sumergir la parte baja de la maceta en agua durante unos pocos minutos y, después, dejar que drene el exceso de agua antes de devolverla a su ubicación. Recuerda que es necesario que el recipiente tenga agujeros de drenaje.
  3. Una vez regada la orquídea, fíjate en sus raíces. Si están totalmente blancas y secas, es probable que tu planta haya muerto y su recuperación no sea posible. Si, en cambio, ves raíces vuelven a estar verdes al menos en las puntas, significa que la orquídea aún tiene vida y fuerza para recuperarse.
  4. Después, será necesario aportarle a la planta unas condiciones de humedad lo más parecidas posible a las de su entorno original. Si tu clima es muy seco o hace mucho calor, pulveriza agua sobre sus hojas regularmente para darles ese aporte extra, aunque es muy importante que cuando hagas esto la planta no esté expuesta al sol directo. Estas plantas acostumbran a preferir la luz indirecta siempre, pero si las expones a la luz directa tras humedecer sus hojas, el agua hará efecto lupa y las quemará.

Aprende más con este otro post sobre Cómo regar una orquídea para evitar que la tuya se vuelva a secar y se muera.

Cómo revivir una orquídea - Cómo revivir una orquídea seca

Cómo revivir una orquídea ahogada

También es posible que tengas que recuperar una orquídea podrida, a la que se ha regado demasiado o no se le ha dado el drenaje que necesita. Cuando se trata de cómo revivir una orquídea marchita, estos son los pasos a seguir:

  1. Retira la planta de su maceta teniendo mucho cuidado con las raíces, que pueden estar blandas por el exceso de humedad.
  2. Retírale los tallos florales si es que los tiene, ya sean nuevos o viejos, ya que estos consumen mucha energía a la planta y necesita centrarse en recuperarse y sobrevivir. Haz la poda con unas tijeras debidamente afiladas y desinfectadas, como debe hacerse siempre con cualquier planta.
  3. Corta también cualquier raíz o parte que se encuentre en mal estado, ennegrecidas o amarronadas. Deja las raíces verdes o blancas.
  4. Prepara una nueva maceta o desinfecta la antigua a fondo, sustituyendo el sustrato por uno nuevo y adecuado: debe ser suelto y que ofrezca muy buen drenaje. Aquí te contamos Cómo hacer sustrato para orquídeas.
  5. Al plantar de nuevo, no fuerces que las raíces entren todas en la maceta, ya que no necesario: la orquídea puede sobrevivir sin problemas con sus raíces aéreas. Añade algo de esfagno a la superficie del sustrato.
  6. Pulveriza levemente la planta con un poco de revitalizante para hojas, centrándote en el envés de estas.
  7. Pon la maceta en una zona iluminada, pero sin insolación directa y no riegues la planta hasta pasadas entre 24 y 48 horas.

Te recomendamos leer estos otros artículos sobre Cómo plantar orquídeas y Cómo trasplantar una orquídea.

Cómo revivir una orquídea - Cómo revivir una orquídea ahogada

Cómo revivir una orquídea sin hojas

La recuperación de orquídeas también se hace necesaria cuando la planta apenas tiene hojas o las ha perdido directamente todas. En este caso, se hace necesaria una poda agresiva, retirándole los tallos florales si es que los tiene, excepto los más nuevos que se encuentren en buen estado. Aquí te contamos todo sobre Cómo podar una orquídea.

Dale a la planta una ubicación iluminada, apórtale humedad ambiental y asegúrate de que tiene el drenaje adecuado. En este caso, el vigorizante foliar específico también puede ser un gran aliado para recuperar a tu planta, así como fertilizante para orquídeas.

Cómo recuperar una orquídea que casi no tiene raíces

Si lo que quieres es saber cómo revivir una orquídea con raíces secas, lo más común es utilizar una técnica con esfagno y una bolsa de plástico para poder recrear un entorno de alta humedad.

  1. Retira a tu orquídea todo su sustrato, teniendo cuidado con las raíces, y poda las que parezcan más secas o irrecuperables.
  2. En un recipiente con agua templada añade enraizante específico para orquídeas y sumerge las raíces de la planta en él durante aproximadamente una hora.
  3. Mientras, en una bolsa de plástico transparente, añade musgo esfagno empapado en agua y colócalo a una esquina de esta.
  4. Saca la planta del agua, aplícale fungicida para orquídeas en las raíces y métela en la bolsa de forma que las raíces no estén en contacto directo con el musgo.
  5. Cierra la bolsa con cuidado de no dañar la planta. Así habrás creado un pequeño invernadero.
  6. Colócala en una zona cálida y con luz indirecta y en unas pocas semanas deberías poder ver los nuevos brotes de raíces si tu orquídea ha conseguido recuperarse. Si tiene manchas blancas u otros signos de hongos, aplica fungicida de nuevo. Cuando la veas con suficientes raíces colócala de nuevo en una maceta con sustrato nuevo.

Ahora que ya sabes cómo recuperar una orquídea, te animamos a aprender mucho más sobre estas plantas tan curiosas con estas guías sobre Cómo hacer abono para orquídeas, Cómo reproducir orquídeas, los Cuidados de la orquídea Cymbidium y los Cuidados de la orquídea Phalaenopsis.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo revivir una orquídea, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Cultivo y cuidados de las plantas.

Escribir comentario

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?
1 comentario
Su valoración:
Malena Bobbio
Muchas gracias por esta gran ayuda que brindan. Aquí les envío la foto de mi orquídea, no quiere florecer y no sé qué puedo hacer

Cómo revivir una orquídea
1 de 3
Cómo revivir una orquídea

Volver arriba