Compartir

Contaminación radiactiva: causas, consecuencias y soluciones

Contaminación radiactiva: causas, consecuencias y soluciones

Cuando oyes hablar sobre la contaminación radiactiva, o incluso de cosas radiactivas en general, es probable que no te vengan a la cabeza pensamientos demasiado positivos. De ser así no andas equivocado, pues estamos hablando de la forma de contaminación más peligrosa de todas. Es por ello por lo que en EcologíaVerde consideramos que es importante que estemos informados sobre ella y así poder estar prevenidos. Si estás de acuerdo, lee el siguiente artículo en el que te acercamos un poco más a esta contaminación radiactiva: causas, consecuencias y soluciones.

Qué es la contaminación radiactiva

Se denomina contaminación radiactiva a la contaminación que se produce en el aire, el agua, el suelo y otros materiales debido a sustancias radiactivas. Estas sustancias radiactivas pueden ser de:

  • Origen natural: los elementos radiactivos se producen en el medio ambiente.
  • Origen artificial: tienen la capacidad de emitir radiactividad, es decir, de emitir protones, rayos gamma y electrones desde sus núcleos.

Profundizando un poco más, la radiactividad se trata de un fenómeno físico que se basa en la capacidad que tienen los núcleos de algunos elementos químicos de producir radiaciones. Entre sus principales características destaca que son capaces de ionizar gases, producir fluorescencia (capacidad de reflejar la luz), imprimirse en placas radiográficas o atravesar cuerpos opacos.

En cuanto a las radiaciones de origen natural, o radiaciones de fondo, son aquellas en las que están implicados los rayos cósmicos, radiaciones procedentes del espacio exterior de gran energía, y que incluye elementos como el radio, uranio, torio, radón, potasio o carbono.

Por otro lado, las radiaciones artificiales hacen referencia a las que se producen de forma artificial por la actividad del hombre, como pueden ser los procesos de extracción y refinamiento del plutonio o el torio y de las que hablaremos más adelante, pues son una de las principales causas de contaminación radiactiva.

Causas de la contaminación radiactiva

Las causas de la contaminación radiactiva, en general, hacen referencia a la radiación artificial. En el caso de las radiaciones naturales, los gases y partículas que se producen por los materiales que emiten radiactividad son transportados a través del viento y caen con la lluvia hasta el suelo por un fenómeno denominado precipitación nuclear.

Las principales causas de la contaminación radiactiva por radiaciones artificiales son la utilización de estos materiales radiactivos y la exposición de residuos liberados sin su correcto almacenaje, aunque también destacan causas como:

  • Ensayos militares con materiales radiactivos realizados al aire libre en los que los gases que se producen van a parar a la atmósfera, donde quedan retenidos. Por otro lado, los restos sólidos son susceptibles de terminar en masas de agua, donde producen la alteración de éstas. Aunque en ocasiones se emplea uranio empobrecido debido a su menor radiactividad, no deja de ser una potencial fuente de contaminación.
  • Prácticas médicas habituales que generan residuos radiactivos a través de la medicina nuclear y la radioterapia. Algunos de estos residuos engloban material de laboratorio, instrumentos que han sido expuestos a estas radiaciones, aguas residuales…
  • Actividades industriales para la producción de energía nuclear, como la fabricación de combustibles nucleares o el uso de reactores nucleares en potencia que aprovechan la energía térmica generada mediante el proceso de fisión. Obviamente es una causa muy importante de este tipo de contaminación pues en las centrales nucleares se emite una gran cantidad de sustancias radiactivas a la atmósfera, aunque estas emisiones se encuentran limitadas por la ley. Por otro lado, no solo son un problema estas emisiones, sino que además provoca que las personas se encuentren más expuestas a los radioisótopos que se generan de forma natural en estas industrias, como, por ejemplo, en la minería de radón o de uranio.
  • Vertido de desechos nucleares en el medio ambiente. Por ejemplo, a través de la refrigeración de los reactores nucleares con agua, que tras ser utilizada se devuelve al mar o al río con su correspondiente contaminación.
  • Accidentes humanos durante la producción de radioisótopos, como ocurrió en Chernóbil, con la fuga de estroncio-90 que afecta al calcio y a los huesos, o el terremoto y tsunami del Japón 2011. En estos accidentes los elementos radiactivos se esparcieron a través del mar, el suelo y la atmósfera.
Contaminación radiactiva: causas, consecuencias y soluciones - Causas de la contaminación radiactiva

Consecuencias de la contaminación radiactiva

Aunque la energía derivada de la radiactividad tiene sus características positivas, las consecuencias derivadas de la contaminación que produce son altamente peligrosas, y es que la contaminación radiactiva es posiblemente la fuente de contaminación más peligrosa de todas.

La contaminación radiactiva se puede presentar en cualquier vía, material, o elementos cotidianos, así como en personas y, obviamente, en el medio ambiente. El contacto directo con estas partículas puede ocasionar diversos efectos dependiendo del nivel de exposición:

  • En exposiciones leves o moderadas a partículas radiactivas pueden ocasionarse afecciones graves de salud como cáncer, problemas genéticos o caídas de pelo.
  • En exposiciones de alto nivel, la consecuencia puede llegar a ser la muerte.

Profundizando un poco más sobre los efectos que puede tener este tipo de contaminación encontramos:

Efectos sobre el organismo.

Estos efectos varían en función del organismo y, como dijimos, del nivel de radiación, así como de los tejidos y órganos afectados. En cualquier caso, es seguro que las partículas radiactivas destruyen progresivamente las células del cuerpo humano, llegando a dañar su ADN. Todo ello desemboca en:

  • Defectos genéticos.
  • Cáncer. El cáncer de tiroides es muy frecuente debido a que dicha glándula absorbe las partículas de yodo radiactivas. Además, otros cánceres comunes son el cáncer de huesos y los tumores cerebrales.
  • Problemas en la médula ósea. Ésta se ve muchas veces afectada, pudiendo la persona presentar anemia y leucemia.
  • Infertilidad y malformaciones en el feto, así como problemas en la descendencia asociados al crecimiento y aprendizaje, pudiendo presentar cerebros y cráneos pequeños.
  • Sistema inmunitario debilitado, lo cual aumenta el riesgo por infecciones bacterianas y otras patologías.
  • Alteraciones gastrointestinales.
  • Problemas de salud mental, como la angustia emocional y psicológica ante emergencias que involucran peligros de radiación.
  • En exposiciones prolongadas o de alto nivel, puede ocasionar la muerte.

Efectos sobre el medio ambiente

Aunque la naturaleza emite radiactividad de forma natural la corteza terrestre retiene las emisiones para que éstas no se extiendan y produzcan daños. El problema llega cuando estas partículas producidas en centrales nucleares sobrepasan los muros y llegan a la atmósfera, agua, o suelo, siendo altamente susceptibles de expandirse y contaminar los alrededores rápidamente.

Contaminación radiactiva: causas, consecuencias y soluciones - Consecuencias de la contaminación radiactiva

Soluciones de la contaminación radiactiva

Para la prevención y el control de la contaminación radiactiva la principal medida que se toma ante los residuos radiactivos es su aislamiento y almacenaje en contenedores especializados, pues la radiactividad se va reduciendo con el paso del tiempo. Dependiendo del tipo de residuo estarán más o menos tiempo aislado.

De forma complementaria a la medida anterior, se debe de garantizar una eliminación adecuada de estos residuos radiactivos. Una de las formas sugeridas es almacenar estos residuos y enterrarlos bajo el mar, pues se ha sugerido que el movimiento de las olas a esta profundidad ayuda a desactivar estos residuos de manera más rápida.

Otras medidas más enfocadas al ámbito preventivo de este tipo de contaminación serían:

  • Buscar otras fuentes de energía para reducir el número de plantas de energía nuclear y los riesgos asociados que conllevan.
  • Mantener las centrales nucleares a un radio mínimo de 300 kilómetros de los centros urbanos.
  • Utilizar la mínima cantidad posible de material radiactivo.
  • Aunque puede resultar ambicioso, es obvio que una de las medidas cruciales es deshacerse de las armas nucleares para eliminar los riesgos que conllevan.
  • Advertir claramente a la población y a los trabajadores que estén en contacto con estas fuentes de contaminación sobre los efectos que pueden producir. Estos materiales radiactivos pueden contaminar la piel o la ropa y a través de ella expandirse y contaminar lo que se encuentre a su paso. Además, los empleados de estas plantas nucleares deben estar informados de las graves consecuencias que puede producir un error humano en este entorno.
  • Educar a la población próxima a zonas de peligro radiactivo para prevenir posibles accidentes.
  • Mantener una vigilancia ambiental y personal, para asegurar la protección.

Si deseas leer más artículos parecidos a Contaminación radiactiva: causas, consecuencias y soluciones, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Contaminación.

Escribir comentario sobre Contaminación radiactiva: causas, consecuencias y soluciones

¿Qué te ha parecido el artículo?
2 comentarios
Su valoración:
peo chivi
Muy buen artículo!
Su valoración:
Xavier
Interesante, dos nos libre de una guerra a nivel nuclear...

Contaminación radiactiva: causas, consecuencias y soluciones
1 de 3
Contaminación radiactiva: causas, consecuencias y soluciones

Volver arriba