menu
Compartir

Crassula perforata: cuidados

 
Por Mª Belén Acosta, Técnica en jardinería y recursos naturales y paisajísticos. 3 noviembre 2022
Crassula perforata: cuidados

La Crassula perforata es una suculenta de aspecto único, que precisamente por ello resulta tremendamente apreciada por los amantes de este tipo de plantas. Como ocurre con muchas suculentas, es una planta muy fácil de cuidar y al alcance de cualquiera: basta con conocer sus escasas necesidades y tu planta lucirá siempre su mejor aspecto.

Si quieres aprender a cultivarla en casa, acompáñanos en este artículo de EcologíaVerde en el que verás una guía sobre los cuidados de la Crassula perforata.

También te puede interesar: Planta de jade: cuidados

Características de la Crassula perforata

Esta suculenta, también llamada collar de viña, pertenece a la familia de crasuláceas, que comprende más de 600 plantas que provienen principalmente del sur de África. Estas son sus principales características:

  • La característica más llamativa con diferencia de esta planta es la particular disposición de sus hojas, que se apilan verticalmente debido a que parece que el tallo las perfora, siendo esto lo que le da a la Crassula perforata su nombre.
  • Sus hojas de disposición geométrica suelen desarrollar tonos rojizos en los bordes y extremos, normalmente para protegerse del exceso de luz solar.
  • Produce sus flores en primavera, dando lugar a una floración de muy menudas florecillas de tono claro que, pese a su pequeño tamaño, tienen su encanto.
  • La planta puede crecer hasta que sus tallos desarrollan aproximadamente el medio metro de largo, siendo sus hojas de hasta 20 mm. Además, algunas se mantienen hacia arriba y otras quedan colgantes.
Crassula perforata: cuidados - Características de la Crassula perforata

Ubicación y clima para la Crassula perforata

La Crassula perforata se cultiva tanto como planta de interior como de exterior. Se trata de una crasa que agradece mucho contar con un ambiente muy bien iluminado, pero las exposiciones directas durante demasiadas horas al día o especialmente en climas muy cálidos o durante las horas de mayor intensidad, pueden hacer daño a la planta, quemando sus hojas.

Así pues, en interior debes ubicar la maceta en una estancia muy luminosa, cerca de alguna ventana u otro punto de acceso de luz natural. Mientras no reciba sol directo durante más de unas 4 horas, no debería haber problema.

En exterior, en cambio, conviene proteger un poco más la Crassula. Debes buscarle una ubicación de semisombra, sobre todo si vives en una zona con un clima muy cálido o un sol muy intenso. Ponla relativamente a cubierto bajo alguna planta de mayor tamaño o bajo un toldo u otra cobertura parcial.

Respecto a la temperatura, se trata claramente de una planta de clima cálido, que tiene el frío como uno de sus principales puntos débiles. La planta prefiere temperaturas que no bajen de los 15 ºC, motivo por el cual en muchos lugares se opta por el cultivo de interior, aunque puede tolerar temperaturas más bajas durante exposiciones limitadas. En cualquier caso, no debes exponerla nunca a temperaturas de menos de 5 ºC.

Crassula perforata: cuidados - Ubicación y clima para la Crassula perforata

Riego de la Crassula perforata

Como prácticamente todas las suculentas, la Crassula perforata es muy resistente a la sequía gracias a su capacidad de almacenar agua de reserva en sus hojas. Lo ideal es regarla con el método general de este tipo de plantas: aplicar un único riego abundante (aunque siempre sin encharcar y asegurándonos de que la maceta tiene agujeros de drenaje) y no volver a hacerlo hasta que el sustrato se haya secado por completo, incluso por debajo de la superficie.

Puedes medir esto clavando un pequeño palito o un lápiz en el sustrato, algo alejado de la planta para no dañar sus raíces, y fijarte en si al sacarlo tiene tierra pegada. Si se ha pegado a cierto nivel, esto marca adónde llega la humedad en profundidad. Si sale limpio, querrá decir que es hora de regar de nuevo.

Te recomendamos leer este otro artículo sobre Cuándo regar las plantas.

Sustrato para la Crassula perforata

La planta collar de viña comparte las necesidades de sustrato de sus compañeras suculentas en general, es decir, no es exigente con los nutrientes pero sí necesita un sustrato ligero y con un buen drenaje. Puedes usar la zona de tu jardín que mejor drene el agua de riego o, en maceta, puedes preparar un sustrato para suculentas siguiendo la siguiente fórmula:

  • 1 cm de grava en la base de la maceta.
  • 1 parte de arena de río gruesa.
  • 2 partes de arena de río fina.
  • 2 partes de perlita.
  • 2 partes de humus de lombriz.

Obtendrás un sustrato nutritivo, muy ligero y con unas propiedades de retención de agua óptimas. Aquí te contamos más sobre Cómo hacer un sustrato para cactus y suculentas.

Crassula perforata: cuidados - Sustrato para la Crassula perforata

Abono para la Crassula perforata

La planta no es nada exigente en este aspecto, por lo que bastará con un aporte pequeño de fertilizante en primavera o, mejor aún, aportarle al sustrato un dedo de humus de lombriz y removerlo ligeramente, de modo mucho más ecológico y completo.

En este otro enlace te explicamos Cómo hacer humus de lombriz.

Enfermedades y plagas de la Crassula perforata

No resulta especialmente sensible ni proclive a ningún problema habitual y, de hecho, es muy resistente a la mayoría de plagas y enfermedades. Si aparecen manchas o síntomas de pudrición se deberán con toda probabilidad a un exceso de riego.

Si te gustan estas plantas, en EcologíaVerde te aconsejamos echar un vistazo a esta guía sobre los Tipos de plantas suculentas.

Si deseas leer más artículos parecidos a Crassula perforata: cuidados, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Cultivo y cuidados de las plantas.

Escribir comentario

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?
Crassula perforata: cuidados
1 de 4
Crassula perforata: cuidados

Volver arriba