Compartir

Cuidados de la petunia surfinia

 
Por Mª Belén Acosta, Técnica en jardinería y recursos naturales y paisajísticos. 4 octubre 2019
Cuidados de la petunia surfinia

Las petunias surfinias son todo un género de plantas con flores cuyos pétalos les dan forma de trompeta, similares a como ocurre en las petunias mexicanas. Están ampliamente extendidas geográficamente y, de hecho, pueden encontrarse desde Brasil y Argentina hasta la zona sur de Estados Unidos. Cuenta con muchas especies distintas y todas ellas son muy valoradas estéticamente, especialmente cuando se trata de dar color a balcones o terrazas porque son plantas colgantes, que además sirven tanto para exterior como para interior. Si te gustan, toma nota de esta guía práctica de cuidados de la petunia surfinia que te ofrecemos en EcologíaVerde y verás que fácil es tenerlas en casa.

También te puede interesar: Cuidados de la gardenia

Características de la petunia surfinia

Son plantas perennes que no sobrepasan una altura de 45 cm, que pueden adaptarse a suelos y climas distintos en función de la especie concreta. Sus flores en forma de trompeta llegan a medir hasta 13 cm, con una floración que llega a abarcar la práctica totalidad de los meses cálidos. Estas abarcan distintos colores y tonos, desde el blanco, rosado y violeta hasta un vivo rojo. Son también flores muy aromáticas, que llegan a cubrir la planta en gran medida.

Cuidados de la petunia surfinia - guía práctica

Toma nota de esta guía sobre cómo cuidar petunias surfinias para poder disfrutar de sus coloridas flores en casa:

Ubicación y temperatura

Las petunias surfinias no resisten las heladas ni las temperaturas bajas, por lo que es muy común considerarlas una planta anual, ya que es muy difícil hacerla sobrevivir a los meses fríos a menos que vivas en un clima tropical o cálido. Además, la lluvia el viento pueden dañar sus pétalos, que son de gran delicadeza, por lo que se hace necesario buscarles una ubicación en que reciban luz natural, pero donde no estén expuestas por completo a los elementos.

Riego de la petunia surfinia

En lo que al riego se refiere, estas plantas requieren de agua abundante, aunque como siempre, no se debe confundir esto con encharcar el sustrato. Además, hay que tener mucho cuidado al regarlas para no mojar sus pétalos, ya que, igual que ocurre con la lluvia, pueden estropearse si les cae agua directamente. En los meses cálidos, necesitarán de riegos diarios.

Suelos y abono

Las petunias surfinias agradecen estar en suelos con un buen drenaje y ricos en nutrientes, que les permitan disfrutar de toda el agua que necesitan sin sufrir problemas de humedad. Además, en los meses cálidos deben abonarse una vez cada dos semanas, y hasta una vez a la semana en lo más caluroso del verano. Te recomendamos este otro artículo de EcologíaVerde sobre Cómo hacer abono orgánico casero para plantas.

Limpieza y poda

Dado que estas plantas están produciendo flores durante una gran cantidad de tiempo, es necesario limpiarlas de las flores estropeadas o marchitas, que quitan luz a la planta. Lo mismo debe hacerse con las hojas que no estén bien y, además, se recomienda hacer una poda anual a partir de la primera floración para potenciarla y también controlar su crecimiento.

Cuidados de la petunia surfinia - Cuidados de la petunia surfinia - guía práctica

Cómo reproducir petunias surfinias

La mejor forma de reproducir las petunias surfinias es simplemente plantando sus semillas, ya que estas germinan con facilidad y no son complicadas de cultivar.

Sin embargo, para eso hay que recuperar las semillas de la propia planta. Puedes extraerlas de las flores secas. Muchas veces, cuando la flor se ha secado y marchitado queda a la vista una pequeña cápsula verde, que se va volviendo amarilla con el paso de los días. Esta cápsula contiene las semillas, y debes retirarla con cuidado para poder sembrarlas.

Muchos recomiendan extraer la cápsula cuando aún está verde y dejarla secarse al sol para. de esta forma, asegurarnos de que no perdemos las semillas por desprendimiento natural de la cápsula. También hay que tener en cuenta que no todas las flores secas albergarán una cápsula de semillas, así que no te preocupes si tardas en encontrar la primera.

Cómo sembrar petunias surfinias

Para sembrar las semillas de petunia surfinia sigue estas indicaciones sencillas:

  1. Prepara una maceta o semillero con un sustrato adecuado para estas plantas. Las mezclas de fibra de coco con humus de lombriz siempre son una gran opción, ya que proporcionan un suelo suelto, con muy buen drenaje y rico en nutrientes.
  2. Esparce las semillas de petunia por la superficie del sustrato, procurando que no caigan excesivamente juntas.
  3. Con el dedo presiona las semillas ligeramente para enterrarlas unos milímetros en la tierra.
  4. Aporta agua pulverizada con un rociador, para evitar que el agua en desplazamiento acabe reuniendo todas las semillas en cúmulos.
  5. Cubre la maceta o semillero con film transparente, que ayudará a mantener la humedad.
  6. Déjala en algún lugar iluminado pero no expuesto directamente a la luz solar. Lo ideal es que estén a una temperatura de entre 21 ºC y 29 ºC.
  7. Si te parece que el sustrato se seca, retira el plástico y vuelve a pulverizar agua, aunque es posible que no necesites hacerlo hasta que empiecen a germinar.
Cuidados de la petunia surfinia - Cómo sembrar petunias surfinias

Si deseas leer más artículos parecidos a Cuidados de la petunia surfinia, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Cultivo y cuidados de las plantas.

Escribir comentario sobre Cuidados de la petunia surfinia

¿Qué te ha parecido el artículo?

Cuidados de la petunia surfinia
1 de 3
Cuidados de la petunia surfinia

Volver arriba