menu
Compartir

Cuidados del hinojo

 
Por Mª Belén Acosta, Técnica en jardinería y recursos naturales y paisajísticos. Actualizado: 14 diciembre 2021
Cuidados del hinojo

El hinojo es una de esas plantas a las que estamos tan acostumbrados que a veces es fácil olvidar su gran belleza y encanto. Se trata de una planta aromática particularmente común en la región mediterránea, donde crece con gran facilidad debido a su considerable resistencia y sencillez de cultivo.

Si quieres aprender más acerca los cuidados del hinojo, dónde plantarlo o cuánto tiempo tarda en crecer, no dudes en seguir leyendo este artículo de EcologíaVerde.

También te puede interesar: Planta de anís: cómo es y cuidados

Características del hinojo

De nombre científico Foeniculum vulgare, el hinojo es una herbácea de la familia del perejil y la zanahoria que tiene una gran tradición como planta medicinal y condimento culinario en la cocina mediterránea.

Usada antiguamente por los antiguos egipcios y chinos, su tradición como planta medicinal viajó hasta Europa gracias a los primeros comerciantes, donde su uso fue ganando renombre y misticismo hasta llegar a atribuírsele supuestas propiedades mágicas en la Edad Media. De hecho, se colgaba sobre las puertas de los hogares para mantener alejados a los malos espíritus.

Actualmente el hinojo es muy popular como saborizante por su particular gusto, que recuerda al del anís, y se usa a menudo para aderezar pescado y huevo. La planta tiene su origen en la zona mediterránea, al sur de Europa, aunque ya está extendida por buena parte del mundo.

La planta de hinojo, pese a ser una herbácea, puede llegar a crecer considerablemente, llegando a medir hasta 2 metros de altura cuando se planta en exterior en condiciones favorables. Otro de los motivos por los que su cultivo resulta tan popular en jardines de todo el mundo es que esta planta de bulbo resulta muy útil para atraer insectos como las mariquitas, muy beneficiosas para el huerto y el jardín por su capacidad de mantener a ralla plagas peligrosas como el pulgón.

¿Y cuándo florece el hinojo? Lo más común es ver sus bonitas flores amarillas a finales de verano, formadas en racimos bastante abiertos. Su cultivo es posible tanto desde semilla como desde el propio bulbo, aunque este último es mucho más común por su mayor rapidez, dando lugar a una planta en solo entre 3 y 6 meses.

Descubre más información sobre las Plantas herbáceas: características y ejemplos en este otro post.

Ubicación para el hinojo

Si te estás preguntando si el hinojo es de sol o de sombra, te traemos la respuesta. En el caso de que hayas plantado el hinojo en maceta, ten en cuenta que esta planta necesita una ubicación soleada, tolerando sin ningún problema la incidencia directa, que es común en su entorno natural. Búscale un lugar donde reciba varias horas de sol al día, sin preocuparte por el sol directo.

Lo mismo ocurre si tu planta de hinojo va al jardín o al huerto: lo principal es que vaya a recibir toda la luz posible. Eso sí, procura guardar al menos unos 30 cm de distancia entre plantas distintas, ya que como hemos mencionado, tiene una capacidad de crecimiento muy importante a tener en cuenta.

Visita este otro enlace de Plantas y flores perfectas para jardines muy soleados.

Clima para el hinojo

Aunque no lo parezca, el clima es uno de los más importantes cuidados del hinojo. Como planta mediterránea que es, el hinojo se desarrolla mucho mejor en climas templados, preferiblemente con temperaturas de entre 15 y 23 ºC. Aunque puede tolerar temperaturas bastante más altas y bajas de forma ocasional, estas tienen el potencial de dañar y estresar a la planta, especialmente en cuanto a frío se refiere. No soporta las heladas.

Quizás también pueda parecerte interesante este otro artículo sobre las Plantas mediterráneas para jardín.

Riego para el hinojo

Lo mejor para el riego del hinojo es recurrir a un sistema de riego por goteo, ya sea automático o con un sistema casero y ecológico de los que puedes fabricar en casa sin apenas complicaciones. Si prefieres mantener un riego manual, ten en cuenta que es conveniente aportarle a la planta riegos muy frecuentes que mantengan cierto nivel de humedad constante en la tierra o sustrato.

De no mantenerse estos niveles de humedad, el bulbo tendrá problemas para desarrollarse, afectando también a la parte aérea de la planta. Como siempre con estas plantas, no hay que confundir humedad y riegos abundantes con encharcamientos, que le son muy perjudiciales.

Visita este artículo de EcologíaVerde para saber Cómo hacer un sistema de riego por goteo.

Tierra o sustrato para el hinojo

Como es una planta que requiere de humedad constante, lo más importante con su tierra o sustrato es que proporcionen un drenaje lo mejor posible, que evite encharcamientos que pudran el bulbo.

Requiere además de suelos con una buena profundidad, algo especialmente importante en maceta, y crecerá mucho mejor en tierras sueltas y enriquecidas previamente con materia orgánica, a ser posible humus de lombriz o compost. Esto es vital si se piensa consumir la planta como aromática, ya que una tierra pobre en nutrientes se dejará notar en un sabor también pobre y menos agradable.

Averigua Cómo hacer humus de lombriz o Cómo hacer compost casero en estos dos otros artículos que te recomendamos.

Abonado y aporque del hinojo

Como hemos mencionado, uno de los cuidados del hinojo es disponer de un suelo rico, por lo que en los meses cálidos es conveniente proporcionarle algo más de materia orgánica al sustrato o la tierra cada dos semanas, de forma que el suelo mantenga sus propiedades.

Adicionalmente, su cultivo en tierra requerirá de aporque, que consiste en la adición de más tierra sobre la base de los tallos de forma que promueva la formación de un bulbo tierno y sabroso. Esto debe hacerse entre 20 y 30 días después de su trasplante al exterior, o unas semanas después si se plantó directamente en tierra.

Cuidados del hinojo - Abonado y aporque del hinojo

Cosecha del hinojo

Si plantas el hinojo para cosecharlo, sus hojas empezarán a estar listas entre 2 y 3 meses después de la siembra. Puedes cortarlas con unas tijeras bien afiladas y desinfectadas, cortando el tallo por la base. No te preocupes porque la planta no tardará en dar lugar a tallos nuevos. Si lo que quieres es el bulbo, este tardará un mes más que las hojas en estar listo.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cuidados del hinojo, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Cultivo y cuidados de las plantas.

Escribir comentario

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?
Cuidados del hinojo
1 de 2
Cuidados del hinojo

Volver arriba