Compartir

Plantas herbáceas: características y ejemplos

 
Por Mª Belén Acosta. 30 abril 2019
Plantas herbáceas: características y ejemplos

Las herbáceas, comúnmente llamadas hierbas, son sin duda el tipo de planta más extendido en el mundo. Esto se debe sobre todo a su gran capacidad de crecimiento y de germinación, además de su alta adaptabilidad y resistencia. Si quieres saber más acerca de este tipo de plantas, acompáñanos a lo largo de este artículo de EcologíaVerde, en el cual veremos qué son las plantas herbáceas, sus características y ejemplos de sus distintos tipos.

Qué son las plantas herbáceas y sus características

La característica que define a una planta como herbácea es su ausencia de tallos leñosos, a diferencia de los arbustos y árboles. Producen además hojas y tallos que son de color verde en la gran mayoría de ocasiones, y muchas son de floraciones terminales y abundantes.

Estas plantas son muy usadas en jardinería por el valor estético de sus flores, además de como plantas tapizantes para cubrir desde pequeños parterres a grandes plantaciones, aunque hay una gran cantidad de plantas herbáceas silvestres y podemos encontrar incluso plantas herbáceas comestibles. Tampoco se deben olvidar sus propiedades medicinales, que muchas de ellas ofrecen en sus aceites esenciales o en forma de infusión. Entran también en esta clasificación las mal llamadas malas hierbas, que no son malas en absoluto, pero reciben este nombre debido a su capacidad y tendencia a expandirse con facilidad y, por ello, estar en terrenos en los que no son deseados, como plantaciones o huertos.

De hecho, la mayoría de frutas y verduras que pueden encontrarse en nuestros supermercados y despensas provienen de plantas herbáceas de alguno de los tipos que vamos a ver a continuación.

Plantas herbáceas: características y ejemplos - Qué son las plantas herbáceas y sus características

Tipos de plantas herbáceas: clasificación

Pese a su gran variedad, existe una clasificación que engloba las especies de plantas herbáceas según sus ciclos vitales en los cuatro primeros casos y según su tamaño para las megaforbias, el último tipo de la clasificación. Estos son los siguientes:

  • Anuales
  • Bianuales
  • Vivaces
  • Perennes
  • Megaforbias

Plantas herbáceas anuales: ejemplos

Las plantas herbáceas anuales, también llamadas habitualmente plantas de temporada, son las que cumplen la totalidad de su ciclo vital en un año. Esto quiere decir que en este tiempo germinan, florecen, dan frutos y mueren, dejando tras de sí las semillas de la siguiente generación. La mayoría de ellas son de verano, creciendo y floreciendo en la temporada más calurosa del año, aunque también las hay de invierno, que lo hacen en los meses fríos.

Algunos ejemplos de herbáceas anuales son:

Plantas herbáceas: características y ejemplos - Plantas herbáceas anuales: ejemplos

Ejemplos de plantas herbáceas vivaces

Las herbáceas vivaces parecen secarse y morir en la estación fría, pero sus raíces sobreviven y cuando llega de nuevo la primavera brotan una vez más, renaciendo así. Tienen bulbos o rizomas que mantiene bajo tierra, y tienden a ser muy adaptables y resistentes. Al tener este tipo de ciclo vital, estas plantas acostumbran a tener vidas largas. Algunas de ellas son:

  • Altramuz
  • Lisimaquia
  • Peonía
  • Astilbe
  • Delfinio
  • Lavanda de mar
  • Heuchera

Ejemplos de plantas herbáceas perennes

Las perennes se distinguen de las otras herbáceas por tener la capacidad de mantenerse verdes durante la totalidad del año. Conservan sus hojas y tallo así independientemente de la estación, y también suelen mostrar una esperanza de vida notablemente larga. Estas son algunas plantas herbáceas perennes:

Plantas herbáceas: características y ejemplos - Ejemplos de plantas herbáceas perennes

Plantas herbáceas bianuales

Las herbáceas bianuales se parecen a las anuales, pero su ciclo vital dura dos temporadas en lugar de sólo un año. Estas plantas germinan y crecen durante su primer año vida, pero sólo durante el segundo año llegan a florecer y dar sus frutos, muriendo después. En jardinería, estas plantas acostumbran a perder valor estético al llegar a su segundo año, ya que su ciclo vital empieza a tocar a su fin y la planta parece empobrecerse. Estos son algunos ejemplos de plantas herbáceas bianuales:

  • Onagra
  • Lunaria annua
  • Adormidera marina
  • Alhelí
  • Lino

Plantas herbáceas megaforbias

Las megaforbias son también llamadas de forma habitual hierbas gigantes. Estas son plantas cuyas características coinciden con las del resto de herbáceas, excepto en el detalle de su tamaño. Las megaforbias alcanzan tamaños mucho mayores que los del resto de herbáceas, llegando en algunos casos a alturas de varios metros. Los ejemplos más comunes son las bananas y palmeras. ¿Creías que las palmeras eran árboles? Puede que se te haga un poco raro pensarlo, pero se trata de plantas herbáceas megaforbias, es decir, hierbas. Estas son las megaforbias más comunes:

Plantas herbáceas: características y ejemplos - Plantas herbáceas megaforbias

Si deseas leer más artículos parecidos a Plantas herbáceas: características y ejemplos, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Biodiversidad.

Escribir comentario sobre Plantas herbáceas: características y ejemplos

¿Qué te ha parecido el artículo?

Plantas herbáceas: características y ejemplos
1 de 5
Plantas herbáceas: características y ejemplos

Volver arriba