Compartir

Curiosidades científicas sobre la atmósfera

 
Por Beatriz González. 8 enero 2019
Curiosidades científicas sobre la atmósfera

Se denomina atmósfera a la capa formada por gases que recubre a los planetas y satélites del universo, no obstante, no todas las atmósferas son iguales, porque su composición varía en función de las características del planeta que recubran. Cabe destacar que la composición de la atmósfera terrestre es única en el Sistema Solar y, aunque,a día de hoy tenemos acceso a gran cantidad de información acerca de su estructura y funciones, en EcologíaVerde estamos seguros de que aún te podemos sorprender, dándote a conocer algunas curiosidades científicas sobre la atmósfera que seguro que no conocías.

También te puede interesar: Curiosidades de la Tierra para niños

Si no existiese la atmósfera nos evaporaríamos

La atmósfera ejerce presión sobre nuestro entorno y sobre nosotros mismos, concretamente ejerce una presión de 1,03 kg/cm² sobre el nivel del mar. Esta presión es la que impide que nos nuestros fluidos corporales se evaporen. Si no existiera la atmósfera de la Tierra esta presión tampoco existiría, por lo que nuestra sangre sería capaz de producir daños en nuestro sistema cardiovascular.

Es la responsable de las precipitaciones

Es en una de las capas de la atmósfera, la troposfera, donde se mantienen en suspensión la mayoría de las partículas y gases. Entre estas partículas y gases encontramos el vapor de agua. Es precisamente gracias al vapor de agua suspendido en la troposfera que es posible que se formen las nubes y posteriormente den lugar a fenómenos atmosféricos como las precipitaciones.

Curiosidades científicas sobre la atmósfera - Es la responsable de las precipitaciones

Mantiene la temperatura del planeta

Es un excelente regulador ya que impide que nos abrasen los rayos del sol durante el día y que nos congelemos durante la noche. Esto se debe a que, por un lado, el ozono contenido en la estratosfera, una de las capas más altas de la atmósfera, absorbe la radiación ultravioleta proveniente del sol, impidiendo que nos dañe. Por otro lado, el dióxido de carbono y el vapor de agua impiden que aquellos rayos de sol que entran en la superficie se escapen, reteniendo el calor suficiente para que la temperatura del planeta sea más o menos estable.

Precisamente así se entiende por qué es tan importante la capa de ozono, por otro lado, también se entienden la gran problemática que supone su pérdida.

Nos protege de los meteoritos

Diariamente llegan a la atmósfera gran cantidad de cuerpos sólidos como son los meteoritos procedentes del espacio, la mayoría de los cuales se desintegran en la mesosfera sin llegar a alcanzar la superficie de la tierra. Su desintegración se debe a la fuerza de fricción que se produce entre el meteorito y la mesosfera, dando lugar al fenómeno conocido como estrellas de fugaces.

Curiosidades científicas sobre la atmósfera - Nos protege de los meteoritos

Aporta color

La luz procedente de los rayos del sol es blanca. Es el resultado de la interacción con la atmósfera la que produce el característico color azulado del cielo, así como de las tonalidades amarillas, naranjas y rojizas propias de los atardeceres. Que percibamos uno u otro color, depende de las distintas longitudes de onda de los colores y de las partículas de polvo, cenizas o vapor de agua que existen en la atmósfera. De hecho, es la composición del aire, la que hace que la longitud de onda de color azul sea más visible.

Nos permite comunicarnos

El aire de la atmósfera es un excelente conductor del sonido, lo que permite nuestra comunicación, ya que sin la existencia de la atmósfera las ondas sonoras no podrían difundirse y no podríamos percibir los sonidos ni propagarlos. Además, la ionosfera tiene una gran influencia en la reflexión de las ondas de radio, permitiendo que estas puedan recorrer distancias mayores a las que recorrerían en la superficie terrestre.

Curiosidades científicas sobre la atmósfera - Nos permite comunicarnos

Su composición es perfecta para nuestra supervivencia

Las condiciones y la composición de la atmósfera de la tierra son las que hacen posible la vida. Así pues, está compuesta por oxígeno y nitrógeno en su mayor parte, existiendo otros gases que se encuentran una proporción menor como es el hidrógeno, el vapor de agua, el dióxido de carbono, el ozono y los gases nobles. Cada uno de los cuales tiene unas propiedades y características específicas que permiten nuestra existencia:

  • El oxígeno: es un elemento indispensable para la vida, utilizado tanto por animales como plantas y otros organismos para respirar y para el correcto funcionamiento de su organismo, ya que cumple un papel fundamental en muchas reacciones metabólicas. Se encuentra en la atmósfera en la cantidad justa y adecuada para que podamos sobrevivir, de modo que, una disminución del oxígeno atmosférico implicaría la deficiencia de este elemento en nuestro cerebro y con ello distintos problemas asociados como son exceso de sueño o pérdida de conciencia. Por otro lado, cantidades superiores implicaría la combustión de la mayor parte de la vegetación.
  • El nitrógeno: este elemento, al igual que el oxígeno, es esencial para la vida. Animales, plantas y otros organismos necesitan nitrógeno para realizar la síntesis de proteínas y nutrirse.
  • El dióxido de carbono: impide el enfriamiento de la tierra y contribuye a mantener la temperatura del planeta. No obstante, su aumento produce el efecto contrario, dando lugar al conocido calentamiento global, el cual se ve magnificado por la acción humana y que, por tanto, debemos evitar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Curiosidades científicas sobre la atmósfera, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Curiosidades de la Tierra y el universo.

Escribir comentario sobre Curiosidades científicas sobre la atmósfera

¿Qué te ha parecido el artículo?

Curiosidades científicas sobre la atmósfera
1 de 4
Curiosidades científicas sobre la atmósfera

Volver arriba