Compartir

Tipos de precipitaciones

 
Por Silvia Núñez, Ambientóloga e Ingeniera Ambiental. 26 octubre 2020
Tipos de precipitaciones

La lluvia o precipitación atmosférica es la encargada de hacer que el agua contenida en la atmósfera regrese al suelo completando el ciclo del agua, así como de proveer de la mayor fuente de agua dulce de la que depende la actividad humana y buena parte de nuestros paisajes vegetales. No obstante, tanto su cantidad como su frecuencia pueden variar mucho a lo largo de los diferentes lugares y de las diferentes estaciones del año; de ahí que sea tan importante para la climatología estudiar cuáles son los factores que influyen en las precipitaciones, las variedades o tipos de precipitaciones existentes, etc.

Sigue leyendo más si quieres conocer acerca de cómo se produce la precipitación y sobre conceptos tan interesantes como qué son las precipitaciones orográficas o las precipitaciones convectivas; te contamos eso y mucho más en este entretenido artículo de EcologíaVerde.

Qué son las precipitaciones y cómo se clasifican

La precipitación consiste en la caída hasta la superficie de la Tierra del agua de las nubes, ya sea en forma líquida o sólida. Las nubes son, en consecuencia, la principal fuente de precipitación, aunque, como todos sabemos, la mayoría de ellas no siempre originan precipitaciones. Entonces, ¿qué ha de ocurrir para que el agua llegue al suelo? Para que se originen lluvias, las gotitas pequeñas de agua que conforman las nubes (así como los cristalitos de hielo que conforman las nubes a mayor altura) han de unirse por colisión para formar gotas más grandes. Solo de esta manera se vencerá la resistencia del aire y la gravedad hará que caigan.

Las precipitaciones se pueden clasificar según varios criterios. Podemos tener varios tipos de precipitación en función de su intensidad, también dependiendo de la forma o configuración con la que se manifiesta y, por último, conforme a su origen. ¡No dejes de leer para descubrirlos todos!

Tipos de precipitaciones - Qué son las precipitaciones y cómo se clasifican

Tipos de precipitaciones según su intensidad

La intensidad de la precipitación se define como la cantidad de agua que cae en superficie durante un intervalo de tiempo determinado. Se suele medir en litros por metro cuadrado en una hora o, lo que es lo mismo, en milímetros por hora (mm/h) y se acostumbra a expresarla con los términos débil, moderada, fuerte, muy fuerte y torrencial. Los tipos de precipitaciones según su intensidad son:

  • Débiles cuando la intensidad es menor a 2 mm/h.
  • Moderadas cuando es de 2 a 15 mm/h.
  • Fuertes de 15 a 30 mm/h.
  • Muy fuertes de 30 a 60 mm/h.
  • Torrenciales cuando superan los 60 mm/h.

Como veremos más adelante, uno de los tipos de precipitación que se caracteriza esencialmente por su intensidad son los chubascos. Los chubascos presentan variaciones rápidas en la intensidad de la precipitación, esto es, empiezan y terminan de manera brusca y acumulan grandes cantidades de agua en muy poco tiempo.

A modo de curiosidad, comentar que los chubascos y lluvias torrenciales son bastante frecuentes por la zona del litoral mediterráneo en otoño, en donde se produce el fenómeno de la gota fría o DANA. Aquí te contamos más sobre Qué es la gota fría.

Tipos de precipitación según la forma de manifestación

Lo más llamativo en la forma de manifestación de la precipitación, es que esta se puede dar en estado líquido o en estado sólido. Las precipitaciones líquidas son llovizna, lluvia y chubascos de agua.

  • Llovizna: también conocida como orballo, sirimiri o calabobos. Está formada por numerosas y finas gotas de agua de diámetro inferior a medio milímetro. La velocidad de caída es tan lenta que parecen flotar en el aire. Proceden típicamente de las nubes tipo estratos.
  • Lluvia: es la forma más común de precipitación, hasta el extremo de usarse los dos términos como sinónimos en un buen número de ocasiones. Las gotas tienen un diámetro de más de medio milímetro y caen con velocidad moderada. Procede casi siempre de los nimboestratos y altoestratos.
  • Chubascos de agua: también denominados aguaceros o chaparrones. Las gotas son habitualmente mayores que las de la lluvia y, como ya dijimos, comienzan y terminan bruscamente. Las únicas nubes que producen los producen son los cumulonimbos.

Aprovechamos la mención a las precipitaciones líquidas para recordar la llamada "lluvia ácida", aunque en realidad se trata de agua contaminada y con un nivel de acidez muy elevado que regresa a la superficie terrestre y, por tanto, cae en cualquiera de las formas de precipitación. Aquí puedes conocer más sobre Qué es la lluvia ácida, sus causas y soluciones, así como Cuáles son las posibles soluciones de la lluvia ácida.

Las precipitaciones sólidas son la nieve, chubascos de nieve, granizo y nieve granulada.

  • Nieve: está formada por conglomerados de cristales de hielo en su mayor parte ramificados (a veces con forma de estrellitas hexagonales) que se sueldan formando copos. Cuando la nieve se funde ligeramente, se habla también de aguanieve. Aquí te contamos Qué es una tormenta de nieve y cómo se forma.
  • Chubascos de nieve: con las mismas características que los chubascos de agua, es una precipitación más copiosa que la nevada ordinaria.
  • Granizo: son granos de hielo redondeados y translúcidos. El diámetro varía entre 5 y 50 milímetros y caen, al igual que los chubascos, en un corto período de tiempo. Sólo los producen los cumulonimbos.
  • Nieve granulada: son granos blancos opacos de unos 2,5 milímetros de diámetro. Son quebradizos y fácilmente aplastables, como si se tratara de un granizo blando.

Además, aquí te contamos más sobre Cómo se forman la nieve y el granizo.

Tipos de precipitaciones - Tipos de precipitación según la forma de manifestación

Tipos de precipitaciones según su origen

El origen de las lluvias o precipitaciones está ligado al mecanismo por el cual se formaron las nubes de donde proceden. Estos son los tipos de precipitaciones según su origen:

  • Tendremos precipitaciones orográficas cuando las nubes asociadas se han formado con el ascenso y enfriamiento del aire que ha tenido que rebasar un área montañosa. Las precipitaciones orográficas se producen mayormente en la ladera de barlovento, siendo un buen indicador el mayor crecimiento de vegetación.
  • También se dan las precipitaciones convectivas en donde las nubes se han formado por un proceso denominado convección. Éste consiste en el calentamiento de bolsas de aire, debido al calor que irradia el suelo en los días con tiempo soleado, que posteriormente ascienden (el aire caliente es más ligero que el frío) y se enfrían formando nubes de tipo cumuliforme. Las precipitaciones convectivas dan lugar a los mencionados chubascos.
  • Tendremos precipitaciones frontales cuando éstas procedan de nubes asociadas a frentes, esto es, a franjas de separación entre masas de aire con diferentes condiciones de temperatura o humedad, los cuales pueden ser de dos tipos: frentes cálidos y frentes fríos.

Te recomendamos aprender también sobre los distintos Tipos de nubes para comprender mejor este tema.

Tipos de precipitaciones - Tipos de precipitaciones según su origen
Imagen: Pinterest

Si deseas leer más artículos parecidos a Tipos de precipitaciones, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Curiosidades de la naturaleza.

Escribir comentario

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?

Tipos de precipitaciones
Imagen: Pinterest
1 de 5
Tipos de precipitaciones

Volver arriba