Compartir

El ciclo del carbono: qué es, cómo funciona y su importancia

 
Por Isabel Santías Dema, Ingeniera Ambiental. Actualizado: 6 octubre 2020
El ciclo del carbono: qué es, cómo funciona y su importancia

Hemos llegado a un punto en el que nadie duda que somos adictos a los combustibles fósiles. Nuestro peculiar estilo de producción y consumo interfiere directamente sobre el ciclo del carbono; incrementando, como efecto colateral, el cambio climático. Según la ley de conservación de la materia, la materia no se crea ni se destruye, solo se transforma, y en cada transformación se pierde un ligero porcentaje de energía en forma de calor, por lo que el carbono no para de recircularse durante miles y miles de años.

Si sigues con interés por aprender para qué sirve el ciclo del carbono, conocer cómo el ser humano está interviniendo y cómo la fotosíntesis y la respiración en el ciclo del carbono son elementos clave, no dudes en leer este artículo de EcologíaVerde que te hemos preparado, pues aquí aclaramos qué es el ciclo del carbono, cómo funciona y su importancia.

Qué es el ciclo del carbono y su esquema

Como resumen del ciclo de carbono, podemos decir que este es un ciclo biogeoquímico en el cuál se describen los movimientos de carbono a través de la biosfera, litosfera, atmósfera e hidrosfera. El carbono es uno de los elementos más abundantes en la Tierra.

El ciclo se subdivide en el ciclo biológico del carbono y el biogeoquímico. En el primero, la biosfera regula los intercambios con la atmósfera, a través de la fotosíntesis (retención de carbono) y la respiración (devolución de carbono). Mientras que en el segundo, se controla el intercambio de CO2 a través de la biosfera y el resto de subsistemas. Más adelante se profundizará en qué consiste el ciclo del carbono, pero aquí abajo y en la imagen de portada ya se puede ver un esquema del ciclo de carbono.

El ciclo del carbono: qué es, cómo funciona y su importancia - Qué es el ciclo del carbono y su esquema

Cómo funciona el ciclo del carbono

El ciclo del carbono se puede dividir en las siguientes partes: producción, síntesis y fijado. La producción se basa en los procesos que emiten carbono. La síntesis, es la retirada de carbono de la atmósfera y transformación en moléculas más complejas. Por último, la parte del fijado es donde se queda atrapado este elemento.

1. Producción de carbono

En la producción de carbono, la biosfera exhala en el proceso de respiración CO2; y en los de descomposición y fermentación expulsa CO2 y CH4. Por otro lado, la hidrosfera emite el CO2 que posee disuelto al aumentar la temperatura, por las variaciones térmicas. Así mismo, la litosfera desprende CO2 durante las erupciones volcánicas al liberarse el carbono presente en minerales y rocas.

2. Síntesis de carbono

La síntesis es realizada por los organismos fotosintéticos (plantas, algas y ciertas bacterias). Durante la fotosíntesis, la combinación de CO2, agua y energía lumínica es transformado en materia orgánica y oxígeno. En este proceso, el CO2 inorgánico es transformado en un compuesto orgánico más asimilable para los seres vivos. Por otro lado, la formación de corteza terrestre a través de calizas y dolomías en aguas poco profundas, por la acumulación de esqueletos orgánicos, también acaba retirando el carbono.

3. Fijado de carbono

El fijado de carbono se almacena en los sumideros de carbono. Estos son depósitos naturales o artificiales que capturan y almacenan carbono de la atmósfera. Dentro de los naturales se encuentran los océanos, la biomasa vegetal y animal, el permafrost, las rocas sedimentarias calizas (ciclos geológicos de carbono) y los yacimientos de recursos fósiles (carbón, petróleo, gas natural e hidratos de metano). La destrucción de estos depósitos aumenta la concentración de carbono en la atmósfera.

El CO2 disuelto en la hidrosfera se almacena mejor a bajas temperaturas. Los océanos son considerados los mayores sumideros de carbono, ¡más aún que el Amazonas! La litosfera retiene gran parte del carbono en ella a través de las rocas calcáreas y las carbonosas. En ella se encuentran los yacimientos de combustibles fósiles. Estos yacimientos tardan miles de años en formarse y los estamos extrayendo y utilizando a una velocidad que no le da tiempo a la Tierra para regenerarlos, además de añadir CO2 a la atmósfera por la combustión de estos.

También te puede interesar conocer Cómo se forma el carbón.

El ciclo del carbono: qué es, cómo funciona y su importancia - Cómo funciona el ciclo del carbono

La importancia del ciclo del carbono

Una vez llegado a este punto, es normal preguntarse por qué es importante el ciclo del carbono. Como ya se ha expuesto antes, se podría concluir que el carbono es vital para el funcionamiento de la biosfera y para regular el clima de la Tierra. Aquí puedes leer más sobre Cuál es la importancia del carbono para los seres vivos.

No obstante, cuando se altera el ciclo natural del carbono y se aumenta su presencia en la atmósfera, entre otros aspectos, se empeora el efecto invernadero. En este enlace aprenderás la Diferencia entre efecto invernadero natural y artificial.

Cómo interviene el hombre en el ciclo del carbono

El ciclo de carbono, al igual que el resto de ciclos biogeoquímicos, es un ciclo de materia cerrado. No obstante, la influencia antropogénica asociada a las actividades industriales ha abierto el ciclo, además de acelerarlo, a través de la combustión de los recursos fósiles. Este hecho afecta al principio de sostenibilidad en el que los ecosistemas se basan, siendo el de reciclar al máximo la materia y que no se produzcan deshechos no asimilables a una velocidad perjudicial.

A través de la combustión de los combustibles fósiles se emite CO2 a la atmósfera a una velocidad que los organismos fotosintéticos no pueden asimilar y retener. Era un carbono que se encontraba retenido en la litosfera y ahora se acumula en la atmósfera, incrementando el efecto invernadero. Además, el calentamiento global genera que los océanos aumenten su temperatura. El CO2 es un gas que se disuelve mejor en agua fría, por lo que si los océanos aumentan su temperatura, comenzarán a desprender más CO2 a la atmósfera, fometándose un ciclo de retroalimentación positiva. Como es de esperar, la deforestación masiva lleva a cabo por los humanos también afecta en todo esto, al reducir el volumen de sumideros de biomasa vegetal.

Ahora que has aprendido más sobre el ciclo del carbono, te recomendamos este otro post sobre Qué es el blue carbon o carbono azul.

Si deseas leer más artículos parecidos a El ciclo del carbono: qué es, cómo funciona y su importancia, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Curiosidades de la naturaleza.

Bibliografía
  • M. Camps Arbestain, M. Pinto (2004) Los sumideros de carbono en el marco del Protocolo de Kioto: http://edafologia.ugr.es/Revista/tomo11a/articulo27.pdf
  • Biología. Campbell N. y Reece J. (2007). Editorial Panamericana.

Escribir comentario

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?

El ciclo del carbono: qué es, cómo funciona y su importancia
1 de 3
El ciclo del carbono: qué es, cómo funciona y su importancia

Volver arriba