menu
Compartir

Eléboro: cuidados, riego y reproducción

 
Por Ulla Rothschuh Osorio, Bióloga. 19 enero 2024
Eléboro: cuidados, riego y reproducción

El eléboro es una planta que da flores elegantes durante el invierno en interesantes colores, siendo una de las pocas plantas que ofrecen este espectáculo para dicha temporada. Pertenecen todas al género Helleborus, bajo el que hay diferentes especies y algunos cultivares creados por el hombre. Los cuidados del eléboro o heléboro son luz indirecta, sustrato húmedo y rico en nutrientes y riego controlando que el primer centímetro se mantenga húmedo. Se reproduce mediante división o por semilla durante el otoño.

Si bien son plantas que catalogan como de bajo mantenimiento, al mismo tiempo son una especie que no les gustan los extremos, así que si quieres aprender cómo darle los cuidados correctos, te inviamos a leer esta guía completa de EcologíaVerde sobre los cuidados del eléboro, desde su riego hasta su reproducción.

También te puede interesar: Ciclamen: cuidados, riego y reproducción

Características del eléboro

El eléboro se conoce también como heléboro, rosa de invierno o rosa de Navidad porque florece para esa temporada. Comienza desde finales de invierno hasta la primavera, siendo una gran adición para traer color a los jardines. Además, son un refugio para los polinizadores que buscan alimento en esta temporada temprana todavía para la mayoría de las flores. Estas son sus principales características:

  • Destacan porque tienen un largo periodo de floración, con colores en rosa, rojo, blanco o verde. Si te gusta la curiosidad de las flores en tonos verdes, ya que no son tan frecuentes, aquí puedes descubrir más Plantas con flores verdes.
  • Las hojas se mantienen todo el año y tienen gran atractivo por su arreglo en manojos, razón por la que son demandadas para diseño de jardines. Algunas variedades pueden tener hojas plateadas o con patrones interesantes.
  • Son de complexión compacta con tamaño promedio de 30 a 45 cm.
  • Son originarias de Europa, en donde es más común su cultivo para jardines.
  • Todos los eléboros son tóxicos. Contienen alcaloides que sirven como protección para evitar ser comidos por sus depredadores, como son conejos o venados. No son frecuentes los casos de envenenamiento en humanos porque requiere su ingesta, pero sí pueden ocurrir dermatitis al contacto. Por ello, se recomienda manejar con guantes y manga larga. Aquí puedes adquirir unos guantes adecuados para las labores de jardinería:

Además, se pueden dividir los eléboros entre los que son fáciles de cuidar y los que no. La mayoría sigue los cuidados que te presentaremos más adelante, pero te enlistamos algunos de los que son difíciles de cuidar para que lo tengas en cuenta:

  • Helleborus niger: necesita un excelente drenaje en invierno.
  • Helleborus tibetanus: entra en latencia en verano y emerge de nuevo en primavera, pero no debe estar húmedo en este inter.
  • Helleborus lividus: no tolera el frío ni la humedad.

Si te gusta esta planta y quieres tener la en casa, en este botón puedes adquirirla.

Eléboro: cuidados, riego y reproducción - Características del eléboro

Luz, temperatura y ubicación del eléboro

Prefieren semisombra o luz filtrada porque el sol directo quema sus hojas. Colócalas en interior cerca de una ventana, bajo la copa de los árboles en exterior o con techos que las cubran del sol la mayor parte del día. Pueden tolerar espacios con un poco de luz, siempre y cuando el suelo no esté seco. Crecen bien en climas fríos, y las flores no llegan a padecerlo.

Necesitan plantarse con distancia de 35 a 45 centímetros entre ellas para que tengan espacio suficiente de crecer. Pueden tenerse en contenedores, aunque se recomienda tenerlos ahí solamente para tener flores en interior por un tiempo. Pasada la floración se recomienda trasplantar a suelo.

Eléboro: cuidados, riego y reproducción - Luz, temperatura y ubicación del eléboro

Sustrato para el eléboro

Disfrutan de un suelo rico en nutrientes. Para ello, puedes preparar en casa una mezcla a partes iguales de humus de lombriz o composta y turba. Finalmente, añade un 10% de perlita para que promueva el drenaje. Aquí puedes comprar estos materiales para hacer el sustrato para el eléboro:

  • Humus de lombriz: es un tipo de abono natural orgánico que producen las lombrices y tiene muchos nutrientes para las plantas.
  • Turba: es necesaria para el buen crecimiento y la fijación de las raíces.
  • Perlita: drena y evita el exceso de agua. También facilita la aireación de la tierra.

En la superficie se coloca una capa de mantillo de composta para evitar que el sustrato se seque demasiado rápido. Debe dejarse una separación entre la planta y el mantillo para que no se pudra. Este mantillo se repone anualmente.

No requiere abono. Si se detecta un crecimiento lento, probablemente se debe a un sustrato demasiado seco o que esté estancado.

Eléboro: cuidados, riego y reproducción - Sustrato para el eléboro

Riego del eléboro

Requieren una humedad constante y no toleran suelo demasiado seco. Procura que el primer cm se mantenga húmedo. Tampoco soportan el suelo demasiado húmedo o encharcado, así que hay que proveerle la cantidad correcta de riego. En temporada de calor puedes aumentar el riego. Cuando recién se adquiere una planta de eléboro va a necesitar un riego más elevado durante la primera etapa de crecimiento. Recuerda que esta va de primavera a verano. En este enlace puedes conocer Las mejores regaderas para plantas.

Necesitan un contenedor o maceta con drenaje que permita el libre paso del agua, de otro modo el agua se encharcará y pudrirá la planta. Aquí puedes ver el precio de estas macetas:

Poda del eléboro

Se recomienda podar las hojas mustias, especialmente antes y durante la floración para potenciar la misma. Esta poda también evita el asentamiento y propagación de la enfermedad fúngica llamada mancha negra de la hoja, que es causada por Coniothyrium hellebori y que es específico para los eléboros. Recuerda siempre desinfectar las tijeras antes y después de usarlas.

Aquí puedes conocer Las mejores tijeras de podar.

Reproducción del eléboro

División

Desenterrando una planta que ya tenga buen tamaño y separando desde la raíz para obtener dos plantas nuevas. Este método también se lleva a cabo a principios de otoño.

Semillas

El momento ideal es a principios de otoño, aunque puede hacerse hasta primavera. Lo esencial es evitar los meses secos de verano. Las semillas se colocan en un almácigo o semillero con humus de lombriz, cubriendo someramente con el mismo sustrato la semilla. Debe mantenerse ligeramente húmedo hasta que el brote salga. Cuando tome unos 10 centímetros de altura está listo para trasplantarse. Procura hacer el proceso en interior para que la plántula no se maltrate con el frío. Aquí puedes encontrar semilleros adecuados:

Si te ha gustado esta guía de cuidados del eléboro y te gustan las plantas que, como esta, soportan bien el frío, aquí puedes descubrir las Plantas de invierno para exterior.

Si deseas leer más artículos parecidos a Eléboro: cuidados, riego y reproducción, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Cultivo y cuidados de las plantas.

Bibliografía
  • Royal Horticultural Society (s.f.) Hellebore. Disponible en: https://www.rhs.org.uk/plants/hellebore
  • Royal Horticultural Society (s.f.) How to grow hellebores.Disponible en: https://www.rhs.org.uk/plants/hellebore/growing-guide

Escribir comentario

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?
Eléboro: cuidados, riego y reproducción
1 de 4
Eléboro: cuidados, riego y reproducción

Volver arriba