Compartir

Equisetos: qué son, características y ejemplos

 
Por Mª Belén Acosta, Técnica en jardinería y recursos naturales y paisajísticos. 26 agosto 2020
Equisetos: qué son, características y ejemplos

Actualmente no existen más de 20 especies de equisetos en el mundo y todas ellas, aunque muy parecidas, han empezado no solo a valorarse por su antigüedad, sino también por su valor ornamental. ¿Te atreves a añadir una de estas plantas a tu hogar o jardín? Te animamos a echarle un vistazo a nuestra lista de ejemplos, quizás encuentres la especie que estabas buscando. O bien, si simplemente quieres ampliar tus conocimientos de botánica, no te pierdas todo lo que necesitas saber para conocer mejor estas plantas primitivas, pues lo encontrarás en este breve y sencillo artículo de EcologíaVerde sobre qué son los equisetos, características y ejemplos.

Qué son los equisetos

Los equisetos, pertenecen a la familia Equisetaceae, que se encuentra dentro de uno de los grandes grupos de plantas primitivas, como los helechos, que aparecieron en el Paleozoico. De hecho, el género Equisetum es el único dentro de esta familia. Estos se encuentran distribuidos por todo el planeta, principalmente en las zonas templadas de los trópicos y en el hemisferio norte. Especialmente en Europa, Asia y Norteamérica.

También pertenecen al grupo de las pterodifitas, que son plantas vasculares perennes que se reproducen por esporas. Aquí puedes aprender más sobre las Plantas pteridofitas: qué son, tipos y ejemplos.

Estas plantas perennes y vivaces se suelen encontrar tanto en el medio terrestre como en el acuático. Aunque prefieren los suelos húmedos, cerca de los cauces de los ríos y o en terrenos anegados, son capaces de colonizar zonas deforestadas, antiguas zonas de cultivo e incluso las praderas.

Los equisetos presentan un rizoma articulado del que brotan tallos huecos aéreos y articulados con nudos y entrenudos muy diferenciados. Incluso, llegan a presentar ramas verticiladas dispuestas lateralmente. Alrededor de los nudos de los tallos aparecen los micrófilos u hojas reducidas. Debido a estas formas largas, a las plantas equisetos se les conoce comúnmente como cola de caballo.

Estas plantas han sido empleadas a lo largo de la historia con diversos fines. Uno de ellos se debe a su alto contenido en sílice, perfecto para ayudar a pulir madera y otros metales. También cuenta con propiedades medicinales gracias a diversos principios activos y, en los últimos años, como plantas ornamentales por su curiosa forma y apariencia primitiva.

Equisetos: qué son, características y ejemplos - Qué son los equisetos

Características de los equisetos

Aparte de lo ya comentado, estas son las principales características de las plantas equisetos o colas de caballo:

  • Son plantas sin flores que cuentan con un tallo hueco y articulado.
  • Los equisetos cuentan con dos tipos de tallos, uno simple y otro fértil. El fértil es que recuerda a la forma de un espárrago largo, de ahí que se le conozca comúnmente como cola de caballo. El tallo infértil es el que cuenta con ramificaciones.
  • Los equisetos se reproducen por esporas, al igual que sucede con otras plantas primitivas, como es el caso de los helechos. Sin embargo, también pueden propagarse por división rizomática.
  • Su época de maduración es en verano, concretamente entre los meses de junio y julio.
  • Los equisetos cuentan con un gran sistema radicular que se extiende fácilmente bajo el terreno y que le ofrece sujeción y una continua fuente de alimento.
Equisetos: qué son, características y ejemplos - Características de los equisetos

Reproducción de los equisetos

Los esquistos se reproducen tanto por medio de esporas como por división de rizomas. Por ello, son plantas con una propagación muy sencilla. Esto sucede con las plantas clasificadas como criptógamas, como los helechos, licopodios o antocerotes.

Las esporas de los equisetos se encuentran dentro de pequeños sacos en el ápice de los tallos fértiles. Aquí se producen tanto esporas femeninas como masculinas de color verdoso solo visibles con el uso de un microscopio. Tras la unión de ambas se crea el conocido como protalo femenino, que una vez fecundado dará origen a un nuevo equiseto adulto.

Para su cultivo, se utiliza la división rizomática de los equisetos para aumentar las posibilidades de propagación y crecimiento óptimo de la planta. Estas no requieren de muchos cuidados, solo de un lugar húmedo y de suelos ricos y arcillosos.

Equisetos: qué son, características y ejemplos - Reproducción de los equisetos

Ejemplos de equisetos

Existen actualmente en nuestro planeta un total de unas 20 especies de equisetos. Estas se encuentran divididas por su altura. Ya que entre especies podemos encontrarlos de no más de 20 cm de altura hasta otras que llegan a alcanzar los 5 metros. Aquí podrás encontrar algunas de las más representativas:

Equisetum arvense

De tipo arbustivo y perenne, el equisetum arvense dispone tanto de tallos rizomatosos estériles o fértiles. Los fértiles más suculentos, aunque más cortos que los estériles. Son propios del norte de Europa y suelen encontrarse cerca de fuentes o corrientes de agua. También se utiliza por sus propiedades medicinales para aliviar afecciones renales o como tratamiento natural contras las hemorroides.

Equisetum bogotense

Esta especie de equiseto de tipo perenne cuenta con tallos articulados que alcanzan con facilidad hasta los 60 cm de altura. Prefiere los terrenos muy húmedos y es propia de países como Brasil, Colombia, Venezuela o Argentina. Estos se utilizan como diurético.

Equisetum hyemale

Esta especie de equiseto de tipo arbustivo es uno de los más ricos en silicio, de ahí que usara antiguamente para pulir metales. Es propio de América, Europa y Asia. Tiene un gran parecido con los juncos, ya que su tallo es hueco y articulado, llegando a alcanzar hasta casi el metro de altura.

Equisetum palustre

También conocido de manera coloquial como barbas cortas, es una especie natural de la región eurosiberiana. Logra alcanzar hasta los 60 cm de altura y es fácil de reconocer ya que cuenta con numerosas ramiquicaciones. De hecho, es común encontrarlo asociado a otras especies de equisetos o especies arbóreas como el Populus alba.

Equisetum giganteum

Conocido también como hierba del platero, esta especie de equiseto es propia de América central y Sudamérica y América Central. Puede alcanzar hasta 5 m de altura y has 2 cm de diámetro. Además, cuentan con rizomas alargados y hojas modificadas. Se utilizada, principalmente como planta ornamental.

Otros ejemplos de equisetos

  • Equisetum telmateia
  • Equisetum ramosissimum
  • Equisetum xmoorei
  • Equisetum sylvaticum
  • Equisetum fluviatile

Si deseas leer más artículos parecidos a Equisetos: qué son, características y ejemplos, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Biodiversidad.

Escribir comentario

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?

Equisetos: qué son, características y ejemplos
1 de 4
Equisetos: qué son, características y ejemplos

Volver arriba