menu
Compartir

Haworthia attenuata: cuidados

 
Por Mª Belén Acosta, Técnica en jardinería y recursos naturales y paisajísticos. 13 junio 2022
Haworthia attenuata: cuidados

La planta cebra es una de las suculentas más llamativas que se pueden tener en casa, y esto no es decir poco precisamente: hablamos de uno de los grupos de plantas con formas y aspectos más vistosos. Pese a su pequeño tamaño, su distintivo patrón de líneas blancas por sus bonitas hojas da a la planta un aspecto único y muy apreciado.

Si quieres aprender sobre los cuidados de la Haworthia attenuata en casa, sigue leyendo con nosotros acerca de sus características y necesidades para cultivarla.

También te puede interesar: Haworthia cooperi: cuidados

Características de la Haworthia attenuata

Popularmente llamada planta cebra o suculenta cebra, la Haworthia attenuata es una planta originaria de Sudáfrica, como todas las Haworthia. Es una suculenta no cactácea de pequeño tamaño, que rara vez supera los 15 cm de altura, lo que no le impide atraer las miradas hacia cualquier espacio en que la ubiquemos.

Sus hojas aparecen formando una roseta sin tallos con hasta más de 30 hojas de color verde oscuro, con las líneas blancas y coriáceas que las caracterizan cruzándolas horizontalmente y en toda su longitud. Estas líneas ofrecen una textura particular y pueden palparse con cuidado sin provocarle a la planta ningún daño.

La floración se da en los meses cálidos, con unas flores poco vistosas, pero que le dan un aspecto aún más peculiar a la planta por los largos tallos de los que cuelgan.

Haworthia attenuata: cuidados - Características de la Haworthia attenuata

Ubicación para la Haworthia attenuata

La planta cebra suele cultivarse como planta de interior, en macetas anchas de poca profundidad y en una exposición bien iluminada pero con luz indirecta. Sin embargo, si se cumplen las condiciones de que la temperatura no baje de los 10 ºC y que la planta no reciba un sol intenso directo, también será posible cultivarla en exterior para embellecer el jardín.

En cualquier caso, siempre puedes mantener tu Haworthia attenuata en el interior durante los meses fríos, y sacarla al exterior en primavera y verano una vez haya llegado el calor.

Riego de la Haworthia attenuata

Durante los meses de actividad de la planta, desde primavera hasta finales del verano, es mejor dar a la planta riegos abundantes pero espaciados. Normalmente, bastará con un buen riego que empape el sustrato sin encharcarlo cada 15 días, no siendo necesario volver a regar hasta que este esté completamente seco.

Dado que se trata de una planta suculenta, la planta cebra tiene la capacidad de almacenar agua en sus hojas, por lo que soporta muy bien las sequías ocasionales. No ocurre así con los encharcamientos, que hay que evitar a toda costa para no tener problemas de pudrición de raíces.

Cuando lleguen los meses fríos hay que regar la planta cebra aún menos, ya que es más susceptible aún de sufrir problemas por exceso de humedad. Un riego al mes aproximadamente podría ser suficiente.

Si colocas un plato bajo la maceta de tu Haworthia attenuata, lo cual no se recomienda generalmente, asegúrate siempre de retirar el agua de riego sobrante unos 10 minutos después de haber regado y siempre que se acumule.

En este otro post puedes conocer Cuándo regar las plantas.

Sustrato para la Haworthia attenuata

La planta cebra no es en absoluto exigente con la tierra en que se cultiva, siendo el único punto importante que esta ofrezca un buen drenaje. Puedes usar un sustrato universal para suculentas, o preparar tú mismo tu mezcla con turba y arena a partes iguales, preferiblemente arena algo gruesa. Añadir un puñado de perlita nunca está de más, pues mejorará las propiedades de retención de agua de la mezcla, ahorrándote sustos.

En este otro artículo puedes conocer Cómo hacer sustrato para cactus y suculentas.

Haworthia attenuata: cuidados - Sustrato para la Haworthia attenuata

Abono para la Haworthia attenuata

Esta especie no necesita más que un aporte de fertilizante al mes durante los meses de primavera y verano, y aún este es más una cuestión de aportarle vitalidad a la planta y reforzarla y no de verdadera necesidad.

Usa fertilizante para cactus o, si dispones de él, humus de lombriz, un fertilizante ecológico con enormes propiedades beneficiosas.

Multiplicación de la Haworthia attenuata

Como siempre, una de las mejores cosas de cultivar plantas suculentas en casa es lo fácil que resulta multiplicarlas para extenderlas o regalarlas a amigos y parientes. La planta cebra no es una excepción, y conseguir plantas nuevas por medio de sus hijuelos es muy sencillo, aunque los esquejes también funcionan muy bien.

Como si se tratara de un aloe vera, bastará con retirar con mucho cuidado los hijuelos de la Haworthia attenuata que se forman en la base de la planta madre, separándolos con suavidad y simplemente replantándolos en su nueva ubicación. Esto además fortalecerá el crecimiento de la planta madre, que no tendrá que centrar en ellos sus esfuerzos.

Si optas por el esqueje de la Haworthia attenuata, corta con una cuchilla esterilizada una hoja de unos 5 cm de longitud y deja que se seque durante unas 48 horas antes de plantarla de nuevo. No es un proceso demasiado complejo, pero aún así es más arriesgado que el método de los hijuelos al tener que provocarle una herida a la planta y esperar a que salgan raíces, que los hijuelos ya tienen.

Si deseas leer más artículos parecidos a Haworthia attenuata: cuidados, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Cultivo y cuidados de las plantas.

Escribir comentario

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?
Haworthia attenuata: cuidados
1 de 3
Haworthia attenuata: cuidados

Volver arriba