Cultivo y cuidados de las plantas

Jazmín azul: cuidados, poda y reproducción

 
Ulla Rothschuh Osorio
Por Ulla Rothschuh Osorio, Bióloga. 18 abril 2024
Jazmín azul: cuidados, poda y reproducción

Los cuidados del plumbago azul o jazmín azul (Plumbago auriculata) son luz exposición solar completa, sustrato ligero y profundo y riego abundante y espaciado. La poda se hace solamente cunado no tiene flores y su reproducción se puede hacer mediante semillas o esquejes. Si también quieres tener esta bonita planta en casa, quédate leyendo esta guía de EcologíaVerde, en la que verás los cuidados del jazmín azul, su poda y reproducción.

También te puede interesar: Vinca: cuidados, poda y reproducción
Índice
  1. Características del jazmín azul
  2. Luz, temperatura y ubicación
  3. Sustrato del jazmín azul
  4. Riego del jazmín azul
  5. Poda del jazmín azul
  6. Reproducción del jazmín azul

Características del jazmín azul

  • Su nombre científico es Plumbago spp. y, en concreto, el llamado jazmín azul es el plumbago con flores azules y su nombre científico es Plumbago auriculata. Este debe su nombre a que antiguamente se creía que era un remedio poderoso en para tratar el envenenamiento por plomo.
  • Pertenece a la familia Plumbaginaceae.
  • Este género, Plumbago, tiene varias plantas herbáceas y también arbustos que pueden medir entre 50 cm y 2 m de alto.
  • Tiene diversos nombres comunes, como planta plumbago, jazmín azul, planta azulina o planta celestina.
  • Es una de las plantas trepadoras más buscadas para cubrir paredes ya que sus hojas son abundantes y cuando brinda flores, lo hace profusamente. También se usa para delimitar terrenos abiertos.
  • La flor del jazmín azul secreta un mucílago que la protege en contra de la polinización de las avispas, y así evita el intercambio de polen con plantas de otras especies.
  • Dependiendo del suelo en que se plante, su estructura es dócil: resulta trepadora si se pone sobre una pared o con un tutor que le ayude a subir, como un árbol pequeño o arbusto si se le da guía o tutor en esa forma, colgante si pende de la maceta de un balcón o de una ventana o rastrera si se le deja crecer directamente sobre el jardín.

Si te gusta esta bonita planta de flores azuladas, aquí puedes conocer su precio y adquirirla:

Luz, temperatura y ubicación

  • Lo ideal es tenerla en exterior y brindarle plena luz solar por lo menos 6 horas al día. Pero si no se cuentan con tantas posibilidades, una dosis menor de 3 a 5 horas también le va bien y desarrollará tolerancia al medio.
  • La flor especialmente, no tolera el frío extremo. Si la temperatura baja menos de los 10 ºC de manera continua, la flor no se producirá y la planta podría congelarse.
  • Observando bien los cuidados que requiere, es una planta que dura todo el año, y su flor también permanece durante todos los meses, excepto en la temporada más fría y cuando la temperatura se mantiene por debajo de los 10 grados centígrados bajo cero.
  • Podemos ubicar al jazmín azul en maceta o en suelo firme. En el primer caso y si se ubica en un lugar con poca luz natural, hay que proveerle una fuente de luz artificial. Actualmente se usan con buenos resultados las luces led que ocupan entre 50 y 30 watts y se pueden dejar encendidas entre 8 y 12 horas.
  • Es perenne, es decir, permanece vivo y abundante todo el año. Se da bien en las zonas templadas cálidas y tropicales.
Jazmín azul: cuidados, poda y reproducción - Luz, temperatura y ubicación

Sustrato del jazmín azul

El suelo ha de ser ligero, con excelente drenaje y profundo, ya que sus raíces tienden alargarse rápidamente en busca de humedad. Para preparar este tipo de sustrato, prepara una mezcla de turba y humus de lombriz, a partes iguales, y un puñado de perlita. Aquí puedes comprar estos materiales para preparar tu propia mezcla de sustrato para el plumbago azul:

Además, si decides plantarla en una maceta, tienes que asegurarte de que esta facilita el drenaje del agua del sustrato para que no se encharque, por lo que necesitarás una maceta con agujeros de drenaje en su base, como esta que puedes adquirir aquí:

Riego del jazmín azul

La planta prefiere los riegos abundantes y espaciados, es decir, le hemos de proveer mucha agua cada cierto tiempo. Antes de cada riego hay que verificar que la tierra esté totalmente seca, pues de esa forma nos aseguramos que reciba todos los nutrientes necesarios y, además, evitaremos los encharcamientos que son la primera causa de enfermedad para las hojas y la raíz. Es mejor regar por la tarde o noche, cuando no haya luz directa, y como a esta planta le gustan los ambientes húmedos, será buena estrategia rociar ligeramente los brotes tiernos de las flores, hasta que éstas se abran.

En primavera y verano requiere de agua constante. Lo ideal es regarla cada dos días con bastante agua, pero evitando crear un charco que se quede estancado, ya que sus raíces son propensas a pudrirse si hay excedente de humedad.

Para las plantas que tenemos en maceta ocurre lo mismo: se deben regar muy bien cada segundo o tercer día, pero el sustrato debe tener buen drenaje, para evitar que la parte más baja de la maceta concentre el agua y dañe las raíces ahogándolas.

En este enlace puedes conocer Las mejores regaderas para plantas.

Jazmín azul: cuidados, poda y reproducción - Riego del jazmín azul

Poda del jazmín azul

Según la zona que habitemos, la floración podría ser en abril o en los meses del otoño, aunque hay lugares en donde la flor es permanente. Lo ideal es esperar a que no tenga flores o tenga muy pocas, para poder iniciar la poda que debe ser siempre poniendo atención en las ramas más nuevas y laterales, no en las centrales.

El objetivo principal de la poda debe ser lograr una planta compacta y sin grandes extremos o troncos demasiado voluminosos. Hacia los lados, es preferible ir cortando las ramas nuevas que salen mucho del cuerpo de la planta. Hacia arriba, también hay que podar los troncos que van creciendo gruesos, pues dejar que crezcan mucho hará que el jazmín azul no produzca tantas flores como deseamos.

Aquí podrás ver Las mejores tijeras de podar.

Jazmín azul: cuidados, poda y reproducción - Poda del jazmín azul

Reproducción del jazmín azul

Semillas de plumbago

En el primer caso, hay que esperar a que llegue la primavera para regar las semillas sobre la tierra extendida. Se debe rociar agua continuamente para que no pierdan humedad, y hay que ponerle algún fungicida para que el moho no frene el crecimiento de la planta.

Esquejes del jazmín azul

En el caso de los esquejes, se toman unos 8 centímetros de las ramas laterales, haciendo un corte oblicuo justo por debajo del nudo de la rama. Es importante ubicar el nudo para que el corte no sea inútil, y también que tenga hojas. Se procura una maceta, no muy grande, en la que se plantan los esquejes dejando asomar apenas unos dos centímetros y se tapa con un film plástico. Se recomienda alzar el plástico cada día, para ver cómo está tanto la humedad como la posible condensación del agua, y se rocía cada vez que sea necesario. Te puede interesar conocer Cómo enraizar esquejes.

Tras haber aprendido todo esto acerca de los cuidados del jazmín azul o plumbago azul, te animamos a conocer más Plantas trepadoras perennes como esta en este otro artículo de EcologíaVerde.

Si deseas leer más artículos parecidos a Jazmín azul: cuidados, poda y reproducción, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Cultivo y cuidados de las plantas.

Bibliografía
  • Peña, M. R. d. l. (1997). Catálogo de nombres vulgares de la flora argentina: (lista preliminar). Argentina: Universidad Nacional del Litoral, Centro de Publicaciones.
  • Colmeiro, M. (1859). Manual completo de jardinería. España: Librerías de Angel Calleja.
Escribir comentario
Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?
1 de 4
Jazmín azul: cuidados, poda y reproducción