menu
Compartir

Lisosomas: definición, características y función

Lisosomas: definición, características y función

Las células son unidades que funcionan como exactas maquinarias para mantener andando a todas las actividades que requieren los organismos. Esto se logra gracias a los organelos, que son pequeñas subunidades dentro de la célula. Es necesario que uno de ellos se encargue de asimilar todo lo que se produce dentro de la célula. Se trata de los lisosomas. Para conocer más sobre estos importantes organelos, continúa leyendo este artículo de EcologíaVerde, donde te responderemos dónde te explicamos qué son los lisosomas, características y función, además de la estructura que tienen y los tipos que existen.

También te puede interesar: Aparato de Golgi: definición y función

Qué son los lisosomas

Los lisosomas son organelos que se encuentran dentro de la célula. Tienen la función análoga al estómago: son ellos los que llevan a cabo la digestión celular. Dentro de ellos hay enzimas hidrolasas encapsuladas que ayudan a romper los enlaces de proteínas, ácidos nucleicos y azúcares, con la finalidad de crear partículas más sencillas y de menor peso molecular que puedan ser ingresadas de nuevo a las rutas metabólicas.

Descubre más sobre los Organelos celulares: qué son, funciones y ejemplos en este artículo que te sugerimos.

Características de los lisosomas

Ahora que ya sabemos que los lisosomas son organelos celulares, vamos a ver cuáles son sus características más destacadas:

  • Son de origen animal: los lisosomas se encuentran en la célula, pero solamente en las de animales. No dudes en echarle un vistazo a este otro post de EcologíaVerde sobre las Partes de la célula animal.
  • Son de forma esférica y derivan del aparato de Golgi.
  • Son polimórficos: es decir que no tienen un tamaño determinado. Esto se debe a que pueden tener diferentes contenidos en su interior.
  • Existe más de un lisosoma por célula: no puede existir tan solo un lisosoma, sino que tienen que ser varios.
  • Están delimitados del exterior por una membrana sencilla: es impermeable a sustancias externas.
  • Requieren de proteínas intermediarias: se encuentran insertadas en la membrana y las utilizan para poder comunicarse con el exterior.
  • Engloban una gran cantidad de enzimas.
  • Sus matrices internas tienen un pH muy ácido de 5: esto tiene la finalidad de que las enzimas que contienen puedan ser funcionales.
  • Cuentan con una hemimembrana interna muy glicosilada: les sirve para protegerse del pH tan ácido, lo que quiere decir que las proteínas se unen a oligosacáridos.
Lisosomas: definición, características y función - Características de los lisosomas

Tipos de lisosomas

La primera clasificación de lisosomas puede agruparse en:

  • Lisosomas primarios: son los que se forman primero y son muy jóvenes. No han comenzado su proceso de digestión y son de pequeño tamaño y homogéneo, de aproximadamente 0,05 a 0,5 micras de diámetro. Se encuentran cerca de la cara trans del aparato de Golgi, que es la zona que envía las vesículas.
  • Lisosomas secundarios: estos son los lisosomas que ya están activos y digiriendo. Son de tamaños diferentes entre ellos. Son más grandes que los lisosomas primarios debido a que ya están procesando moléculas.

Según lo que engullen, los lisosomas también pueden clasificarse en:

  • Heterolisosoma: son los que digieren moléculas de digestión, bacterias y virus. Si quieres conocer la Diferencia entre virus y bacteria te dejamos este artículo para que lo averigües.
  • Autolisosoma: son los que digieren a la célula por completo mediante apoptosis.

Función de los lisosomas

La función de estos organelos es digerir las sustancias (digestión celular) que están dentro de la célula y también a las que entran desde fuera. Esta digestión tiene cuatro finalidades:

Reciclaje

La primera es que procesan las moléculas para reciclarlas en el metabolismo de la célula. Al convertirlos en moléculas más simples pueden ser utilizadas de nuevo. Esta es una gran estrategia de eficiencia para evitar el desperdicio y el gasto energético. Convierten, por ejemplo, las proteínas en aminoácidos, moléculas grandes de azúcar en azúcares simples, y lípidos en ácidos grasos sencillos.

Eliminación

La segunda finalidad de la digestión es que se eliminan organelos o proteínas que se hayan deteriorado con el tiempo. Los organelos deteriorados pueden generar especies reactivas de oxígeno, causantes del envejecimiento. Los lisosomas tienen la capacidad de englobar a estos organelos por completo e incluso porciones de citoplasma que necesiten ser renovados.

Regulación

Por otro lado, el proceso ayuda también a regular el crecimiento celular, dando balance a la célula y regulando también a la homeostasis celular, que mantiene a la célula en balance ante posibles cambios externos. En caso de que la célula esté completamente deteriorada, los lisosomas llevan a apoptosis o muerte celular programada, donde autodestruyen a la célula.

Colaboración

Por último, los lisosomas colaboran para deshacerse de amenazas externas como bacterias o virus, procesándolos para deshacerlos y expulsarlos ya inactivos. Si te estás preguntando si ¿Los virus son seres vivos? o quieres conocer los Tipos de bacterias, te recomendamos estos dos posts.

El proceso de los lisosomas se completa mediante endocitosis, proceso donde se engulle a las partículas en cuestión, y las envuelve en vesículas. Estas vesículas se llaman vacuolas digestivas y, una vez que procesan el contenido, lo liberan de nuevo en el para que sean reutilizados por la célula. Lo que no puede digerirse es liberado de la célula.

Cuando los lisosomas no funcionan bien pueden llevar a múltiples enfermedades. Al tener varias funciones, las enfermedades que se derivan del mal funcionamiento son múltiples. Son poco frecuentes y de origen genético, pero algunas de ellas son la enfermedad de Gaucher y la de Pompe.

Lisosomas: definición, características y función - Función de los lisosomas

Estructura de los lisosomas

Los lisosomas son organelos relativamente sencillos en cuanto a estructura. Se componen de una bicapa lipídica, donde se insertan proteínas transportadoras que permiten el paso de partículas al interior y al exterior. Dentro de dicha capa se encuentran los numerosos enzimas que procesan las partículas, que pueden ser:

  • Alfa glucosidasa
  • Colagenasa
  • Elastasa
  • Ribonucleasa
  • Lipasas

Tales enzimas funcionan con sustratos específicos y pueden clasificarse según la molécula que procesan. Las proteasas degradan proteínas, las nucleasas de tipo DNAasa y RNAasa procesan ácidos nucleicos, los glúcidos se descomponen por las lisozimas y glucosidasas, los lípidos por fosfolipasas y lipasas, los fosfatos de moléculas orgánicas por fosfatasas y los ésteres de sulfato por arilsulfatasas.

Si deseas leer más artículos parecidos a Lisosomas: definición, características y función, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Biología.

Bibliografía
  • Devlin, T. (2015). Bioquímica con aplicaciones clínicas. Barcelona: Editorial Reverté.
  • Universidad Miguel Hernández. (2003). Organización general de las células: Citosol y sistema de endomembranas. Disponible en: http://retina.umh.es/docencia/confsvivos/temas/TEMA_14_lisosomas.pdf

Escribir comentario

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?
1 comentario
Su valoración:
Maia
me gusto
Lisosomas: definición, características y función
1 de 3
Lisosomas: definición, características y función

Volver arriba