Compartir

Plantar aloe vera: cuándo y cómo hacerlo

 
Por Mª Belén Acosta, Técnica en jardinería y recursos naturales y paisajísticos. 25 octubre 2019
Plantar aloe vera: cuándo y cómo hacerlo

El aloe vera, de nombre científico Aloe Barbadensis y también llamado sábila, es una planta suculenta muy popular, ya que además de tener un porte llamativo y muy bonito, cuenta con una gran cantidad de propiedades medicinales que la hacen muy beneficiosa para la piel y como digestivo.

Si quieres aprender cuándo y cómo plantar aloe vera y cuáles son sus cuidados básicos, sigue leyéndonos en este artículo de EcologíaVerde en el que encontrarás una guía práctica muy útil.

También te puede interesar: Cuidados del aloe vera

Cuándo plantar aloe vera

El mejor momento para plantar el aloe vera es al final del invierno, una vez las heladas han terminado. Si lo plantas cuando todavía el clima es muy frío, es muy probable que no salga adelante, ya que las condiciones para su crecimiento no serán óptimas y necesitará hacer un sobreesfuerzo importante.

Sin embargo, si vives en una zona con un clima templado o si lo plantas directamente en maceta en el interior en el que mantienes una temperatura cálida estable, puedes plantarlo prácticamente durante todo el año, siendo el otoño y los inicios de primavera especialmente recomendables.

Cómo plantar aloe vera paso a paso

La mejor forma de plantar aloe vera es hacerlo a partir de hijos, hijuelos o brotes de una planta madre, ya que crecerá mucho más rápido y fácilmente que a partir de semillas. Este método es compartido por una gran cantidad de plantas suculentas, que son más sencillas de reproducir así. Para plantar aloe vera fácilmente, sigue estos pasos:

  1. Prepara un sustrato con un muy buen drenaje, al que además hayas preparado un lecho de grava gruesa que mantenga alejado el exceso de humedad de la planta. Además, es necesario que la maceta elegida tenga una buena profundidad y disponga de agujeros de drenaje. El sustrato debe ser rico en abono orgánico, y puedes añadirle un aporte de perlita. Una mezcla de sustrato universal y turba puede servir como base.
  2. Entierra la planta hasta donde nacen sus hojas, con cuidado de no dañar sus raíces, y no la riegues hasta pasadas dos semanas, de forma que tenga tiempo para adaptarse.
  3. Ubica la planta en una zona cálida, donde reciba luz del sol y a ser posible, en un lugar relativamente húmedo. Ten cuidado con los excesos en este punto, y no la expongas al sol de mediodía de verano o a humedades tan altas que puedan aparecer hongos.
  4. Pasadas las dos primeras semanas, puedes llevarla a su ubicación definitiva, donde debes regarla cada 2 o 3 semanas en función del clima local.
Plantar aloe vera: cuándo y cómo hacerlo - Cómo plantar aloe vera paso a paso

Cuándo trasplantar un aloe vera

La mayoría de veces el trasplante del aloe vera se lleva a cabo para poder multiplicar o reproducir la planta. Para esto pueden usarse los hijos que aparecen en la base de la planta madre, que pueden separarse prácticamente desde su aparición, separándolos con cuidado con una herramienta previamente desinfectada.

Si lo que quieres es trasplantar tu aloe vera porque ha crecido demasiado para su maceta actual, la señal de que ha llegado el momento es cuando la planta alcance los bordes de la maceta, o cuando las raíces asomen por los agujeros de drenaje de la maceta.

Te recomendamos leer también estas guías prácticas sobre Cuándo y cómo trasplantar una planta y Cuándo y cómo trasplantar cactus, ya que el aloe vera y los cactus pertenecen a una gran familia.

Cuidados básicos del aloe vera - guía

Esta planta suculenta no es exigente con sus cuidados, pero hay algunos puntos que deben respetarse para que la planta pueda desarrollarse adecuadamente. Estos son los principales cuidados del aloe vera:

Tierra

La sábila agradece contar con un sustrato muy rico en materia orgánica, pero lo realmente necesario es que éste ofrezca un buen drenaje. Las acumulaciones de agua o encharcamientos resultan especialmente dañinas para las plantas suculentas, y pueden pudrir sus raíces con mucha facilidad.

Abono

Un aporte de humus de lombriz a la tierra de forma anual hará mucho bien a nuestro aloe. Este fertilizante orgánico es de los más completos, y puedes llegar a fabricarte tu propia vermicompostadora si tienes un poco de espacio para ello.

En este otro artículo puedes aprender Cómo hacer humus de lombriz.

Luz

El aloe necesita de unas 8 a 10 horas de exposición al sol. Sin embargo, en climas particularmente calurosos o con un sol muy fuerte, puede no convenir que reciba la luz de las peores horas de forma directa, pues sus hojas pueden sufrir daños por quemadura.

Riego

Lo mejor para regar el aloe es el riego por goteo, que aporta humedad a la tierra sin encharcarla. Si no puedes recurrir a esto, riega sólo cuando la tierra esté seca, y hazlo sin encharcar nunca.

Temperatura

La temperatura ideal para el aloe es de entre 17 y 27 ºC. Puede resistir temperaturas de hasta 10 ºC y un poco menos, pero si se ve expuesto a ellas de forma continuada, la planta puede sufrir e incluso morir.

En esta otra guía de jardinería de EcologíaVerde podrás encontrar toda la información sobre los Cuidados del aloe vera. Además, para que sepas cómo aprovechar bien esta planta para la salud, te aconsejamos consultar este otro artículo sobre Cómo hacer gel de aloe vera casero.

Plantar aloe vera: cuándo y cómo hacerlo - Cuidados básicos del aloe vera - guía

Si deseas leer más artículos parecidos a Plantar aloe vera: cuándo y cómo hacerlo, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Cultivo y cuidados de las plantas.

Escribir comentario sobre Plantar aloe vera: cuándo y cómo hacerlo

¿Qué te ha parecido el artículo?

Plantar aloe vera: cuándo y cómo hacerlo
1 de 3
Plantar aloe vera: cuándo y cómo hacerlo

Volver arriba