Compartir

Plantar orégano: cuándo y cómo hacerlo

Por Mª Belén Acosta, Técnica en jardinería y recursos naturales y paisajísticos. 18 octubre 2019
Plantar orégano: cuándo y cómo hacerlo

El orégano, de nombre científico Origanum vulgare, es una planta aromática muy popular por sus propiedades tanto culinarias como beneficiosas para la salud. Se trata de un ingrediente fundamental de la dieta mediterránea, cuyas hojas se consumen habitualmente secadas para condimentar platos o para hacer infusiones.

Si quieres tener esta planta aromática en casa y aprender a cuidarla para aprovecharla, acompáñanos en este artículo de EcologíaVerde sobre cuándo y cómo plantar el orégano, cuidarlo y secarlo para su consumo.

También te puede interesar: Plantar aloe vera: cuándo y cómo hacerlo

Cuándo plantar el orégano

Hacia finales de invierno ya puedes ir preparando los semilleros para sembrar el orégano. Si quieres plantar directamente en su ubicación definitiva tendrás que esperar hasta la primavera, cuando las temperaturas no desciendan por debajo de los 19 ºC, pero nosotros recomendamos adelantar la siembra utilizando el método del semillero. Es importante que la habitación en que el semillero se encuentre mantenga una temperatura estable de entre 19 y 22 ºC.

Cómo plantar el orégano

Sigue estos pasos para sembrar semillas y luego plantar el orégano:

  1. Si tienes tus semillas de orégano, prepara unos semilleros con sustrato hecho con una parte de turba, una parte de fibra de coco y una parte de humus de lombriz, además de un pequeño añadido de vermiculita y perlita. Este es un sustrato universal para semilleros que funciona muy bien y puedes hacer en casa por no mucho dinero.
  2. Esparce las semillas de orégano por los semilleros, para luego cubrirlas y riega pulverizando para que el agua no las amontone todas en el mismo punto.
  3. Mantén los semilleros en una habitación iluminada pero no expuestos a la luz solar directa, a una temperatura de entre 19 y 22 ºC, y riega lo suficiente para mantener el sustrato húmedo pero nunca encharcado.
  4. Pasadas unas tres semanas, tus semillas de orégano deberían haber germinado y crecido lo suficiente para estar listas para el trasplante a maceta o exterior.
  5. Al hacerlo, asegúrate de que las ubicas en una maceta con al menos 30 cm de profundidad, y si las plantas en tierra, respeta algo menos de medio metro de distancia entre plantas.

También es posible y muy recomendable reproducir el orégano por esquejes, ya que estos enraizan con mucha facilidad y la reproducción tiende a ser un éxito.

  1. Para llevar a cabo el esqueje, corta una rama de al menos 10 cm de la planta en primavera. Es recomendable hacerlo por debajo de un nudo, y liberar además la mitad inferior del tallo de ramas secundarias.
  2. Una vez hecho esto, sumerge el tallo en agua, y cámbiala cada dos días.
  3. No deberías tardar mucho en ver aparecer las primeras raíces. El orégano no necesita del uso de enraizantes para estimular la aparición de raíces, pero si te parece que tu planta necesita un empujón, puedes usar alguno de los enraizantes naturales que hay, como la canela en polvo.
  4. Una vez la rama haya desarrollado raíces, estará lista para ser plantada.
Plantar orégano: cuándo y cómo hacerlo - Cómo plantar el orégano

Planta de orégano: cuidados básicos

Ahora que ya conoces cómo plantar el orégano, tanto consiguiendo los plantones desde las semillas como por esquejes, aprende los cuidados básicos de la planta de orégano:

Sustrato

El orégano es una planta que no es exigente con el tipo de suelo. Usa sustrato genérico, y simplemente añádele un aporte de humus de lombriz para enriquecerlo en materia orgánica. Este añadido de materia orgánica conviene repetirlo una vez al año, para enriquecerlo y evitar que el suelo se compacte en exceso.

Luz

Esta planta aromática agradecerá también recibir luz directa del sol durante al menos 4 horas al día. Pon la maceta o la planta en un lugar lo más soleado posible.

Riego del orégano

Como a la mayoría de plantas, al orégano no le gusta que su sustrato se encharque. De hecho, esto es muy perjudicial para casi cualquier planta. Riega de forma periódica, pero sin un exceso de agua, de forma que el sustrato tenga siempre algo de humedad, pero nunca se anegue.

Temperatura

El orégano puede resistir temperaturas bajas, pero su calidad como aromática e ingrediente será mayor si crece en climas cálidos.

Cómo secar el orégano

El orégano debe recolectarse después de que la planta haya florecido, por lo que lo habitual es cosechar el orégano al inicio del verano, que es cuando sus hojas son más aromáticas y sabrosas. Para secar el orégano

  1. Corta las ramas que quieras cosechar con unas tijeras de podar debidamente desinfectadas, haciendo un corte limpio a ras de suelo o de la mitad superior del tallo.
  2. Ata los tallos en un ramillete con un hilo o cuerda.
  3. Cuélgalo boca abajo en algún lugar seco, ventilado y a la sombra.
  4. Dependiendo del clima local, tardará un tiempo variable en secarse por completo, aunque el tiempo promedio está alrededor de una semana.
  5. Una vez seco, separa las hojas y flores de los tallos, y almacénalos en algún recipiente hermético.

Si te gustan este tipo de plantas te recomendamos conocer mejor los Tipos de plantas aromáticas con esta guía y Cómo cultivar hierbas aromáticas en casa con esta otra guía.

Plantar orégano: cuándo y cómo hacerlo - Cómo secar el orégano

Si deseas leer más artículos parecidos a Plantar orégano: cuándo y cómo hacerlo, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Cultivo y cuidados de las plantas.

Escribir comentario sobre Plantar orégano: cuándo y cómo hacerlo

¿Qué te ha parecido el artículo?
1 comentario
Su valoración:
Antonino
Me encanta el Tema y siempre quiero aprender algo mas, Gracias.-

Plantar orégano: cuándo y cómo hacerlo
1 de 3
Plantar orégano: cuándo y cómo hacerlo

Volver arriba