Compartir

Podar romero: cuándo y cómo hacerlo

Por Mª Belén Acosta, Técnica en jardinería y recursos naturales y paisajísticos. 28 enero 2020
Podar romero: cuándo y cómo hacerlo

El Rosmarinus officinalis, llamado comúnmente romero, es una planta aromática originaria de la zona mediterránea. Se trata de un arbusto que puede llegar a alcanzar alturas de hasta 2 metros, y es muy reconocible por sus pequeñas flores violetas o blancas, así como por sus hojas finas y alargadas. El romero es muy popular por su gran cantidad de propiedades tanto medicinales como culinarias, por lo que resulta un ingrediente muy usado en muchos platos de dieta mediterránea. Aunque esta planta no necesita de muchos cuidados, su poda merece ser tratada en profundidad, pues aunque no es vital para la planta, sí ayuda a mantenerla en buen estado y con la forma deseada. Si quieres aprender cómo podar el romero, sigue leyendo en este artículo de EcologíaVerde en el que encontrarás una guía práctica muy útil.

También te puede interesar: Cómo cuidar la planta de romero en maceta

Cuándo podar el romero

Hay dos podas diferenciadas que realizar al romero. Como hemos dicho, ninguna de ellas es necesaria para la planta, pero ambas tienen su propia función.

Poda de formación del romero

Esta poda es parecida a la que se aplica a los árboles frutales, salvando las distancias evidentes. Esta se realiza poco después de plantar el romero o, si lo hemos plantado desde semilla, cuando crezca lo suficiente para poder ir moldeándolo.

Poda de limpieza del romero

Este otro tipo de poda se realiza para mantener la planta lo más sana posible. Tanto esta poda como la otra deben hacerse en los meses cálidos, al menos 4 o 6 semanas antes de que lleguen las primeras heladas. Por esto, el inicio de la primavera, pasado ya el frío, este es un buen momento. De hecho, la poda de rejuvenecimiento o limpieza de romeros viejos debe hacerse siempre en este momento.

Podar romero: cuándo y cómo hacerlo - Cuándo podar el romero

Cómo podar el romero paso a paso - 2 tipos de poda

Como en todos los tipos de podas, antes de empezar hay que desinfectar adecuadamente las herramientas de corte que vayamos a utilizar. Una vez aclarado este punto, podemos pasar a cómo podar el romero paso a paso según los dos tipos de poda.

Cómo podar el romero para darle forma

La poda de formación, que se hace en cuanto el arbusto empieza a adoptar una forma moldeable, es decir, cuando empieza a tener una mínima densidad. El romero no es un árbol frutal de cuya futura producción debamos preocuparnos, así que simplemente tendrás que visualizar qué forma quieres darle y podar en consonancia. Si lo que quieres es realizar una poda de mantenimiento, o simplemente no quieres que el arbusto llegue a crecer hasta los 2 metros que puede alcanzar, una poda anual o cada dos años dará muy buenos resultados.

  1. Céntrate en una poda suave, ya que una poda demasiado drástica podría resultar dañina para el arbusto.
  2. Coge las tijeras de poda y corta las ramas secas y aquellas que estén marchitas o den signos de mal estado.
  3. Una vez retiradas estas, empieza a acortar las sanas que sean demasiado largas.
  4. Ve alejándote un poco de la planta para tener una mejor perspectiva de su forma y aspecto para seguir cortando ramas correctamente.
  5. No reduzcas nunca su altura más de un tercio de una sola poda, y si fuese necesario una reducción muy drástica, hazla en varias etapas, dando a la planta tiempo suficiente para recuperarse del daño que, al fin y al cabo, cada poda supone.

Cómo podar el romero - limpieza o rejuvenecimiento

Otro caso es el de los romeros de mucha edad que están dejando de crecer y necesitan una poda de rejuvenecimiento. Este es un recurso drástico que puede poner en peligro la planta, y debe realizarse solo cuando estemos seguros de querer devolver el romero a un estado de mayor crecimiento y actividad. No todos los arbustos leñosos pueden soportar podas tan agresivas. De hecho, el romero es uno de los pocos que puede hacerlo. Sigue estos pasos para podar romero para rejuvenecerlo:

  1. Coge las tijeras para podar y empieza a podar las ramas demasiado secas o viejas de la planta hasta su misma base, es decir, córtalas entera.
  2. Ve retirando una a una y alejándote un poco para observar bien la planta completa y detectar mejor las ramas a cortar. Conforme cortes las más externas tendrás que mirar más de cerca para detectar algunas que queden en la parte interior del follaje.
  3. Deja solo las ramas que aún parezcan fuertes y saludables, aunque ten en cuneta que, si ha pasado mucho tiempo desde que se podó por última vez esta planta o no se ha cuidado mucho, puede ocurrir que ninguna de las ramas esté en buenas condiciones, así que quizás tengas que cortarlas todas.
Podar romero: cuándo y cómo hacerlo - Cómo podar el romero paso a paso - 2 tipos de poda

Cuidados básicos del romero

Sigue estas indicaciones sobre cómo cuidar una planta de romero para mantener el tuyo en el mejor estado posible:

  • Clima: como planta originaria de la zona mediterránea que es, el clima ideal para el romero es el templado o cálido. Sin embargo, la gran capacidad de adaptación de este arbusto le permite desarrollarse también en climas fríos. Este puede resistir heladas suaves, pero las severas o prolongadas nos obligarán a protegerlo de alguna manera.
  • Luz: el romero agradece recibir una gran cantidad de luz directa, a menos que se trate de climas excepcionalmente calurosos, en cuyo caso será mejor protegerlo de las horas de incidencia más intensa.
  • Tierra o sustrato: lo más importante en este punto es que el suelo ofrezca un buen drenaje, ya que esta planta está acostumbrada a cierta aridez. Prefiere los suelos secos, por lo que debes evitar todo lo posible los de tipo arcilloso.
  • Abono: puedes utilizar abono general en los meses cálidos. Si te decantas por el orgánico, como el humus de lombriz o el compost, bastará con que añadas un par de centímetros de este al suelo en primavera.
  • Riego. No abuses nunca de los riegos, evitando a toda costa encharcar la planta, pues podría provocar la pudrición de sus raíces. Riega sin mojar la parte aérea del arbusto, aproximadamente cada diez días, cuando notes el suelo seco. Puedes consultar este otro post sobre Cuándo regar las plantas para tener una mejor idea de cuándo regar el romero.

Para terminar, te recomendamos la lectura de estas otras guías de jardinería que tratan sobre esta planta. Aprende con estos otros posts Cómo cuidar la planta de romero en maceta y Cómo plantar romero.

Si deseas leer más artículos parecidos a Podar romero: cuándo y cómo hacerlo, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Cultivo y cuidados de las plantas.

Escribir comentario sobre Podar romero: cuándo y cómo hacerlo

¿Qué te ha parecido el artículo?
1 comentario
Su valoración:
oscar
B DIA. COMO PREPARAR ROMERO AL OLIVA ,PASO A PASO. Y TENGO UNAS PLANTAS DE LIMON EN MACETA, COMO TENGO QUE HACER PARA QUE CRESCA....SDS...OSCAR

Podar romero: cuándo y cómo hacerlo
1 de 3
Podar romero: cuándo y cómo hacerlo

Volver arriba