Compartir

Por qué es importante cuidar el agua

 
Por Ariadna García-Astillero, Bióloga. 15 julio 2019
Por qué es importante cuidar el agua

La vida en la Tierra existe gracias a la presencia de agua en el planeta, sobre todo por la que se encuentra en estado líquido. El “oro azul” como ya se ha comenzado a llamar a este recurso, recibe dicho nombre por la importancia que tiene para nuestra existencia y a la vez por su escasez. Aunque tres cuartas partes del planeta sean agua, solo un pequeñísimo porcentaje puede ser usado por los humanos. Por ello, es preciso cuidar el agua que tenemos porque de ella depende nuestro presente y futuro. En EcologíaVerde vamos a hablar de por qué es importante cuidar el agua, cómo cuidarla y sobre más aspectos relacionados.

También te puede interesar: Seis maneras de cuidar el medio ambiente

Por qué es importante cuidar el agua

Existen numerosas razones por las que el agua es importante para nosotros y por ello debemos cuidarla. A continuación, se exponen algunas de ellas, las cuales también reflejan los motivos por los que es importante cuidarla.

El agua es importante para nuestra salud

Médicos, científicos, nutricionistas y otros especialistas de la salud recomiendan beber entre un litro y medio y dos litros de agua al día, pero ¿por qué? La respuesta es que el agua es el elemento más necesario para nuestra vida. Nuestro cuerpo está formado en un 70% de agua, el 95% del peso de nuestro cerebro es agua, nuestra sangre contiene un 85% de agua y nuestros pulmones un 90%. Cada célula de nuestro cuerpo contiene alrededor de un 70-80% de agua. Pero el agua también cumple funciones a parte de la hidratación de nuestras células y órganos. El agua es el medio donde ocurren reacciones químicas como por ejemplo en la fabricación de proteínas, también es el medio de transporte de iones y nutrientes, ayuda a limpiar de toxinas nuestro organismo arrastrando nuestros productos de excreción, participa en la digestión, regula nuestra temperatura corporal y desempeña otras funciones. Como vemos el agua es esencial para nuestras vidas porque en parte somos agua.

El agua es escasa

Otra de las razones por la que es muy importante cuidar el agua es su escasez. El agua dulce es escasa, pero el agua dulce potable es aún más escasa y no está igualmente repartida por el planeta. Aquí te contamos más acerca de Qué es el agua potable y sus características.

Si has nacido o vives en un país donde no hay escasez de agua eres afortunado y deberías valorar, respetar y cuidar este bien tan preciado, ya que en otras partes del planeta la gente muere por no tener acceso a agua. Desde la antigüedad, el agua ha sido fuente de conflicto pues la persona o el pueblo que controlara la fuente de agua tenía el poder. Hasta el presente se han documentado 343 guerras en el mundo por el acceso al agua y son muchos más los que se podrían producir si no cuidamos el agua que nos queda. El primer conflicto data del año 2.500 a.C. en Mesopotamia cuando el rey de Lagash construyó una serie de canales que desviaban el agua del río e impedían que llegara a la ciudad de Umma, la actual Bagdad. Pero hoy en día, muchos de los conflictos presentes están causados por la misma razón, véase el caso de Israel, Palestina y Jordania, dónde Israel controla todas las fuentes de agua limitando el acceso a ella al resto de países. En el caso de la guerra de Siria, el agua también ha sido uno de los motivos de guerra, la sequía y consiguiente pobreza promovieron el levantamiento popular contra el régimen del país. Y existen muchos más conflictos como el del río Nilo entre Egipto y Etiopía por la construcción de una presa en el nacimiento del río, o el caso de las centrales hidroeléctricas construidas en los ríos Tigris y Éufrates en Turquía que dejan al resto de países aguas abajo sin energía y agua, y otros casos en Asia Oriental, Latinoamérica, África Central o incluso entre Estados Unidos y México. La lucha por el control de este recurso sin duda hace ver que el agua es muy importante.

También te recomendamos conocer con este otro post Por qué el agua es un recurso renovable pero limitado.

El agua en el medio ambiente

Si para los seres humanos el agua es importante, también lo es para el resto de seres vivos. Las plantas necesitan agua para hacer la fotosíntesis y los animales necesitan beber agua al igual que nosotros para hidratarse y que su organismo realice el resto de funciones.

Pero no solo eso, el agua es el medio donde viven muchísimos seres vivos como animales, bacterias, plantas, protozoos, hongos, etc. Además, el agua ayuda a regular la temperatura y los climas que hay en el planeta, es sumidero de CO2 y fuente de oxígeno, también es el medio de transporte que lleva nutrientes a todas las zonas del planeta para que sean aprovechados por todos los organismos y por supuesto es fuente de energía. Energía que puede ser aprovechada para producir movimiento, electricidad y calor.

La calidad del agua también importa

Como hemos visto la existencia de agua y su cantidad es muy importante y, por ello, es necesario cuidarla. Pero la calidad del agua es aún más importante, ya que beber agua contaminada puede ser peor que incluso no tener agua. El agua contaminada es fuente de enfermedades, infecciones e incluso provoca la muerte. Según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) 844 millones de personas no tienen acceso a un servicio mínimo de agua potable y unos 2000 millones de personas toman agua de fuentes de agua potable contaminadas por heces. De acuerdo con esta misma organización, el agua contaminada puede favorecer la aparición y transmisión de enfermedades infecciosas como el cólera, la diarrea, la polio y la disentería o gastroenteritis. Con todo esto, se estima que la contaminación del agua potable es responsable de más de 502.000 muertes al año.

Los humanos somos los principales responsables del empeoramiento de la calidad de todas las aguas que existen en el planeta. El vertido de aguas residuales sin tratar, de sustancias contaminantes como residuos radiactivos, industriales, petróleo y otros combustibles, de insecticidas y fertilizantes, de fármacos, drogas, hormonas, nanopartículas, plásticos y cualquier otro desecho de origen artificial están contaminando el agua, este recurso tan esencial sin el cual no podríamos vivir. Por tanto, si queremos vivir en este planeta hay que cuidar la cantidad y la calidad de nuestras aguas dulces, superficiales y subterráneas, y saladas.

Aprende todo acerca de las Causas y consecuencias de la contaminación del agua, y muchos más datos sobre este tema, en este otro artículo.

Por qué es importante cuidar el agua - Por qué es importante cuidar el agua

La importancia del ahorro del agua

Podríamos decir que hay dos razones principales por las que hay que ahorrar agua, la primera como se ha comentado antes es que el agua es escasa y la segunda es que somos muchos los que habitamos el planeta y necesitamos el agua para vivir.

En relación a los seres humanos y el agua que podemos beber es necesario recordar lo siguiente: de toda el agua que existe en el planeta el 97% es agua salada y, por tanto, no es apta para el consumo humano. Esto deja en un 3% la cantidad total de agua dulce en el planeta, pero no toda está disponible, es decir, el 2,5% de esa agua se encuentra en los glaciares, en la atmósfera, el suelo o como aguas subterráneas. Por tanto, solo disponemos de un 0,5% de agua para el consumo humano y si contamos con que esa agua sea además potable el porcentaje es aún menor. A esto hay que sumarle también que las reservas de agua y las precipitaciones están distribuidas de forma irregular por el planeta.

Por otro lado, actualmente somos más de siete mil millones de personas en el planeta, esto supone que ese 0,5% de agua disponible hay que repartirlo entre siete mil millones de personas y sumando. Estos dos hechos por sí solos serían suficientes para pensar que hay que ahorrar agua, ya vivas en un país con escasez o con superávit de agua.

Pero hay más razones por las que ahorrar agua, como el cambio climático o la contaminación de las aguas. La contaminación del agua hace que muchas fuentes de agua dejen de estar disponibles para nuestro consumo y hoy en día las aguas tienen contaminantes que aún no somos capaces de eliminar. Hace algunos cientos de años y en el presente en algunos países la principal causa de mortalidad por beber agua contaminada era la falta de purificación del agua y el vertido de heces y orines y, por tanto, la gente moría por infecciones, diarreas y otras enfermedades causadas por microrganismos patógenos. Afortunadamente, y sobre todo aquellos que vivimos en el mundo desarrollado hemos conseguido combatir estas enfermedades desinfectando el agua que bebemos y mejorando la higiene y los sistemas de saneamiento. Aquí te explicamos los Tipos de tratamiento de aguas residuales.

Pero ahora, además, estamos vertiendo a las aguas tóxicos que no podemos eliminar y ya hay estudios que muestran ese impacto al encontrar sustancias como cafeína o microplásticos en agua del grifo y embotellada. Ahorrar agua también es importante para que aquella que permanece limpia no adquiera estos contaminantes, porque como hemos dicho también hay que cuidar la calidad del agua.

Cómo cuidar el agua: ahorro y cuidado de su calidad

Una vez que sabemos por qué es importante el agua y también por qué es importante cuidarla y ahorrarla, vamos a hablar de qué podemos hacer los ciudadanos de a pie para cuidar el agua. Lo más sencillo es ahorrar agua y reciclar. En EcologíaVerde vamos a daros unos consejos sencillos, pero la imaginación es infinita y puede ser que se os ocurran nuevas alternativas. Si es así, la mejor idea es compartirlo para que otros también puedan hacerlo.

Hay muchas maneras de ahorrar agua en casa y algunas de ellas son:

  • Ducharse en vez de bañarse.
  • Cerrar el grifo mientras nos estamos lavando la cara, los dientes o las manos y se debe hacer lo mismo cuando se estén lavando los platos.
  • No tirar residuos como papeles o envoltorios al inodoro, tíralos a una papelera y recicla siempre que sea posible.
  • Poner lavadoras y lavavajillas cuando éstos estén totalmente llenos para así aprovechar al máximo el agua. Además, se aconseja poner programas cortos para ahorrar aún más agua.
  • Regar las plantas con regadera o por sistemas de goteo en vez de usar la manguera por la que se pierden más litros de agua. También es importante regar a primera o última hora del día para que las plantas tengan agua durante más horas y no se evapore tanto como en las horas centrales del día. Aquí puedes aprender fácilmente Cómo hacer un sistema de riego por goteo casero.
  • No esperar a que el agua del grifo se enfríe o se caliente mientras está abierto. Puedes poner agua en la nevera o recoger el agua en un cubo mientras adquiere la temperatura que quieres y luego usarla para limpiar o regar las plantas.

En este otro artículo puedes conocer más Trucos para ahorrar agua en casa.

Además, para cuidar la calidad de las aguas también podemos hacer lo siguiente:

  • Gastar menos jabones y suavizantes, o comprarlos libres de fosfatos. La mayoría de los jabones contienen fosfatos que aumentan la eutrofización de las aguas.
  • Lavar la ropa en frío y también en la lavadora. La mayor parte de los tejidos actuales son sintéticos y tienen algún componente plástico, por lo que las altas temperaturas degradan el plástico y rompen el tejido, las fibras escapan por las cañerías y llegan a ríos y océanos aumentando la cantidad de plásticos en ellos.
  • No tirar basura a ríos, lagos o al mar ya que ensucia el medio ambiente y además puede poner en peligro a otros seres vivos. Guarda los residuos hasta que encuentres una papelera o los contenedores pertinentes y si puedes reciclar, mucho mejor.
  • No tirar los productos de higiene femenina por el inodoro. Deben desecharse en la papelera pues contienen plástico, contienen material biológico que puede ser contaminante y también pueden obstruir las tuberías. Si no deseas gastar tanto plástico existen alternativas como la copa menstrual que está hecha de silicona natural es reutilizable y se puede esterilizar varias veces.
  • Evitar el uso de innecesario de medicamentos. No tomes antibióticos si no te los ha recetado el médico y evita el uso de antiinflamatorios y analgésicos si no es estrictamente necesario, como el ibuprofeno o paracetamol, ya que contaminan las aguas, aparte de ser más beneficioso para tu salud. Estudios científicos recientes han descubierto concentraciones alarmantes de antibióticos y medicamentos en cursos de agua naturales y efectos en organismos acuáticos. Para desinflamar y/o aliviar dolores leves o medios, puedes sustituirlos con terapias naturales basadas en plantas medicinales (busca fuentes de información fiables o especialistas) o técnicas de relajación y descanso.
  • No comprar productos cosméticos que contengan microesferas de plásticos como pastas de dientes o exfoliantes. También existen exfoliantes ecológicos que contienen sal o piel de almendras que tienen el mismo efecto y no contaminan.
  • Y, sobre todo, no tirar líquidos peligrosos y contaminantes por el fregadero, inodoro o directamente a los ríos como aceites, disolventes, pinturas o combustible. Los puntos limpios existen para deshacerte de estas sustancias de una forma más adecuada.
Por qué es importante cuidar el agua - Cómo cuidar el agua: ahorro y cuidado de su calidad

Si deseas leer más artículos parecidos a Por qué es importante cuidar el agua, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Otros medio ambiente.

Escribir comentario sobre Por qué es importante cuidar el agua

¿Qué te ha parecido el artículo?

Por qué es importante cuidar el agua
1 de 3
Por qué es importante cuidar el agua

Volver arriba