Compartir

Por qué es tan malo el aceite de palma

 
Por Enrique Arriols. Actualizado: 6 agosto 2018
Por qué es tan malo el aceite de palma

Cada vez son más los productos que se comercializan utilizando aceites de oliva o de girasol en su elaboración en sustitución al famoso aceite de palma que, hasta hace unos años, estaba presente en la mayoría de los productos alimenticios elaborados y precocinados. Sin embargo, ¿sabes por qué es tan malo el aceite de palma y qué consecuencias tiene su consumo tanto para la salud como para el medio ambiente? Si quieres profundizar un poco más en tema sigue leyendo EcologíaVerde y te lo contamos.

También te puede interesar: Qué son los parabenos y sus consecuencias

Qué es el aceite de palma y por qué se usa tanto

El aceite de palma es un aceite con diversos usos que se obtiene de la palma (Elaeis guineensis), un árbol original de África occidental y que, a día de hoy, se cultiva en regiones tropicales y ecuatoriales de todo el planeta. Este aceite se ha conocido desde tiempos muy antiguos y, de hecho, ya era ampliamente usado en Guinea Ecuatorial para cocinar y producir cosméticos hace muchos años.

Sin embargo, su uso se ha popularizado en las últimas décadas debido a que se trata de un cultivo muy eficiente a la hora de obtener aceite, ya que, a diferencia de otros cultivos, el aceite se obtiene tanto de la semilla como del fruto de la palma. Esto genera una cantidad mayor de aceite que, después de ser refinado, se ve incrementado considerablemente. De este modo, se obtiene una producción muy elevada de este producto que se puede comercializar a un precio barato y que ofrece beneficios económicos considerables a las empresas productoras, ya que se usa tanto en el sector alimenticio como en el industrial (elaboración de aceites industriales, cosméticos, biocombustibles, etc.).

Qué efectos tiene el aceite de palma en la salud

No obstante, el hecho de que se use de forma generalizada en el sector alimenticio no significa que sea bueno para la salud, sino, simplemente, que es barato. De hecho, el aceite de palma es uno de los pocos aceites vegetales que actúan como grasas saturadas en nuestro organismo. Es decir, que su consumo es tan malo como cuando se consumen grasas animales.

El efecto más importante que tiene en la salud es el aumento del colesterol LDL (el malo), lo que conlleva todas las enfermedades cardiovasculares asociadas a dicho aumento. Entre estas enfermedades caben destacar los accidentes cerebrovasculares, taponamiento de las arterias, hipertensión, problemas renales y, sobre todo, la posibilidad de padecer infartos.

De este modo, aunque sea una aceite barato que se pueda usar en la elaboración de alimentos preparados, o incluso en la propia cocina, se trata de un aceite nada aconsejable para la salud que, de hecho, deberíamos reducir al mínimo consumo posible, cuando no un consumo nulo.

Qué efectos tiene el consumo de aceite de palma en el medio ambiente

Pero, por si los problemas de salud asociados a su consumo fueran pocos, el uso del aceite de palma además conlleva una serie de problemas medioambiantales gravísimos que hacen que sea un producto a evitar también desde una perspectiva ambientalista.

El problema principal que tiene el uso de aceite de palma para el planeta es que hay que cultivarlo y, como es una planta de origen ecuatorial, los climas en los que mejor se desarrolla son precisamente el ecuatorial y el tropical. Sin embargo, estas áreas geográficas son también las que acogen el mayor número de selvas y bosques primarios (aquellos bosques que son vírgenes y que no han sido modificados por la acción del hombre). De hecho, se trata de los principales pulmones de nuestro planeta, como puedan ser el Amazonas o las selvas de Indonesia.

En consecuencia, estas zonas están siendo deforestadas para destinar el terreno al cultivo de la palma de la que se obtiene su aceite. Esto provoca la destrucción de miles y miles de hectáreas de zonas verdes de altísimo valor ecológico, ya que se trata de áreas que absorben una cantidad muy elevada de CO2 y que, además, son el hogar de numerosas especies de flora y fauna que están en peligro de extinción, como es el caso del orangután y el tigre de Sumatra, entre otros.

Por ejemplo, puedes consultar más sobre este tema en este otro artículo de EcologíaVerde sobre la Deforestación del Amazonas: causas y consecuencias.

Qué podemos hacer para solucionar el problema del aceite de palma

En primer lugar, a nivel personal, podemos evitar consumir aceite de palma. De este modo, protegeremos nuestra salud y evitaremos que aumente la demanda de este producto, con lo que ya no será tan rentable deforestar nuevas zonas de bosques primarios para destinarlos al cultivo de la palma. Esto se puede conseguir leyendo las etiquetas de los productos y, cuando veamos que están elaborados con aceite de palma, directamente no comprarlos. Cuando pongas esto en práctica, te darás cuenta de la gran cantidad de productos que usan este aceite.

También es importante evitar aquellos que solo figuran estar elaborados con "aceite vegetal", pero sin especificar el tipo de vegetal del que se trata. Esta es una forma ingeniosa de evitar poner aceite de palma en el etiquetado, ya que, legalmente está permitido, y el consumidor suele asociar "aceite vegetal" con saludable. A pesar de ello, si queremos estar completamente seguros de no estar consumiendo aceite de palma, lo correcto será desconfiar también de estos etiquetados imprecisos.

Así mismo, del mismo modo que debemos fijarnos en las etiquetas de los productos alimenticios, también deberemos hacerlo en los productos cosméticos, ya que estos son otros de los que pueden contener este tipo de aceite, por lo que es importante no bajar la guardia tampoco con ellos.

En segundo lugar, una vez que hayamos evitado la compra de productos con aceite de palma, lo que deberemos hacer es darle un enfoque en positivo. Es decir, adquirir productos que sí que estén elaborados con aceites que sean saludables y no perjudiquen de forma grave el medio ambiente. Esto incluye que se trate de aceites cultivados y producidos en la misma región en la que residamos, lo que contribuirá a reducir su huella de CO2 tanto en la producción como el transporte. Por ejemplo, en el caso de los países europeos de la cuenca mediterránea, sin duda, la mejor opción es decantarse por productos elaborados con aceite de oliva, ya que se trata de un producto saludable y cuya producción es compatible con los objetivos de sostenibilidad agraria.

Por qué es tan malo el aceite de palma - Qué podemos hacer para solucionar el problema del aceite de palma

Si deseas leer más artículos parecidos a Por qué es tan malo el aceite de palma, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Alimentos dañinos para la salud.

Escribir comentario sobre Por qué es tan malo el aceite de palma

¿Qué te ha parecido el artículo?

Por qué es tan malo el aceite de palma
1 de 2
Por qué es tan malo el aceite de palma

Volver arriba